score
México

Razones jurídicas para no extraditar a “Chapo”: especialista. Con Ricardo Rocha

Existe la posibilidad de que se solicite la extradición de manera formal del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera alías “El Chapo” e inicie un proceso conforme al tratado que tienen México y Estados Unidos y que data de la época de Luis Echeverría y el cual plantea dos escenarios.

De acuerdo con el artículo 15 de ese tratado, Guzmán Loera podría ser entregado a Estados Unidos y quede pendiente en México la sentencia que ya le fue impuesta para que una vez que acabe con al trámite legal en ese país y cumpla con la sanción impuesta allá, regrese a nuestro país a continuar con su sentencia.

El otro escenario plantea que se pueda dar una entrega diferida, es decir que se conceda la extradición a Estados Unidos, pero tenga que esperarse en nuestro país a que se cumplan las sentencias que ya tiene impuestas e incluso que se inicien nuevos procedimientos por los delitos que cometió entre la fecha en que se fugó de la justicia mexicana y la de su reaprehensión.

Explicó lo anterior el académico del Departamento de Derecho de la Universidad Iberoamericana, Julio Hernández Barros, quien precisó que no es obligatorio que México entregue en estos momentos al capo, sino que podría esperar hasta que cumpla la sentencia mexicana y terminen los procesos nuevos que le sean imputados.

Entrevistado por Ricardo Rocha, el abogado dijo que el conocimiento que tiene Estados Unidos del crimen organizado en el país es relevante pero en este caso “existe en su favor la garantía de no declarar. El artículo 20 de la Constitución le expresa la garantía no solo de no declarar, sino que incluso se puede mentir ante la autoridad judicial, siendo un procesado, sin que haya una sanción por eso. De manera que veo poco probable que en el caso de él haya una información relevante que pudiera servir al gobierno mexicano, máxime su naturaleza y la gravedad de los cargos que tendrá”.

Además de que se pudiera hacer alguna negociación con él para reducir su sentencia y darle algún privilegio, dado que la sentencia que ya tiene impuesta faltan varios años para que la cumpla y si se toman en cuenta nuevos delitos, pues más.

Por eso “veo difícil que algo se pudiera extraer de esta persona en sus declaraciones, de manera que esa no sería una razón del Estado mexicano para mantenerlo en México. Una razón que podría tener es la jurídica, es decir que tiene una sentencia pendiente e infinidad de órdenes de aprehensión por otros delitos que darían lugar a nuevos procesos penales que también producirán nuevas sentencias y más años de prisión”.

mej



Artículos Relacionados

Back to top button