México

Evita Profepa que funeraria tirará residuos peligrosos al aire libre

Inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Nuevo León, evitaron que en un terreno baldío del municipio de Escobedo, se tiraran 22 bolsas de plástico que contenían residuos peligrosos biológico-infecciosos, propiedad de una funeraria.

A través de un comunicado, señala Profepa que al mismo tiempo y como secuela de este hallazgo, acudieron a inspeccionar el laboratorio de embalsamamiento de donde procedían, encontrando que el establecimiento no tenía ni registro como generador de esos desechos, ni un almacén temporal para los mismos.

Ante estas irregularidades, el chofer y el vehículo funerario fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público Federal, junto con las bolsas aseguradas (y que contenían guantes, jeringas, ropa, pañales, torundas y botes con líquidos, presuntamente utilizados para la conservación de tejidos), y el pasado viernes 20 de enero se interpuso la denuncia penal contra el conductor y el dueño de la funeraria, por ordenar éste que se depositaran al aire libre los citados residuos.

Al término de la visita de inspección al laboratorio de embalsamamiento y como secuela de las irregularidades detectadas, el Delegado de la Profepa en Nuevo León, Francisco Luis Treviño Cabello, informó que abrió un expediente administrativo contra el propietario del negocio y de la camioneta y que en los próximos días procederá a fincar las sanciones económicas que, conforme a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de Residuos, oscilan entre los 20 y los 50 mil salarios mínimos.

El laboratorio de embalsamamiento se encuentra en la calle de Diego de Montemayor número 1213, en la Colonia Terminal, en San Nicolás de los Garza, Nuevo León, donde se entrevistó al propietario que resultó serlo también tanto de la camioneta hallada con los desechos como de la funeraria, ubicada ésta en la colonia Centro de Monterrey.

Al solicitarle los documentos relacionados con el laboratorio, indicó que no contaba con ellos, por lo que se le concedieron cinco días hábiles para exhibirlos. Mientras tanto, se ha iniciado la averiguación previa en contra del chofer que trató de tirar clandestinamente los residuos peligrosos biológico-infecciosos arriba citados, y contra otros que resulten responsables.

jhe

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button