México

Salazar Mendiguchía llama a perseguidos mantenerse en clandestinidad

“La insaciable persecución de Sabines”, así se titula un escrito de Pablo Salazar Mendiguchía, ex gobernador del estado de Chiapas, y quien actualmente se encuentra preso por diversos actos durante su mandato, que le achaca el actual gobernador del Estado, Juan Sabines.

En la misiva, Salazar Mendiguchía señala que tras la detención del intelectual chiapaneco Alfredo Palacios, Sabines amenaza ahora con la detención del poeta Oscar Oliva.

El comunicado señala que tras la detención del intelectual chiapaneco Alfredo Palacios Espinosa, escritor, dramaturgo y pedagogo; ganador de un premio nacional en el género de novela histórica “y ex secretario de educación en mi administración, Sabines anuncia que va por más.”

A continuación, el texto íntegro escrito por Pablo Salazar Mendiguchía.

Como ya se ha hecho costumbre en este gobierno, a través de cuentas de tuiter a nombre de personas que se esconden en el anonimato pero que manejan información exclusiva y privilegiada, como anticipar órdenes de aprehensión o detenciones antes de que ocurran, Sabines, respirando odio y venganza anuncia el nombre de sus próximas víctimas.

El respetado poeta Oscar Oliva Ruiz, está en la mira del verdugo. Oscar, quien durante mi gobierno fue director del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes, es un hombre extraordinario, un ser humano excepcional, que lamentablemente a su edad madura, padece un cáncer que lo ha mantenido bajo un largo y doloroso tratamiento.

El poeta, al igual que más de 50 compañeros, perseguidos políticos del demencial gobierno sabinista, es buscado como un vulgar criminal, con ficha roja de la INTERPOL.

La combinación de rencores e ignorancia en quien hoy mal gobierna a Chiapas, pasa por alto que el muy querido Oscar Oliva ya no le pertenece a su familia, y ni siquiera a sí mismo. Oscar le pertenece a la
historia.

Su contribución a favor de la paz al lado del obispo Samuel Ruiz, de Don Pablo González Casanova, Doña Conchita Calvillo de Nava, Juan Bañuelos, y muchos otros miembros de la Comisión Nacional de Intermediación durante el inacabado conflicto zapatista, le han asegurado a Oscar Oliva un sitio de honor en la memoria colectiva. Sabines no podrá alegar inocencia por lo que le pase a Oscar.

La persecución virulenta y de corte fascista del sabinismo no tiene límites, y no se ve quién pueda detener a este inhumano inquisidor.

Cuando a este gobierno le resta muy poco tiempo y en plena sucesión, se siguen instrumentando cacerías de brujas. Nadie en su sano juicio, puede negar la naturaleza política de la embestida.

La extemporaneidad en el falso apetito justiciero de Sabines constituye el mejor elemento junto a la prefabricación de delitos, de que estamos frente a un ajuste de cuentas.

Hago por ello, un necesario llamado a mis compañeros que aún gozan de libertad, a que la preserven y resistan. Ya falta muy poco tiempo. Les pido que no bajen la guardia y que se mantengan en la más férrea
clandestinidad.

A mis compañeros en prisión, Socorro Domínguez, Daniel Tadeo, Gabriel Flores, David Franco, Manuel Miranda y Alfredo Palacios, también les pido que resistan con dignidad.

No estamos solos. La reivindicación y la justicia llegarán. A todos, pido su comprensión. El coletazo tiene la intención de silenciarme. No lo lograrán.

Desnudaré, hasta las últimas consecuencias, la fétida corrupción sabinista. No tengo prisa.

“La cárcel y las autoridades conspiran para robar la dignidad del hombre. Eso por sí solo garantiza mi supervivencia. Todo hombre o institución que intente arrebatarme mi dignidad sufrirá una derrota, porque no estoy dispuesto a perderla a ningún precio ni bajo ninguna clase de presión”. Nelson Mandela

Pablo Salazar Mendiguchía
Ex gobernador y preso político
Cárcel de Huixtla, Chiapas.
22 de enero, 2012.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button