score
México

Intercepción e inteligencia, claves para captura del “Chapo: Loret. Con Denise Maerker

El periodista Carlos Loret de Mola, conductor del noticiero “Contraportada”, expuso que las claves para la captura del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera fueron, en primer lugar, la intercepción de las comunicaciones con tecnología de Estados Unidos y la información que se cruzó con las agencias de esta nación.

En el espacio informativo “Atando Cabos”, indicó que en segundo lugar se encuentra la inteligencia e información que recabaron las autoridades mexicanas, principalmente la Secretaría de Marina (Semar) y la Procuraduría General de la República (PGR) que se encuentra en reestructura desde el inicio del presente sexenio, ya que tuvieron la capacidad de penetrar en el círculo más cercano de uno de los dirigentes del Cártel de Sinaloa y detenerlos.

“Eran cuatro personas las que acompañaban siempre al ‘Chapo’, su jefe de seguridad, su jefe de comunicaciones, digamos su asistente personal, su mandadero y su cocinero, le gusta comer muy bien entonces pues le gustaba siempre fuera una chef, ahí una cocinera con él y muchas veces mandaba a comprar comida a otros lados, todo esto de acuerdo a lo que consta en los expedientes oficiales, en los reportes oficiales, en algunas de las cosas que el propio ‘Chapo’ Guzmán ha dicho de manera informal en sus primeras declaraciones, etcétera”, abundó.

El tercer elemento que fue primordial en su captura, es el hecho de que cuando estuvieron a punto de capturarlo y se les escapó el pasado 17 de febrero en Culiacán, Sinaloa, en lugar de irse hacia la sierra partió hacia Mazatlán para ver a su familia, un error que afirmó, concluyó con su detención en un departamento del conjunto Miramar, situado en el malecón de esta bella ciudad costera, cuyas ventanas frontales daban a la costa y las traseras al edificio ce la Policía Municipal local.

“No era un departamento de lujo, era un departamento bien puesto pero no tenía excéntricos lujos. Fui a su rancho, fui a prácticamente tres de las cinco casas de seguridad que tenía en Sinaloa, no eran espacios lujosos”, explicó y añadió que de acuerdo con las autoridades, sus hijos son los que tienen lujos excéntricos con pantallas gigantes, closets llenos con zapatos y ropa de marcas muy caras, coches deportivos y demás; mientras él se movía en coches de calidad y nivel económico importante, pero que no llamaban la atención.

Al ser cuestionado sobre la bañera que conducía al túnel por el que escapó el capo mexicano el pasado 17 de febrero, Loret de Mola dictó, “¿sabes cómo se habría?; agarras una clavija, la tienes que meter al contacto pero uniendo las dos clavijas, o sea uniendo las dos clavijas del enchufe y ya que metes eso, pues tú pensarías va a hacer un corto circuito; activas un switch que está escondido a un ladito del espejo y entonces ya, se levanta la tina.”

En este sentido, destacó que incluso con una linterna, desde el drenaje pluvial de Culiacán no es posible detectar fácilmente los accesos a los túneles que lo conectan con las casas aseguradas a este grupo criminal en fechas recientes por las autoridades federales, lo que explica el por qué no fueron descubiertos por los encargados del mantenimiento del sistema.

Asimismo, reveló que al cuestionar a las autoridades sobre los constructores de los túneles, le informaron que fueron construidos por dos arquitectos que ya están muertos.

El informador precisó que, de acuerdo con los reportes oficiales, Joaquín Guzmán Loera no dormía por más de dos noches en una misma casa, por lo que se movía de una a otra a través de los túneles antes descritos o en vehículos blindados no muy ostentosos sin avisar con antelación ni a su gente más cercana cuál sería su siguiente destino, motivo por el cual tenían que tener todas las viviendas listas para su arribo en cualquier momento.

“Era muy desconfiado incluso de su propia gente, a veces a este hombre que le dicen ‘El Nariz’ que era como su asistente personal, hay una anécdota concretamente que cuenta esta individuo cuando lo capturan, que dice que una vez lo mandó por un T-bone, por un corte de carne, regresó y le hizo comerse a él el T-bone para que estuviera seguro que no estaba envenenado; en realidad no tenía ganas de comer T-bone ese día ‘El Chapo’ Guzmán al parecer, sino que nada más quería ponerle una prueba y estaba constantemente poniéndoles pruebas a sus cercanos para garantizar la lealtad”, enfatizó.

Otro dato al que Carlos Loret le da singular importancia, es al reconocimiento de las autoridades federales, en el sentido de que Guzmán Loera contaba con un enorme cobijo social y era muy querido en el estado de Sinaloa, principalmente en su natal Badiraguato y en Culiacán.

“Había cinco casas de él, pero alrededor de esas cinco casas, relativamente cerca del Río Humaya, había otras muchas más de sus lugartenientes”, por lo que aseguraron 16 casas, más de 40 vehículos e incluso tres relojes, con un costo de 1.5 millones de pesos cada uno, durante los operativos realizados durante toda la semana pasada en esta ciudad.

Respecto a la llamada que permitió localizar al hombre más buscado del mundo después de Osama Bin Laden, el periodista indicó que “El Chapo” recorrió alrededor de tres kilómetros de drenaje, descalzo y sin lámpara, por lo que aprovechó uno de los espacios que dan las alcantarillas para llamar por celular al jefe de plaza de Culiacán, apodado “El Picudo”, a quien citaron a las afueras de la oficina de la Conagua, junto al Río Humaya.

“Entonces ellos salen del drenaje a unos metros del Palacio de Gobierno, pero en una zona, en el río pues, caminan por la terracería de las laderas del río bueno, corren mejor dicho medio kilómetro más o menos y adelantito del edificio de Conagua, bajo un árbol, ahí es donde lo recogen, se lo llevan según la explicación, 24 kilómetros hacia Mazatlán. Ahí hace el cambio de coche y pasa con otro de sus operadores, otro de sus gerentes que lo lleva hacia Mazatlán.”

Finalmente, destacó que los motivos que permitieron la fuga del “Chapo”, radican en que mientras una puerta normalmente se puede abrir en máximo cuatro segundos, las autoridades tardaron ocho minutos en abrir la puerta de la casa en la que estaba Guzmán Loera, debido a que tenía unas trancas de acero, era extremadamente gruesa y contaba con cuatro compartimentos de agua.

“Me explican que el agua lo que hace es amortiguar el golpe del mazo y dos, impedir que se caliente y por lo tanto se doble el metal, entonces se tardaron lo que normalmente hacen en cuatro segundos, tardaron ocho minutos y en esos ocho minutos ‘El Chapo’ abrió su tina-túnel y se les escapó”, concluyó.

cegs



Artículos Relacionados

Back to top button