México

Agresor de defensora de derechos humanos de Guerrero sigue libre

A través de un comunicado, la Red Nacional de comunicación y acción urgente de Defensoras de Derechos Humanos en México, Lamenta la muerte de la periodista Carmen Santiago Hernández, víctima de cáncer a los 37 años en la ciudad de Chilpancingo, Guerrero.

Detalla el boletín que el día 20 de abril del año 2012, alrededor de las 12 horas, falleció la defensora de derechos humanos y periodista Carmen Santiago Hernández víctima de cáncer a los 37 años en la ciudad de Chilpancingo, Guerrero.

Agrega que el 25 de julio del 2009 Carmen fue golpeada frente a su casa por su ex pareja Rubén Mora Peralta hasta causarle traumatismo craneoencefálico en segundo grado, padecimiento por el que fue considerada incapaz jurídicamente para testificar en contra de su agresor.

Diversos medios de comunicación afirmaron que el agresor ayudado por su tío Dorio Mora Tapia, ex director de la clínica del Instituto de Seguridad y Servicio Social para los Trabajadores del estado en Guerrero (ISSSTE), la sacó del hospital pese a las advertencias de la gravedad de su estado de salud, privándola de la atención médica que necesitaba.

A pesar de haber sido denunciado ante la autoridad y existir un señalamiento directo en contra del agresor, la Fiscalía Especializada para la Investigación de Delitos Sexuales y Violencia Intrafamiliar de la Procuraduría de Justicia (PGJ) de Guerrero, quien originalmente había determinado el pago de una fianza por 280 mil pesos la redujo a 80 mil, pues se presentó una constancia de “pobreza” extendida por el Ayuntamiento de Chilpancingo, la cual permitió que dos días después se le concediera la libertad bajo caución pues los delitos que se le impugnaban eran considerados no graves en el código del estado.

A tres años de estos hechos y sin haber obtenido justicia pues su agresor está libre, exigimos al Gobierno del Estado de Guerrero: Se sancione conforme a la Ley a Rubén Mora Peralta por los delitos que correspondan.

Garantice la protección de su hijo Mauricio, menor de edad y su padre Walberto quien padece las secuelas de dos embolias y se encuentra en silla de ruedas.

Exigimos se implementen políticas públicas efectivas que contribuyan a prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. manifiesta en la carta La Red Nacional de comunicación y acción urgente de Defensoras de Derechos Humanos en México firmada por sus integrantes de varios Estados del país.

jhe

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button