score
México

Indígenas excarceladas piden a Peña Nieto reparación del daño. Con Denise Maerker

En noviembre pasado cuando el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa se pronunció a favor de Alberta Alcántara y Teresa González, quienes fueron encarceladas de manera injusta y ante la negativa de la PGR de indemnizarlas, hoy las indígenas y sus defensores del Centro Agustín Pro piden la intervención del presidente Enrique Peña para resolver la situación.

En el espacio de Denise Maerker se recordó que en el 2013, el pleno del Tribunal falló a favor de las indígenas para la reparación del daño, sin que hasta el momento la autoridad judicial haya actuado en consecuencia.

El objetivo es que esas mujeres otomíes se les dé una indemnización del Estado debido a que permanecieron encarceladas injustamente por más de tres años ya que las autoridades de la PGR las acusaron por el supuesto secuestro contra seis agentes de la extinta Agencia Federal de Investigaciones (AFI).

Ambas indígenas fueron liberadas vía una resolución de la Primera Sala de la SCJN que demostró la inocencia de las dos mujeres.

El Centro Agustín Pro y Derechos Humanos señalaron que el procedimiento que marca la Ley de Responsabilidad Patrimonial del Estado, es hasta el momento la única vía que las personas en México tienen para reclamar una reparación del daño a su favor cuando la autoridad ministerial actúa de modo irregular y, ello deriva en una reclusión injusta.

En ese sentido, dicen que la indemnización definida como una reparación del daño solo incluye rubros como daños personales y morales y no se refiere a otras medida de reparación más amplias como ordenarle al Estado una disculpa pública o medida a tendientes a garantizar hechos como los que ellas vivieron no se vuelva a repetir.

El Tribunal atrajo el juicio de reparación del daño de Jacinta Francisco Marcial, quien permaneció también privada de su libertad acusada del mismo delito de Alberta y Teresa, las tres originarias de Santiago Mexquititlán en Querétaro, y fueron detenidas en el 2006 y sentenciadas a 21 años de prisión.

Jacinta fue liberada el 15 de septiembre de 2009 por el sobreseimiento de la causa penal, es decir por el desistimiento de la PGR y Alberta y Teresa recuperaron su libertad en abril del 2010 tras ser declaradas inocentes al resolver la SCJN una apelación interpuesta.

Hoy dicen sus abogados que la PGR que no ha querido ceder en los daños fundamentales, sobre todo en el daño económico.

Se recordó que el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa que determinó que hubo irregularidades que implicó un daño patrimonial y moral a las quejosas ordenó un pago de un millón 72 mil 624 pesos y el no hacerlo, sentaría un precedente para que estas cosas no ocurran o para que haya consecuencias pecuniarios para el Estado cuando comete estos errores.

Con información de Héctor Herrera

jgr



Artículos Relacionados

Back to top button