score
México

Ordenan liberar a dos mujeres de la etnia huichol acusadas de consumir peyote

El Segundo Tribunal Unitario del Séptimo Circuito, con sede en Boca del Río, Veracruz, resolvió revocar el auto de formal y ordenó la libertad inmediata de dos mujeres de la etnia huichol, a quienes se les había iniciado un proceso por utilizar peyote en una ceremonia religiosa y fueron acusadas de posibles delitos contra la salud en la modalidad de posesión simple de esta yerba.

Sin embargo, el Tribunal se pronunció a favor de las inculpadas tras haberse demostrado que las inculpadas se auto-reconocieron como miembros de la etnia indígena huichol y que los gajos, y cabezas de peyote con los que fueron detenidas, los estaban utilizando para una ceremonia religiosa de su etnia, en la que se considera dicho vegetal como medicina, e incluso como mística deidad.

La importancia del hecho radica en que se dio énfasis especial que la Constitución y los Tratados Internacionales otorgan a los pueblos indígenas, así como a sus usos y costumbres, misma que derivó en la emisión del citado Protocolo de Actuación para quienes imparten justicia en casos que involucren Derechos de Personas, Comunidades y Pueblos Indígenas, emitido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en 2013.

De ahí que se haya tomado como criterio, derivado de lo resuelto por la SCJN, en el sentido de que basta con que una persona se auto-reconozca o auto-describa como miembro de una comunidad indígena para que se otorgue en su favor la protección especial a dichas etnias.

Cabe recordar que los hechos delictivos por los que fueron detenidas las mujeres sucedieron en octubre de 2012, cuando elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de San Luis Potosí, hicieron constar que en atención a una denuncia anónima relativa a que en el paraje conocido como El Tanque de Emeterio, Municipio de Real de Catorce, San Luis Potosí, varias personas se encontraban sustrayendo y consumiendo peyote.

Los uniformados se trasladaron a dicho lugar, percatándose de que en ese sitio se encontraba instalado un campamento con tres casas de campaña en el que se encontraban cinco personas del sexo masculino, tres del femenino y una menor de edad, sorprendiendo a uno de los sujetos mientras tenía entre sus manos nueve cabezas de peyote.

El informe policial señaló que luego de una inspección ocular, frente a una casa de campaña, esparcidas sobre un morral de ixtle, fueron halladas otras 209 cabezas del mencionado vegetal y dentro de un morral de estambre multicolor, aproximadamente tres kilos cuatrocientos gramos de gajos de esa cactácea, manifestando los intervenidos que el peyote era de su propiedad y que lo consumían para fines médicos.

Además, en sus respectivas declaraciones preparatorias, las inculpadas se auto-reconocieron como integrantes de la etnia indígena huichol, que entre sus ceremonias religiosas estaba el uso del peyote con fines medicinales (incluso místicos), y que en el momento en que fueron detenidas estaban realizando un ritual en el desierto de Wirikuta (que para su pueblo era un altar mayor), en el que utilizarían el peyote que les fue asegurado.

Añadieron que una de las implicadas que incluso ella era reconocida como una “mujer medicina” (curandera o “maracame”) de su etnia y que el peyote lo utilizaban para rezar porque curaba cualquier malestar físico o espiritual. Asimismo, las manifestaciones de las implicadas se vieron corroboradas con las declaraciones preparatorias de las diversas personas que fueron intervenidas junto con éstas el día de los hechos, entre ellos, varios extranjeros.

Como en el caso se estimó actualizada una causa excluyente del delito, se dictó auto de sobreseimiento en la causa penal, que implicó determinar que no hay delito que perseguir y ordenar la inmediata libertad de las inculpadas. Resolución que implica que el procedimiento cese y surte los mismos efectos que una sentencia absolutoria con valor de cosa juzgada.

mlga



Artículos Relacionados

Back to top button