México

Mensaje de Raúl Plascencia por Informe de Actividades 2011 de la CNDH

LOS PINOS, 03 de febrero de 2012.

Palabras del doctor Raúl Plascencia Villanueva, Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, durante el Informe de Actividades 2011 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que tuvo lugar en el Salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial.

Muy buenos días.

Ciudadano Felipe Calderón Hinojosa, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos; licenciada Margarita Zavala; maestra Marisela Morales, Procuradora General de la República.

Distinguidos integrantes del Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos; señora Isabel Miranda de Wallace, Olga Sánchez Martínez, Jaime Pérez Calzada, ciudadanos que han sido distinguidos con el Premio Nacional de los Derechos Humanos.

Señoras y señores titulares de los organismos públicos de protección y defensa de los derechos humanos del país; damas y caballeros.

Acudo ante el Titular del Poder Ejecutivo Federal, para dar cumplimiento a la obligación de presentar el Informe de Actividades de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, a mi cargo, correspondiente al Ejercicio 2011, de conformidad a lo previsto por los Artículos 102, Apartado B, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y 52 de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Durante 2011, la sociedad vivió momentos difíciles en materia de derechos humanos.

Por una parte, la problemática en materia de seguridad pública, derivada de la lucha en contra de la delincuencia organizada y las fuerzas del orden. Destacando, precisamente, el hecho de que en tales enfrentamientos perdieran la vida 43 personas ajenas a los hechos.

Y, por otra parte, la situación de vulnerabilidad que padecieron diversos grupos sociales, lo que propició el aumento de la carga de trabajo en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Dichas circunstancias, entre otras, se tradujeron en un considerable aumento en el número de quejas recibidas en este organismo nacional en contra de los servidores públicos de los tres ámbitos de Gobierno.

Es por ello, que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos llevó a cabo un trabajo más intenso en materia de protección y defensa de los derechos humanos de los mexicanos, y está luchando en contra de la impunidad, que tanto lastima la credibilidad de las instituciones públicas en el país.

Por ello, es indispensable tener presente el compromiso que tenemos todos los mexicanos de trabajar en lo que a cada uno nos corresponde. Ese es uno de los retos a enfrentar diariamente para consolidar un país en donde impere la cultura de la legalidad.

En contraste a estas circunstancias, se logró concretar en el mes de junio, la promulgación por parte del titular del Poder Ejecutivo de la Reforma Constitucional en materia de derechos humanos, que colocó a éstos como eje central del marco jurídico y estableció las garantías para dotar de eficacia su salvaguarda y defensa, favoreciendo la mayor protección para todas las personas, pero también, la obligación de todas las autoridades del país de promoverlos, respetarlos y protegerlos.

A continuación, me permito hacer de su conocimiento, un recuento de las principales acciones realizadas durante este segundo año de mi gestión al frente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

En 2011, se crearon cinco nuevas oficinas foráneas en las ciudades de Acapulco; Ixtepec,Oaxaca; La Paz,Baja California Sur; San Luis Potosí y Torreón,Coahuila. Igualmente, la oficina que originalmente se encontraba en Campeche-Campeche se reubicó en la Ciudad de Mérida,Yucatán.

Además de lo anterior, se fortalecieron las 10 oficinas regionales ya existentes, lo que facilitó que a partir de ese momento, se estableciera una mayor comunicación y cercanía con la sociedad, ya que su personal se encontró en la posibilidad de constituirse sin dilación alguna en los lugares en donde acontecieron los hechos, allegarse de los elementos necesarios para su esclarecimiento y atender oportunamente a las víctimas.

En este sentido, durante 2011, estas nuevas oficinas brindaron casi nueve mil servicios a diversas personas.

Durante este periodo, se recibieron un total de 29 mil 439 escritos de queja, lo que implicó un aumento significativo en la atención proporcionada por personal del organismo a los quejosos y, que también, repercutió en el incremento de un 50 por ciento, respecto de aquellas investigaciones que se iniciaron por presuntas violaciones a los derechos humanos durante el año 2010.

