Finanzas

México debe catalogarse como consumidor y no como exportador de petróleo: analista. Con Ruiz Healy

Después del anuncio de Banco de México (Banxico) en conjunto con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en donde se anticipó un programa de recorte en el sector público por 132 mil millones de pesos, el alza en las tasas de interés, así como la suspensión de subastas, ha habido una revaloración del peso frente al dólar, indicó Luis Miguel González, director editorial de “El Economista”.

En entrevista con Eduardo Ruiz Healy, señaló que desde el 5 de febrero, la revaloración ha sido de seis por ciento, es decir un poco más de un peso, “a las acciones de Banxico también se agrega la coyuntura internacional, pues después de la intervención ha mejorado el valor de la mezcla mexicana, entonces atribuir la mejora del tipo de cambio sólo a la intervención del Banco de México sería irrealista”.

El analista económico destacó que existe una correlación de 80 por ciento entre el valor de la mezcla mexicana y el valor del peso, es decir ocho de cada diez veces; por ello, la variable que más afecta al tipo de cambio es el petróleo.

La revaloración de petróleo se debe a dos razones: la perspectiva de un acuerdo entre miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y externos como Rusia, y la notoria caída en los costos de producción.

“Muy probablemente el tipo de cambio esté generando una inercia especulativa de revaloración, como hace un mes la inercia especulativa era ‘yo apuesto a que mañana va a estar más caro’ hay un banco que apuesta que el tipo de cambio va a estar en 17 pesos, es buena noticia, pero el mejor tipo de cambio es el estable, no un número en particular”.

Destacó que la encuesta de Banxico dada a conocer este miércoles señala dos cosas: este año habrá menor crecimiento de lo que se pensaba hace un mes; además habrá mayor inflación respecto al año pasado es decir de aproximadamente tres por ciento.

Luis Miguel González destacó que es probable que el precio del petróleo suba, pues las condiciones que explicaban la caída de los precios están perdiendo fuerza y actualmente se ingresa “a una especie de nueva normalidad, los productores petroleros están cada vez ahorcados y tienen que llegar a un pacto”.

Detalló que la unión entre los miembros de la OPEP les hizo recuperar un dominio sobre el mercado, aunque afectan a los independientes.

“México se tiene que pensar cada vez más como un consumidor de petróleo que como un exportador, no sólo por las cifras sino por nuestros volúmenes de producción”, finalizó.

tls

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button