México

Liberó Profepa 19 aves canora y de ornato en Colima

En las inmediaciones del Área Natural Protegida (ANP) conocida como El Jabalí, en el municipio de Comala, Colima, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) liberó 19 aves canoras y de ornato que, el pasado 4 de enero, habían sido aseguradas a una comerciante, quien pretendía venderlas a transeúntes en pleno centro de la capital del estado, sin acreditar su legal procedencia y posesión.

Además, tampoco presentó su registro en el padrón de prestadores de servicios vinculados a la comercialización de ejemplares, partes y derivados de vida silvestre.

De acuerdo con un comunicado de prensa, los ejemplares reinsertados a su hábitat natural son: siete gorriones mexicanos (Carpodacus mexicanus), cuatro chirinitos o piñón encapuchado (Carduelus notata), dos jilgueros, dos cenzontles norteños (Mimus poliglottos), dos mulatos y dos azules.

Cabe señalar que, aunque ninguno de estos pájaros está sujeto a algún grado de protección, su captura y extracción deben ser autorizadas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Por su parte, el delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en Colima, Alberto Eloy García Alcaraz, explicó que la ANP “El Jabalí”, donde fueron reintegradas las aves, fue creada precisamente para apoyar la conservación y reproducción natural de las especies silvestres, así como para preservar su hábitat.

Dijo que está conformada por selva mediana subcaducifolia y además de ser área de protección forestal, es refugio de fauna silvestre variada, como el armadillo (Dasypus novemcinctus), conejo (Sylvilagus cunicularis), coyote (Canis latrans), mapache (Procyon lotor), venado (Odocoileus virginianus), zorras, víboras de cascabel, palomas, lagartijas y chachalacas.

“La liberación de las 19 aves canoras y de ornato fue determinada, en virtud de que la inspeccionada no contaba con ningún documento y porque no estaban aún improntadas; es decir, los pájaros eran juveniles y habían sido capturados recientemente, por lo que de inmediato reemprendieron el vuelo en un sitio donde, por otro lado, hay poblaciones de esas mismas especies y de otras similares y donde está garantizada la existencia del agua y la comida”.

Cabe señalar que durante los 15 días que fueron retenidas por la PROFEPA, las aves estuvieron en resguardo legal de la UMA Parque Ecológico El Palapo, ubicada en el municipio de Coquimatlán, donde fueron atendidas y alimentadas adecuadamente.

jln

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button