Debo mencionarles que a diferencia de otros periodos, de los expedientes de queja que conoció la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, el 38 por ciento fueron resueltos con entera satisfacción de los quejosos de manera casi inmediata, en donde la autoridad asumió diversas acciones para restablecer los derechos de los agraviados. Esto representó un incremento en 148 por ciento en materia de eficiencia institucional.

Cabe destacar que las 10 autoridades más frecuentemente señaladas como responsables de violar los derechos humanos, fueron: el Instituto Mexicano del Seguro Social, la Secretaría de la Defensa Nacional, el Órgano Administrativo de Prevención y Readaptación Social, el Instituto Nacional de Migración, la Policía Federal, la Procuraduría General de la República, la Secretaría de Educación Pública, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado, la Secretaría de Marina y la Comisión Federal de Electricidad.

En 2011, se emitieron 95 recomendaciones a diversas autoridades de los tres ámbitos de Gobierno.

Las autoridades que no aceptaron las recomendaciones fueron: la Secretaría de Educación Pública Federal, la Secretaría de Salud, la Comisión Nacional del Agua, el Gobernador del Estado de Chihuahua, los Ayuntamientos de Benito Juárez, Quintana Roo; Chilpancingo y Metlatónoc, en el Estado de Guerrero; así como el Congreso de esa entidad federativa.

Debo de hacer una mención especial a la negativa de la Comisión Nacional del Agua, para aceptar las recomendaciones de este Organismo nacional. En 2010, se negó a aceptar una recomendación, y durante 2011, tampoco aceptó dos recomendaciones más.

De igual manera, durante el periodo que se informa, esta Comisión Nacional, por primera vez en su historia, ejerció la facultad para investigar violaciones graves a los derechos humanos ocurridos con motivo de los hechos del pasado 12 de diciembre, en la Ciudad de Chilpancingo de los Bravo, Guerrero; en donde tres personas perdieron la vida, dos de ellas a causa de disparos de arma de fuego, y otra más, a consecuencia de un incendio provocado en una gasolinera cercana; así como diversas personas lesionadas, detenidas arbitrariamente e, incluso, una torturada.

Sobre el particular, hace unos días di a conocer a la opinión pública el informe preliminar correspondiente, y en breve, tendremos el pronunciamiento final; así como, las acciones encaminadas a reparar los daños, sancionar a los responsables y a que se garantice la no repetición de actos, como los cometidos el pasado 12 de diciembre en el Estado de Guerrero.

Todo ello en el ejercicio responsable de esta nueva facultad, la cual busca que las víctimas accedan a la justicia y evitar que el caso quede en la impunidad.

Por otra parte, derivado del creciente número de quejas relativas a cateos ilegales llevados a cabo por elementos que integran los diversos cuerpos policiales y las Fuerzas Armadas en el auxilio de las tareas de seguridad pública.

En el mes de agosto pasado, con la aprobación del Consejo Consultivo, emitimos una recomendación general sobre la práctica de cateos ilegales, en la que se enfatizó la necesidad inmediata de erradicar este tipo de eventos y se solicitó, de manera urgente, a las autoridades responsables, que sus actuaciones en todos los casos se ajusten al imperio de la ley.

En el periodo que se informa, se iniciaron 182 expedientes relacionados con personas reportadas como desaparecidas, que implicaron 500 trabajos de campo y 31 mil solicitudes de información a diversas autoridades para conocer el paradero de las personas.

En este ámbito, en el seno de la Trigésima Primera Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, celebrada el pasado 31 de octubre se aprobó la elaboración de protocolos de atención referentes a personas no localizadas, se incorpora el mecanismo de identificación criminalística que refuercen las actuaciones ministeriales e investigaciones para la identificación de las víctimas, así como los trabajos de inteligencia para el combate a la delincuencia.

Esto, constituye una responsabilidad en la que deben intervenir, tanto las autoridades del ámbito Federal, como estatal, para lograr el pleno esclarecimiento de dichos asuntos.

En 2011, logramos un contacto significativo con la población a través de las más de cuatro mil 200 actividades de enseñanza y capacitación, que contaron con 262 mil asistentes en toda la República Mexicana. Esto, representó un aumento en 88 por ciento en comparación con el año 2010.

