score
FinanzasAudio

Subasta eléctrica generará 2% más de energía limpia: Sener. Con López Dóriga

El proceso de la subasta eléctrica ofrecida por la Secretaría de Energía (Sener) prevé que haya una presentación de ofertas económicas, en donde una de las empresas ganadoras (Gestamp Wind México) presentó información señalando que su oferta era muy baja, por lo que la puja, fue desechada, según lo establecen las bases de la subasta.

En entrevista en el espacio de López Dóriga, César Hernández Ochoa, subsecretario de electricidad de la Secretaría de Energía (Sener), destacó que la equivocación de la empresa al ofertar fue “un error humano”, que ninguna de las otras 69 empresas participantes cometió, “en un momento previo las autoridades no pueden tocar ni alterar nada de lo que presentan los licitantes, es sólo después de que se dan los resultados donde es evidente esta oferta”.

La salida de la empresa permitió la entrada de nuevos participantes, y a través de un algoritmo se analizaron todas las ofertas y determinaron cuáles fueron las mejores para el sistema eléctrico.

“Era muy importante actuar de la manera más rápida para hacer esta corrección, porque mientras más tiempo pasa, el error se puede propagar y se genera expectativas que no se ajustan a un resultado apegado a las reglas”.

Asimismo Hernández Ochoa señaló que las bases de la licitación prevén que en un periodo de dos días se pueda hacer una evaluación de las ofertas, “porque si hay algún error humano o técnico, ese pueda ser evaluado y corregido, lo que se hizo fue desechar la oferta y presentar de nuevo la evaluación y generar la lista de los ganadores”.

Explicó que durante el proceso se actuó en presencia del órgano interno de control, así como del testigo social, y además se habló con las empresas afectadas, según lo establecen las bases de la subasta.

El subsecretario detalló que la puja de Gestamp Wind México ofreció un precio unitario, cuando se debía entregar el costo del paquete de energía, “olvidaron multiplicarlo por órdenes de un millón o varios”.

Destacó que el fin y la integridad del proceso se mantuvo, “el tema de la transparencia fue muy importante, por eso cuando se hizo la evaluación se hizo de una manera muy pública, a pesar de que eso no lo requería ni las bases, ni el proceso, pero al final de día fue fácil que la propia empresa detectara y notificara su error.

“De esta manera el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) tuviera el tiempo para hacer la corrección necesaria”, señaló.

En el inicio del proceso existía incertidumbre sobre la participación en el sector, sobre energías limpias, “lo que mostramos fue que había un interés enorme y gran parte del beneficio fue la adición de dos por ciento más de energía limpia, a partir del 2018, además de que tres cuartas partes de la energía solar se quedó a un precio muy bueno que nadie esperaba”, detalló Hernández Ochoa.

Cuando salió la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con su oferta de compra colocó un precio que los participantes veían bajo, “resultó 30 por ciento mejor de lo que había ofrecido CFE”, destacó.

Además informó que la subasta logró adjudicar una cantidad de contratos muy importante, y la competitividad generó precios bajos.

Hernández Ochoa declaró que en la subasta compitieron proyectos hidroeléctricos, geotérmicos, solares y eólicos, en donde las ganadoras fueron las propuestas de energías renovables, las cuales no generan emisiones al medio ambiente.

A raíz de los resultados se instalarán 18 parques solares y eólicos en diferentes estados del país agregó el subsecretario.

En el caso de la CFE detalló que utiliza, como otras empresas generadoras de electricidad en el mundo, plantas de combustóleo o diésel, “la zona centro (megalópolis) está bien abastecida por energía relativamente barata, tiene algunas para momentos de picos de demanda y esas a nivel nacional son las que tenemos que desplazar”.

Indicó que dos de las plantas que utilizan más combustóleo y diésel en el país están ubicadas en Baja California y Yucatán, y es donde se colocarán las nuevas plantas solares.

Señaló “México tiene que contribuir a tener esa transición energética, y a través de las subastas es la manera más competitiva de generar energías limpias, con precios bajos, esta fue la primera y está previsto que siga”.

Destacó que según prevé la regulación, será en abril de 2017 cuando inicie otra subasta eléctrica.

Finalmente subrayó que la inversión de las empresas ganadores, de las cuales cinco son grandes corporaciones internacionales, así como empresas mexicanas, generarán una inversión de 40 mil millones de pesos en tres años.

tls



Artículos Relacionados

Back to top button