score
AudioMéxico

Estudiantes pisotean derechos de michoacanos: vocero. Con José Cárdenas

La decisión de que la policía intervenga en una casa de estudiantes, no es fácil ni mucho menos popular, fue una decisión complicada, por lo que el gobierno del estado ha venido reiterando que se tiene que empezar por respetarnos los michoacanos y que la exigencia de derechos de unos, no se pueden pisotear los derechos de otros, señaló Julio Hernández, vocero del gobierno de Fausto Vallejo en el estado de Michoacán.

El vocero enfatizó que “desafortunadamente es lo que venían haciendo los dos grupos de moradores de esas dos casas del estudiante, pisotear los derechos de otros, pero principalmente sus líderes.”

Añadió Julio Hernández, durante la entrevista que le concedió a José Cárdenas que a él como maestro de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo “me ha tocado ver cómo los líderes de estas casas hostigan a los propios alumnos que habitan estas casas para que no acudan a las clases, para que no cumplan con los calendarios.”

De igual forma, abundó que los estudiantes hostigados por sus líderes se dedican más bien a realizar activismo político, movilizaciones, marchas, plantones, secuestro de unidades, ataques a negocios privados, que tiene asolada a la capital michoacana, que tiene muy molesta a la sociedad de Morelia y de todo el estado de Michoacán.

Abundó que estas acciones negativas por parte de los estudiantes, aleja el turismo de la ciudad y del estado.

Dio a conocer que de los estudiantes detenidos, solamente 13 ingresaron al penal de Mil Cumbres y el resto fue dejado en libertad, incluso, antes de que venciera el término constitucional que tiene la Procuraduría General de Justicia del Estado para definir su situación jurídica.

“Los 13 ya fueron consignados ante un juez, porque hay las pruebas suficientes de que participaron de manera directa en el robo y quema de los vehículos y de agresiones físicas a personas que se acercaba a las casas del estudiante, incluido a una reportera de televisión que fue golpeada por estos estudiantes.”

La posible solución a sus peticiones, el funcionario estatal mencionó que la demanda de los estudiantes no tiene nada que ver con su actividad académica.

Es decir, ellos tienen garantizada su matrícula en la Universidad Michoacana, tienen garantizada una manutención de 170 millones de pesos en promedio que cada año les destina la Universidad a estas casas que atienden en promedio a 4 o 5 mil estudiantes, por lo que cada uno de ellos recibe entre 3 y 3 mil 500 pesos mensuales en especie para su manutención, indicó el vocero.

Abundó que no hay ningún riesgo para la subsistencia de las casas de los estudiantes, ni para los estudiantes que quieran venir a Morelia a estudiar y a vivir en estas casas. “El riesgo real es el que estaban imprimiendo los líderes estudiantiles con esta radicalización de sus acciones, que tiene más que ver con los calendarios electorales y que tiene más que ver con las cortinas de humo en torno a los problemas sociales que está enfrentando el Estado en torno realmente a un problema académico o estudiantil.”

Dijo que el gobierno va a seguir atendiendo en la medida de sus posibilidades las demandas y los reclamos estudiantiles y la de los otros grupos sociales, pero pidiéndoles lo que ha venido insistiendo el gobernador Fausto Vallejo, “que exijan por sus derechos, sin pisotear los de otros.”

Recalcó que el saldo de este operativo, fue de 15 policías con lesiones leves, quienes fueron recibidos con bombas molotov cuando llegaron a una de las casas del estudiante, “hay seis estudiantes que fueron atendidos en un hospital de los cuales cinco fueron dados de alta de inmediato, y uno se tuvo que quedar, porque al brincar una barda de siete metros se fracturó un tobillo, pero todos están fuera de peligro, tanto policías como estudiantes.”

Finalmente, enfatizó que no es por la vía del chantaje ni de la violencia, ni de la extorsión como se van a solucionar los problemas, “por lo que tenemos que conducirnos por las vías del derecho, aunque no podemos asegurar que esta todo en calma, porque seguramente seguirá habiendo movilizaciones de grupos sociales.”

La Universidad Michoacana es la que debe establecer las reglas, tiene autonomía absoluta y el Estado no va a intervenir, por lo que los universitarios serán los que decidan las reglas para que las casas operen de mejor manera y les sirvan a los verdaderos estudiantes, abundó Julio Hernández, vocero del Gobierno de Michoacán.

jhe



Artículos Relacionados

Back to top button