La variedad de foros, talleres, cursos, seminarios y conferencias, así como su cobertura nacional, fueron posibles como consecuencia del trabajo coordinado que emprendimos con los organismos públicos de derechos humanos de las entidades federativas, las organizaciones de la sociedad civil y los vínculos de colaboración que tiene la Comisión Nacional con organismos internacionales. Para ello, se suscribieron 459 convenios de colaboración.

Esto es una muestra de que, con la coordinación de esfuerzos, podemos alcanzar el objetivo de extender gradualmente a toda la población el conocimiento y el respeto de los derechos humanos.

Con la misma intención de acercamiento, la Comisión tuvo una dinámica intensa en materia de difusión y divulgación, mediante la presencia constante en radio, televisión, medios escritos y virtuales de comunicación masiva, aprovechando los tiempos oficiales, así como en nuestra propia página electrónica, que recibió dos millones 645 mil visitas, lo que representó cerca de un millón más, en comparación con el año 2010, y que constituye un importante motor de promoción del trabajo institucional.

El empleo de mecanismos como los enunciados, son los idóneos para informar, transmitir y tener una repercusión positiva, que nos permita permear en cada uno de los grupos sociales, con especial énfasis, en los que se encuentran en un mayor riesgo de vulnerabilidad.

Un ámbito de atención prioritaria para la Comisión Nacional son las víctimas del delito. Por ello, se consolidó una red amplia de atención integral, mediante la coordinación con organizaciones de la sociedad civil e instituciones públicas y privadas.

Durante el año que se informa, se proporcionaron un poco más de dos mil 500 servicios de atención, se organizaron 95 eventos de promoción y divulgación, y se distribuyeron 352 mil 441 ejemplares de material informativo vinculado con los derechos de las víctimas del delito y del abuso del poder.

En materia de protección a migrantes, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos llevó a cabo dos mil 948 visitas a estaciones migratorias y lugares de alta concentración de migrantes, en los cuales, se dio atención a 67 mil 164 personas; se llevaron a cabo siete mil 55 gestiones con las autoridades; y se realizaron 408 actividades de capacitación y enseñanza que beneficiaron a seis mil personas, entregando 200 mil materiales de difusión.

Igualmente, se emitió el Informe Especial sobre Secuestro de Migrantes en México, en el que se advirtió sobre la dimensión actual de esta problemática y la colusión de autoridades en diversos delitos, al tiempo de evaluar las acciones implementadas para su combate.

Otro fenómeno que en muchos casos se asocia a la propia condición de los migrantes es la trata de personas, que constituye una agresión directa a la libertad y dignidad del ser humano. Desafortunadamente, esta práctica que aprovecha la situación de vulnerabilidad de las víctimas, se ha expandido y no respeta fronteras ni edades.

A lo largo del año que se informa, organizamos más de 200 acciones de capacitación con las que se benefició a 31 mil 100 personas, y se distribuyeron 50 mil 400 materiales informativos relacionados con la prevención de la trata de personas. Del mismo modo, se llevaron a cabo tres campañas con objeto de hacer consciencia en la sociedad de los riesgos que supone este delito.

Durante 2011, los periodistas y defensores civiles de derechos humanos, continuaron desempeñando su labor en un ambiente adverso. En ese año se registraron 98 quejas correspondientes a agravios en contra de periodistas, lo cual representó 42 por ciento más respecto al año anterior y 59 a defensores civiles de derechos humanos con un incremento del 23 por ciento.

En este contexto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos hace un llamado para erradicar la impunidad y llevar a cabo acciones contundentes que garanticen las condiciones de seguridad y prevención para el desempeño de la labor de los defensores de derechos humanos. Que su trabajo no se vea coartado, ni amenazado por ningún tipo de circunstancia.

Uno más de los ejes rectores de la política de posicionamiento institucional, fue intensificar la participación y cooperación en la esfera internacional, otorgando especial importancia a los foros y reuniones propiciados por organismos de Naciones Unidas y multilaterales.

