México

INM fortalece acciones para proteger a migrantes ante temperaturas extremas

El Instituto Nacional de Migración (INM) ha fortalecido las acciones de protección a migrantes, por el riesgo que representa el intentar cruzar la frontera de manera irregular por ríos, desiertos y zonas serranas bajo condiciones climáticas extremas, donde la temperatura puede llegar hasta menos de cero grados centígrados.

La decisión de fortalecer las acciones de protección al migrante tiene que ver con la permanencia de ondas gélidas en la zona norte del país y busca garantizar la integridad de las personas que buscan llegar a la Unión Americana.

A través de un comunicado, se dio a conocer que el INM instruyó a los coordinadores de los 13 Grupos Beta, brazo humanitario del INM, en los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas, intensificar sus patrullajes en las rutas migratorias más frecuentes, ante el peligro de que los migrantes puedan extraviarse, ser abandonados por traficantes de personas o ser víctimas de diferentes delitos; sobre todo en zonas completamente aisladas en las que es difícil pedir o recibir auxilio.

En el estado de Baja California, el Instituto Nacional de Migración en colaboración con el gobierno estatal, puso en operación desde el año pasado la “Torre Beta”, una estructura que cuenta con un botón de pánico que al ser activado, emite una señal que es captada por autoridades de seguridad y del INM.

Además, en Chihuahua, Coahuila, Sonora y Tamaulipas, la colaboración entre los tres niveles de gobierno y la sociedad civil, ha permitido implementar operativos conjuntos a través de los cuales se dota de ropa invernal, comida caliente y auxilio médico a los migrantes, que así lo requieran.

Asimismo, en colaboración con autoridades mexicanas y estadunidenses el INM establece recorridos en la frontera norte, a fin de detectar a migrantes en situación de riesgo. Entre las áreas de mayor peligro para los migrantes se encuentran La Rumorosa, Baja California; los desiertos de Altar y El Sásabe, en Sonora o El Porvenir y Ojinaga en Chihuahua; además del río Bravo en Tamaulipas.

De acuerdo a cifras preliminares, destaca el comunicado, de enero a diciembre de 2013 los Grupos Beta han brindado orientación a 290 mil 669 migrantes y rescatado a 6 mil 350 de alguna situación de riesgo.

Del total de migrantes rescatados por los Grupos Beta, mil 610 personas fueron atendidas por lesiones sufridas durante su tránsito por las fronteras norte y sur. En tanto que otros 88 fueron localizados después de haber sido reportados como extraviados.

Como parte de las acciones de protección al migrante, el INM realizó 15 mil 534 patrullajes y brindado asistencia social a 263 mil 284 migrantes.

Para garantizar la integridad física y psicológica de los migrantes, los elementos de este cuerpo especializado reciben capacitación permanente en materia de derechos humanos, aspectos básicos de trata e identificación de víctimas y actualización en procedimientos jurídicos.

Además reciben cursos de primeros auxilios, búsqueda y rescate -acuático y terrestre-, defensa personal y rapel, manejo de crisis y estrés, acondicionamiento físico, así como en el uso de geolocalizadores.

jgam

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button