score
México

Piden a Calderón no ceder a presiones y continuar evaluación docentes

Unos 55 intelectuales, empresarios y 21 organizaciones de la sociedad civil exigieron al presidente de la República, Felipe Calderón, no ceder a ninguna presión que lo obligue a no continuar con el proceso de Evaluación de los profesores.

Lo anterior, luego de que la “líder vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, ha lanzado contra el Estado y la sociedad al instruir a los agremiados de su sindicato para que no concurran este año al proceso de evaluación universal”.

Mediante un desplegado difundido a través de diversos medios de comunicación calificaron como imprecisiones las utilizadas como pretexto para justificar esta acción.

“La evaluación del desempeño docente no está planteada como un tema vinculado a las garantías laborales de las y los maestros, sino como un instrumento de medición que tiene como único propósito mejorar la política educativa en su conjunto” y “advertir que ésta será utilizada por las autoridades para despedir profesores, sabiendo que el argumento es falso, ha de ser considerado como un acto de mala fe dispuesto para confundir al magisterio nacional y al resto de la sociedad”, expusieron.

Consideraron que hay un tema que no se debe pasar por alto y es que mientras el país no cuente con una instancia autónoma e imparcial, apartada de los intereses políticos, tanto del liderazgo magisterial como de las autoridades educativas, no estarán presentes todas las condiciones para que la evaluación de la política educativa impacte realmente sobre el logro académico.

Por ello, solicitaron otorgar autonomía técnica, presupuestal y de gestión al Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) con el objeto de asegurar que, en el futuro, esta institución no sea manipulada ni secuestrada por las y los actores que quedarán sujetos a la evaluación, en particular, autoridades y maestros.

El proyecto de decreto que daría viabilidad a esta solución ha sido ya trabajado, negociado y consensado entre las partes interesadas durante los últimos doce meses; su publicación no tiene por qué retrasarse más allá del 15 de mayo del presente.

Además, que el objeto explícito del INEE sea evaluar todas las variables que influyen en el logro académico de los estudiantes, desde luego el desempeño docente pero también las condiciones físicas en que se encuentran las escuelas, los planes de estudio, los materiales pedagógicos, la gestión de las autoridades escolares y la conducción de los funcionarios públicos encargados de la política educativa.

Que se derogue el Decreto de 1946 y acuerdos posteriores celebrados entre el gobierno federal y el SNTE que hoy permiten a la cúpula de ese sindicato maniobrar con las plazas y la carrera profesional de las y los maestros a partir de criterios que no tienen que ver con los derechos laborales, ni con el logro académico que debe ocurrir dentro de las aulas.

Asimismo, que se expida un nuevo decreto que sustituya al anterior para armonizar la evaluación del desempeño docente celebrada por un INEE autónomo, con un servicio profesional para el magisterio que otorgue la certidumbre en el empleo y el desarrollo profesional digno que merecen todas y todos los maestros en nuestro país.

Sostener una posición firme frente al rechazo a la evaluación universal promovido por la cúpula del SNTE e informar a la Nación sobre el destino inmediato que deberá seguirse a propósito de este compromiso suscrito entre el jefe del ejecutivo y el gremio magisterial en el año de 2011. Tal acuerdo también fue objeto de consenso y negociación durante el último año y no se observan razones para desecharlo.

“Señor presidente, usted ha afirmado que su gobierno tiene el valor para enfrentar a quien pretenda atentar contra la sociedad mexicana”.

Por ello solicitaron que exprese valor similar para defender el derecho a una educación de calidad consagrado en nuestra Carta Magna, así como para resolver, de fondo, los graves problemas que el sistema educativo mexicano exhibe desde hace ya demasiadas décadas.

Entre los firmantes se encuentran Adriana Labardini, Alberto Aziz Nassif, Alberto Paras Pagés, Alexandra Haas, Alma Nava, Ana Francis Mor, Antonio Cervantes Guerrero, Arelí Carreón, Claudia Aburto, Claudia Acuña, Claudio X. González Guajardo, David Pulido, Enrique Arrúa Amarelli, Enrique Cárdenas, Ernesto López Portillo, Gabriela Warkentin, Gustavo Hernández Verástica, indira Kempis, Irene Ova lie, Isabel Stivalet, Jesús Robles Maloof.

Jorge Cadena-Roa, Jorge Javier Romero Vadillo, Jorge Volpi, José LuisValdés-Ugalde, Leticia Calderón Chelius, Balam Alcocer Rodríguez, Lorenia Canavati Von Borstel, Luis Gómez, Luis Miguel Cano, Luis Zambrano, Lydia Cacho, Ma. Alicia Athié Martínez, Ma. Isabel Vérduzco, Ma. Teresa Eljure, Maite Azuela, Marcos Fastlicht, Maria Elena Morera, Mauricio Guerrero, Mauricio Merino, Miguel B. Treviño de Hoyos, Mónica Tapia A., Natalia Cervantes Larios, Paola Migoya, Patricia Basave, Pilar Paras.

Así como Ricardo Raphael, Rafael Rojas, Rubén Álvarez Mendiola, Sergio Aguayo, Susana Cruickshanck, Tere Lanzagorta, Víctor Kerber, Ximena Peredo, Yoloxóchitl Casas Chousal.

Además de la organizaciones sociales Al consumidor, Alianza Cívica, Alternativas y Capacidades, Bicitekas, Causa en Común, Coalición Ciudadana por la Educación, Colectivo Ciudadano en Defensa de La Pastora, Coparmex, Educación y Ciudadanía, Evolución Mexicana, Instituto de Fomento e Investigación Educativa.

Las Reinas Chulas, Litiga OLE, Mas Ciudadanía, Mexicanos Primero, Pueblo Bicicletero, Red por la Inclusión y la Calidad de la Educación, Servicios para la Juventud, Suma por la Educación, Tejedoras de Cambios, Unión Nacional de Padres de Familia.

mej



Artículos Relacionados

Back to top button