De igual forma, a través de la vigorosa colaboración en el seno de agrupaciones internacionales y regionales del Ombudsman, se analizaron experiencias y buenas prácticas al tiempo de exponer las opiniones e importantes avances en materia de reformas legales vinculadas con los derechos humanos que ha logrado nuestro país, particularmente, en el último año.

En ese ánimo, en el mes de julio, acompañado de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la señora Navy Pillay que por primera ocasión en la historia acudió a las Oficinas de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, presentamos a la opinión pública el Informe especial sobre la situación de las y los defensores de derechos humanos en México, en el que se expuso el hostigamiento, las amenazas, las agresiones físicas e, incluso, la privación de la vida y a razón de las actividades que llevan a cabo al ejercer el derecho a defender.

En 2011, también, se presentó a la opinión pública el Informe especial sobre las condiciones de seguridad e higiene en la zona carbonífera del Estado de Coahuila.

El análisis de la información obtenida evidenció que las condiciones en las que realizan los trabajos de la explotación del carbón distan mucho de ser las idóneas para asegurar un trato digno, en tanto que no se da cumplimiento a las medidas de seguridad e higiene, indispensables para efectuar dicha actividad.

Además de que las acciones emprendidas por el Estado no son suficientes para garantizar la integridad de los trabajadores, lo que contraviene sus derechos humanos, a la legalidad, seguridad jurídica, seguridad personal e, incluso, a la vida.

En lo referente a las personas que viven con VIH-Sida, es preciso señalar que esta condición de salud no debe ser motivo de estigma, por lo que es necesario que exista una adecuada protección del derecho a la salud y se combatan todos aquellos actos de discriminación, con el objeto de respetar la dignidad de las personas que viven con dicho padecimiento.

En 2011, se entregaron 392 mil 63 materiales diversos entre organizaciones no gubernamentales, instituciones públicas, estudiantes y público en general. Y se realizaron 154 actividades, tales como talleres, conferencias, y cursos de capacitación en la materia, en 22 entidades federativas, que contaron con nueve mil 380 asistentes.

Las acciones de promoción de los derechos de la mujer, así como la igualdad entre hombres y mujeres, constituyen un rubro pendiente en las políticas públicas del país.

Por ello, este año se distribuyeron un total de 23 mil 866 materiales de difusión en instituciones académicas y organizaciones de la sociedad civil, a las que se acudió para impartir capacitación.
Con objeto de difundir los derechos humanos de las mujeres y el principio de igualdad, se realizaron 223 actividades de capacitación, dirigidas a un total de nueve mil 791 personas; entre ellas, cinco mil 644 mujeres y cuatro mil 147 hombres.

Como parte de las acciones de monitoreo, se revisó la armonización de leyes específicas en materia de igualdad entre mujeres y hombres, identificando que siete entidades federativas no cuentan aún con legislación local. Además, se detectó que solamente ocho estados tienen un sistema que promueve la igualdad entre la mujer y el hombre.

Un sector de gran importancia, también, lo es la población indígena en nuestro país, compuesta por poco más de 15.5 millones de personas, que aún padecen actitudes de discriminación y rechazo por su origen, color de piel, creencias, manifestaciones culturales, lengua y forma de vestir.

Especial atención requiere la niñez indígena, que aún sufre de rezagos que la ubican como uno de los grupos en mayor riesgo de vulnerabilidad, por ser los menos atendidos en sus demandas.

Situación similar presentan las 8.1 millones de mujeres, que suelen ser objeto de abusos y violaciones a su integridad física y moral, así como violencia intrafamiliar y falta de atención oportuna.

La marginación y desigualdad impiden su desarrollo social, económico y político; y constituyen, sin duda, un agravio a los derechos humanos de los pueblos y comunidades indígenas de nuestro país.

En 2011, este Organismo capacitó a 26 mil 552 personas en materia de derechos humanos de indígenas, distribuyendo 108 mil 235 materiales informativos y visitando 111 comunidades indígenas.

En este marco, se llevaron a cabo 64 visitas a diversos centros penitenciarios para entrevistarse con población de origen indígena, analizar sus expedientes y brindar orientación jurídica correspondiente. En atención a ello, se logró la liberación anticipada de 396 personas que se encontraban recluidas en prisión.

