score
AudioFinanzas

Impuesto fronterizo fortalecería al dólar: Rodríguez Regordosa. En Fórmula Financiera

Gerardo Rodríguez Regordosa, director de Estrategias de Inversión para Mercados Emergentes en BlackRock, consideró que conforme se vaya reduciendo o descartando la posibilidad de riesgo de una mala relación bilateral México-Estados Unidos irán respondiendo los precios de los activos mexicanos.

Esa situación, dijo, se vio esta semana en la que el peso se apreció y la baja de las tasas de interés.

En entrevista para el programa Fórmula Financiera recalcó que desde distintas perspectivas y utilizando diversas métricas de evaluación, los activos mexicanos se ven muy baratos, sobre todo el tipo de cambio y las tasas de interés.

“Si el replanteamiento de la relación bilateral resulta en un equilibrio negativo para México, puede ser que estas valuaciones estén justificadas, e incluso el tipo de cambio se podría depreciar un poco más, pero conforme se empiezan a dar estas reuniones en la vía constitucional, hoy el secretario Tillerson, el secretario Kelly, aunque hay contradicciones al interior del gabinete del presidente Trump, todo esto da un poco de oxígeno a las relaciones, está operando como válvula de escape y reduce la probabilidad de que acaben mal las cosas”.

Recalcó que el rendimiento que tienen los activos mexicanos en estos dos meses del año es de lo mejor que hay en el mundo y todavía existe un potencial de apreciación de la moneda mexicana muy importante conforme se siga disipando la incertidumbre en cuanto a la relación con Estados Unidos.

Rodríguez Regordosa indicó que el impuesto fronterizo es la iniciativa más agresiva que ha habido en el mundo, en materia fiscal, en muchos años.

Dijo que la probabilidad de que esta iniciativa se incluya en el paquete fiscal que propondrá Trump en próximos días es baja, pero si sucediera habría un ajuste importante en el tipo de cambio, el dólar se fortalecerá y el peso se depreciaría.

“Es un impuesto muy creativo, desde el punto de vista técnico muy eficiente porque genera las menores distorsiones posibles a los factores de producción, hay un incentivo muy importante a invertir y un incentivo muy importante a contratar gente, lo que sin duda sería algo muy positivo para la economía norteamericana, no solo en materia de crecimiento, sino en materia de recaudación porque le permitiría bajar el Impuesto Sobre la Renta desde niveles de 35 hasta 20, el problema es que para el resto del mundo esto puede ser algo muy disruptivo, una bomba que bomba que generaría una migración masiva de capacidad productiva hacia Estados Unidos”, concluyó.

joa



Artículos Relacionados

Back to top button