AudioMéxico

Sedena resiste restricción fuero militar, en caso Bonfilio. Con Ricardo Rocha

Tras la interposición del recurso de revisión por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional en el caso de la muerte del indígena Bonfilio Rubio Villegas, Santiago Aguirre, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, insistió en que los métodos del Ejército Mexicano en su interacción con civiles no son compatibles con los representativos de la seguridad pública.

En entrevista con Ricardo Rocha, Santiago Aguirre detalló que el 20 de junio de 2009 Bonfilio fue privado arbitrariamente de la vida cuando viajaba en un autobús de pasajeros hacia la Ciudad de México por elementos del Ejército del 93 Batallón de Infantería con sede en el municipio de Tlapa, Guerrero.

“Desde entonces su familia busca justicia, han demandado que la investigación se conduzca en el fuero civil y en esa lucha obtuvieron en el mes de diciembre del año pasado un victoria inédita porque por primera ocasión un juez de amparo ordenó que el expediente relacionado con estos hechos pasara al fuero civil”.

Sin embargo, en días recientes la familia de Bonfilio fue notificada de que le Sedena había interpuesto el recurso de revisión, “a todas luces muestra la resistencia del Ejército Mexicano a someterse a sus obligaciones, que como parte del Estado mexicano tiene, y sus resistencias a aceptar la restricción del fuero militar conforme a los estándares internacionales de derechos humanos.

“Son varios argumentos, la Sedena insiste en que la privación arbitraria de la vida de Bonfilio no constituye una violación a los derechos humanos”, agregó.

Asimismo, el Ejército Mexicano señaló que las sentencias de la Corte Interamericana no les son obligatorias; además de reclamar que lo decidido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, relacionado con el caso Rosendo Radilla por desaparición forzada, no le vincula.

“Insiste en que el Código de Justicia Militar es perfectamente compatible con la Constitución y los tratados internacionales, lo que ha sido señalado como erróneo por múltiples instancias en los últimos años.

“El caso de Bonfilio Rubio Villegas es emblemático de como usa la fuerza pública, y en particular la fuerza letal, el Ejército mexicano en su interacción contra civiles”, puntualizó.

Finalmente, Santiago Aguirre recordó que Bonfilio iba en un autobús con cerca de 40 pasajeros, el cual fue objeto de una agresión armada indiscriminada por parte de elementos del Ejército cuando el conductor no acató, según la versión de los propios militares, la orden de alto.

“Sin embargo el autobús presentó varios impactos a la altura de las ventanillas por eso decimos que es muy ejemplificativo de como los estándares de uso de la fuerza del Ejército pues de ninguna manera son compatibles con los que deberían guiar la actuación de las fuerzas responsables de la seguridad pública”, concluyó.

ohj

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button