score
México

Políticos PRI en Michoacán, apadrinados por Templarios: padre Goyo. Con Paola Rojas

El vicario de la Diócesis de Apatzingán, Gregorio López Gerónimo, reveló que hasta el día de hoy la situación en este municipio michoacano van caminando aparentemente bien, ya que existe una paz entrecomillada la cual no es posible garantizar todavía, toda vez que le resulta preocupante el silencio existente por parte de la organización criminal autodenominada, Los Caballeros Templarios.

Entrevistado en el noticiero de Paola Rojas, el padre expuso que el achicamiento demostrado por estos delincuentes en las últimas semanas, obedecería directamente a la estrategia militar puesta en marcha por las autoridades federales y estatales en la región, situación que le preocupa notablemente lo que pueda ocurrir en los próximos meses.

“Me da gusto decir que desde esta semana, el domingo pasado, ya comencé a ver en Apatzingán a gente que tenía años sin venir, gente de Coalcomán, de Aguililla, de Tepalcatepec en compras, en visita al médico. Hay una cooperatividad (sic) entre estas comunidades, que el mercado mejore entre estas regiones que son ricas en ganado, en producto, ellos se ocupan también del gas, se ocupan de la gasolina, se ocupan de tantas cosas, entonces nos necesitamos todos”, abundó.

Al ser cuestionado sobre sus declaraciones, en el sentido de que el alcalde Uriel Chávez Mendoza tendría vínculos con el crimen organizado, el padre López Gerónimo dictó, “no lo digo yo, lo dice el pueblo, de hecho yo no soy de ahí pero de que está vinculado, hay estudios de la campaña. Nazario Moreno (El Chayo), la táctica de él fue comprar y cooptar a todos los candidatos del PRI en el estado y que principalmente ahí (en Apatzingán) puso a su sobrino, es directamente un sobrino directo de familia que tiene que ser un fiel vasallo de él.”

“No sólo le pagó la campaña, sus estudios en Morelia, lo estuvo preparando, es un licenciado que lo preparó él, o sea tiene doctrina sicaria, tiene preparación sicaria, es todo un sistema, no es nada más que haya alguna imposición, no, no, no, es un trabajo de años. En la misma campaña al candidato del PAN lo compró, lo hizo a un lado, al candidato del PRD lo corrió, entonces el día de la elección nada más había un candidato, candidato único de la delincuencia, del PRI”, enfatizó.

En este sentido, añadió que otro de los elementos en su contra es el secuestro de 300 personas en un año, que aseguró, fueron levantados por la Policía Municipal, a lo que se suma la aparición de una persona hecha pedazos enfrente del palacio de gobierno, a la cual Chávez Mendoza habría amenazado tres horas antes, en un acto que afirmó, fue un regalo de la delincuencia organizada para el edil.

Tras revelar que se encuentra en la sede del Senado de la República, Gregorio López Gerónimo expuso que por los motivos anteriormente expuestos, ha decidido solicitar formalmente al Congreso de la Unión la destitución del alcalde Uriel Chávez Mendoza.

Respecto a cuál es la relación que mantiene Chávez Mendoza con otros ediles y las autoridades estatales, el clérigo enfatizó:

“Son del nuevo partido, de los 113 municipios está la mayoría en ese mismo partido, quiero decir que es una gran relación, hay un parentesco, son apadrinados por el mismo cártel. Sí, todos tienen colusión y si hay uno que no tiene, que lo diga en voz alta, que no tiene una participación y le enseñamos con factura las entregas del capital, curiosamente ahorita andamos oyendo los comentarios de gente que eran financieros de este grupo y que tiene datos duros.

“Datos duros para cualquier presidente, por ejemplo, cito a Guillermo Valencia que decía que no tenía nada que ver, hay 500 actas ahorita donde él tiene su firma de dineros desviados o recibidos, hay cuestión que lo compromete, a este hombre no le queda ni siquiera hablar porque todo lo que tiene ahí de colusión.”

Agregó que en esta acusación no sólo tienen cabida los presidentes municipales, pues también se encuentran en colusión diputados y otros legisladores, comisionados ejidales, encargados del orden, encargados de las ganaderas, directivos de preparatorias, secundarias, centros hospitalarios e incluso sitios de taxis y otras organizaciones vinculadas con el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Continuó al puntualizar que si alguno de los políticos o dirigentes no se sometía a la organización criminal, simple y sencillamente era cesado de sus funciones, como aseveró, fue el caso del director del Hospital General Ramón Ponce de Apatzingán, a quien calificó como un médico de un elevado nivel académico que tras su negativa fue despojado de todo y “anda por ahí mendigando en Canadá”.

Expuso que en lo único en lo que tiene confianza actualmente es en la lealtad del pueblo, pues “si el gobierno del estado no trabaja, lo vamos a poner a trabajar bien; si el caballo no baila, le vamos a meter las espuelas; si queremos un buen baile necesitamos que haya un buen jinete.

“El gobierno del estado no es más que alguien que se maquiló para que trabaje lo mejor de la justicia, por tanto debe trabajar quiera o no, en favor del derecho y la justicia. No es un pelele o un títere de los Templarios quien nos va a venir a administrar justicia, es la Constitución que es sagrada, pero si nosotros no exigimos, no nos dan nada”, pues aseguró que esto es un derecho constitucional de todos los ciudadanos de Michoacán.

Finalmente, en lo referente a las versiones que aseguran, su activismo político le ha ganado llamadas de atención por parte de sus superiores, como es el caso del obispo Alberto Suárez de Morelia, quien comentó que él ya perdió piso, Gregorio López se limitó a decir que el clérigo moreliano fue el que perdió la cabeza y lo calificó como un bandido que nada más llegó a la iglesia para trabajar por un sueldo.

“Yo tengo al pueblo, yo he estado trabajando para el pueblo y no soy ningún, no tengo bozal, no estoy trabajando para ninguna, no soy diplomático. Él tiene que trabajar, claro como arzobispo él tiene que trabajar para una, pues tiene que ser diplomático hombre, también no le queda a él andar hablando como yo. Yo no trabajo para nadie, más que para el pueblo, para aquellos más desvalidos”, concluyó y reveló que sus feligreses le tienen tanta confianza que se ha visto obligado a rescatar secuestrados y encarar a los criminales.

cegs



Artículos Relacionados

Back to top button