score
Finanzas

Prevé Pemex con reforma aumenten ventas en mediano plazo. Con Óscar M Beteta

El director corporativo de Finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex), Mario Alberto Beauregard Álvarez, explicó que hay factores internos y externos que año con año impactan en los estados financieros y el 2013 fue un año complicado, ya que el precio del petróleo se redujo, lo cual afecta evidentemente los ingresos de la paraestatal.

Además de que el tipo de cambio mostró una ligera depreciación de diciembre de 2002 de diciembre de 2013, lo cual también afectó los resultados.

“El rendimiento bruto de Pemex, antes de depreciaciones, antes de impuestos y otros gastos, se situó en casi 800 mil millones de pesos, positivo. Un rendimiento repito, positivo de 800 mil millones de pesos. Sin embargo, una vez que le descontamos conceptos como depreciaciones, gastos generales, costos financieros, nos situamos en un rendimiento justo antes de impuestos, de 695 mil millones de pesos”, explicó.

A esta cifra, lo que se tiene que deducir para llegar al rendimiento neto, es el pago de impuestos. Y el pago de impuestos, durante 2013 ascendió a 865 mil millones de pesos. “Es decir, tuvimos un rendimiento antes de impuestos, de 695 mil, pero pagamos impuestos por 865 mil millones de pesos. Esto, nos arroja un resultado neto negativo de 169 mil millones de pesos”.

En ese sentido, comentó que hay una tarea que hacer y es algo que la Secretaría de Hacienda está trabajando en estos momentos y que próximamente presentará una propuesta para tener un régimen fiscal que le permita a Pemex y ahora, con la apertura del sector energético en nuestro país, a las otras empresas, tener un régimen fiscal competitivo y que atraiga inversiones.

A pregunta expresa de Óscar Mario Beteta, en el sentido si con la nueva reforma energética y el cambio al régimen fiscal, las ventas serían prácticamente las mismas o si la empresa empezará a valerse por sí misma, el funcionario dijo que esa es la idea.

“La idea es ir migrando a un régimen fiscal nuevo, competitivo, que le permita a la empresa parte de sus utilidades para sus futuras inversiones y obviamente, también contribuir fiscalmente con nuestras obligaciones”, dijo.

En efecto, confirmó que las ventas de Pemex serían las mismas, porque depende del mercado y de los clientes, que no van a variar en el muy corto plazo, pero la idea es sanear la compañía y mejorar sus dividendos.

“Recordemos que Pemex contribuye con 34 por ciento de los ingresos que año con año recibe el gobierno federal. Tampoco podemos hacer un cambio vamos, de la noche a la mañana, porque el gobierno federal al final de cuentas depende de estos ingresos, tiene que ser un proceso gradual que le permita al gobierno federal hacerse de recursos de otras empresas, de las nuevas empresas que entren al sector energético en nuestro país”, precisó.

La idea es, dijo, que en el mediano plazo Pemex mantenga recursos de su propia operación para poder reinvertirlo en futuros proyectos, como lo hace exactamente cualquier empresa privada. Y este cambio es muy importante, por eso parte de la reforma consiste en modificar el estatus legal de Pemex para convertirla de un organismo descentralizado, con reglas muy del sector público, de función pública, a una empresa productiva del Estado.

Y dijo que el cambio es muy importante porque le va a permitir a Pemex ser mucho más ágil en su proceso de toma de decisiones, tener mucho más libertad en su propia administración de recursos y, por lo tanto, competir con las empresas que vengan a nuestro sector a explotar los recursos petroleros.

mej



Artículos Relacionados

Back to top button