En cuanto a las acciones efectuadas a través de visitas a lugares de detención, en ejercicio de las facultades del Mecanismo Nacional de Prevención de Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, se realizaron 61 visitas iniciales, en las que se detectaron dos mil 565 irregularidades.

Asimismo, se llevaron a cabo 530 visitas de seguimiento a los lugares de detención, con la finalidad de emitir un informe sobre el cumplimiento que guardan las 23 recomendaciones del Mecanismo Nacional, concluyéndose que aproximadamente el 50 por ciento de las irregularidades se encuentran atendidas y el resto están en un importante avance de cumplimiento.

Hoy por hoy, los Centros de Readaptación Social presentan problemas de sobrepoblación y hacinamiento, así como mal estado de sus instalaciones. Durante 2011, se visitaron 100 centros de reclusión, se impartieron 32 cursos de capacitación dirigidos a 227 servidores públicos y se benefició a una población penitenciaria de 161 mil 823 personas.

Igualmente, se concluyó el seguimiento a la aplicación de la reforma al Artículo 18 Constitucional en materia de justicia para adolescentes, a través de visitas a los estados; para dar continuidad a la supervisión del funcionamiento de los sistemas en todas las entidades federativas.

Por otra parte, uno de los grupos en situación de mayor vulnerabilidad es el de las personas con discapacidad, quienes deben luchar no sólo para enfrentar los retos que plantea la vida misma, sino, también, para superar las resistencias que, por ignorancia o desconocimiento, les impone algún sector de la sociedad y que dificulta su plena integración.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, a través del área de Atención a Personas con Discapacidad, busca fomentar una cultura de inclusión para que gocen plenamente de todos sus derechos y libertades fundamentales.

De igual manera, se busca fortalecer los lazos de comunicación y colaboración institucional con todas y cada una de las dependencias de la Administración Pública Federal.

Ejemplo de ello fueron las 95 reuniones de trabajo a las que asistimos, durante el año 2011, con la Comisión de Política Gubernamental en Materia de Derechos Humanos, encabezada por la Secretaría de Gobernación, en cuyo seno se analizaron los retos y perspectivas para mejorar la situación de los derechos humanos, en especial, de aquellos grupos que se encuentran en mayor peligro de vulnerabilidad

En suma.

Durante 2011, la apuesta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos fue lograr una mayor prevención de violaciones a los derechos humanos. Por ello, no sólo se capacitó a un número sin precedente de servidores públicos, sino que se repartieron, aproximadamente, cuatro millones 700 mil ejemplares sobre temas relacionados con los derechos humanos.

Transparentar las actividades que derivan de la alta encomienda que la sociedad mexicana nos ha conferido, es un sano ejercicio al que todos debemos contribuir. Esa es la base para el fortalecimiento del Estado democrático.

Ciudadano Felipe Calderón Hinojosa, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos:

Este Informe de Actividades que hoy se presenta, tiene una connotación especial, ya que es el último que rindo ante usted, por motivo de la conclusión de su Mandato, el próximo mes de diciembre, lo que amerita, en consecuencia, no solamente señalar las actividades realzadas por este Organismo nacional, sino también, la manera en cómo asumió el Gobierno de la República, a su cargo, el compromiso con los derechos humanos.

Por ello, así como en otras ocasiones, señalé con firmeza las violaciones a los derechos humanos, también, es oportuno, en esta ocasión, hacer público mi reconocimiento a la colaboración institucional y personal que el Presidente de la República mantuvo durante los últimos 26 meses de mi gestión y que, espero, se siga manteniendo a lo largo de su Mandato.

En estos dos años, el trabajo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se desarrolló en un ambiente de libertad y respeto a la autonomía constitucional de la Institución, siempre manifestando con claridad su voluntad, para que el respeto a los derechos humanos se asumiera como un compromiso de su Gobierno, lo cual, señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, es una muestra republicana de que el respeto a la cultura de la legalidad es la norma fundamental para el fortalecimiento de las instituciones públicas.

Muchas gracias.

-MODERADORA: A continuación, el ciudadano doctor Raúl Plascencia Villanueva hará entrega el Informe de Actividades 2011 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, al ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button