score
Finanzas

Grecia despierta con bancos cerrados y un futuro poco optimista

Atenas.- Los griegos despertaron con los bancos cerrados, los cajeros automáticos casi vacíos y un clima de rumores y teorías poco optimistas sobre el futuro del país, tras la ruptura de las negociaciones entre Atenas y sus acreedores internacionales.

Después de no recibir fondos de emergencia adicionales del Banco Central Europeo, el primer ministro Alexis Tsipras, anunció el domingo por la noche, una serie de medidas para evitar que los bancos colapsen bajo el peso de los retiros masivos.

Grecia tiene menos de 48 horas para pagar 1.6 mil millones de euros ( 1.77 mil millones de dólares) de los préstamos del Fondo Monetario Internacional, y un incumplimiento pondría al país en una eventual salida del bloque de la moneda euro.

Los bancos griegos permanecerán cerrados hasta el 6 de julio, un día después de la celebración del referéndum sobre las propuestas de rescate, y las retiradas de efectivo en cajeros automáticos se limitarán a 60 euros (casi 65 dólares) al día por cada tarjeta bancaria.

El anuncio se incluye en un decreto publicado en el boletín oficial del Ejecutivo y titulado “Cierre vacacional de la banca”.

La decisión de imponer el feriado bancario extendido fue tomada durante una reunión del Consejo de Estabilidad Financiera de Grecia, que incluyó al ministro de Hacienda, Yanis Varoufakis, y al gobernador del Banco de Grecia, Yannis Stournaras.

El decreto sobre el control del capital, firmado por el presidente heleno, Prokopis Pavlopoulos, y el primer ministro Tsipras, enumera las medidas impuestas sobre las instituciones financieras del 28 de junio al 6 de julio.

“La extremadamente urgente e imprevista necesidad de proteger el sistema financiero griego y la economía nacional del país se debe a la falta de liquidez, causada por la decisión el 27 de junio del Eurogrupo de rechazar la extensión del acuerdo de préstamos con Grecia”.

Los bancos reabrirán sus puertas el 7 de julio y los cajeros automáticos “volverán a operar con normalidad a partir del mediodía del lunes (6 de julio) a más tardar”, según una declaración gubernamental.

Actualmente, muchos cajeros automáticos están vacíos pues los clientes se precipitaron a retirar efectivo durante el fin de semana.

De acuerdo con la nota oficial, los pagos de las pensiones estarán exentos de las restricciones sobre las transacciones bancarias, por lo que “no habrá problema para que los salarios se depositen electrónicamente en las cuentas bancarias”.

Entre tanto, las transacciones bancarias por internet en territorio griego funcionarán normalmente, al igual que el pago con tarjetas en tiendas, sin embargo, las transferencias al extranjero requerirán del permiso de una comisión del Ministerio de Finanzas.

La decisión de cerrar los bancos e imponer los controles de capital se produjo a menos de 24 horas después de que el Parlamento votó a favor, por 178 votos contra 120, de celebrar un referéndum el domingo próximo.

El líder de la oposición, el conservador Andonis Samaras, aseguró que en el referéndum no se plantea dar un sí o no a la austeridad como plantea indirectamente el gobierno sino sí o no al euro.

“La propuesta de referéndum arrastra al país fuera de Europa”, subrayó el líder de Nueva Democracia y ex primer ministro.

Samarás describió la consulta como una “parodia” de un gobierno que esconde su fracaso detrás de este plebiscito y que ha conducido al país a la “quiebra” y al “suicidio”.

Por su parte, la líder de los socialdemócratas del Pasok (el partido que dirigió con los conservadores el último gobierno), Fofi Genimata, acusó a la administración de Tsipras de estar conduciendo a Grecia hacia la ruptura con Europa y emplazó al poder Ejecutivo a dimitir.

Notimex



Artículos Relacionados

Back to top button