score
AudioFinanzas

Con Pacto fiscal se fomentará formalidad y competencia leal: SAT. Con Óscar M Beteta

Con el Pacto Fiscal que pasó de tener una duración de tres a cinco años, el director del Sistema de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez, explicó que se busca brindar seguridad fiscal y jurídica para los contribuyentes, a través, de no modificar la legislación tributaria y de mantener los beneficios, entre otros.

En entrevista con Óscar Mario Beteta, Núñez aseguró que con este acuerdo no habrá iniciativas para crear impuestos, salvo dos excepciones, cuando haya eventos macroeconómicos sustanciales.

El titular del SAT, destacó que así como no habrá nuevos impuestos ni se modificarán las tasas, así como una regulación en el marco fiscal y jurídico.

Aunque no habrá nuevos impuestos ni un aumento en tarifas, “no limita a que se puedan reducir las tasas… siempre en beneficio de la sociedad”, dijo el funcionario. Esta política se mantendrá hasta el mes de noviembre de 2018, dos años más de lo anunciado originalmente.

Consciente de la autonomía que tiene el Congreso de la Unión, que tienen la facultad de proponer nuevos impuestos, Aristóteles Núñez aseguró que el Ejecutivo federal no propondrá nuevas medidas en materia fiscal.

En torno al segundo punto del acuerdo fiscal, el funcionario precisó que se busca fomentar la incursión a la formalidad –INEGI reporta 29 millones de mexicanos en la informalidad, desempeñando una actividad económica lícita-, y favorecer la competencia leal en el mercado.

Para lograrlo, se creó un programa para que de manera gradual se vayan pagando impuestos, lo que permitirá que los contribuyentes en 20 años, comiencen a pagar impuestos”. Con lo que se busca que los contribuyentes puedan contar con una pensión, podrá tener acceso al crédito para una casa.

La informalidad en México, explicó el titular del SAT, “la integran muchos mexicanos, que no han encontrado en la formalidad, los incentivos que les permitan migrar a ella…, Ellos no eligieron ser informales”.

Se dijo consciente de la necesidad de convencer “a los actores, a los contribuyentes y a los contribuyentes que la formalidad nos conviene a todos”, ya que de no contar con el seguridad social, los patrones se dan cuenta que sería más barato pagar las cuotas obrero patronales.

Para esta tarea, destacó, es preciso convencer tanto al sector gobierno como a los patrones de la conveniencia de ser parte del mercado formal.

En torno, a los amparos contra la reforma hacendaria, Aristóteles se pronunció a favor de que los contribuyentes conozcan tanto sus obligaciones como sus derechos y las instancias a las que se puede acudir para presentar su inconformidad. Sin embargo, explicó que será la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la encargada de resolver estos casos.

El cuarto punto, referente al gasto público, el encargado del SAT precisó que este punto se basa en la búsqueda de mecanismos para ofrecer al contribuyente una política activa en materia de transparencia en ingreso y en gasto público.

Para lograrlo, apuntó el funcionario, es necesario “empezar a usar un lenguaje ciudadano”, pues la información que se llega a entregar utiliza un lenguaje técnico. La información fácil de entender en torno a cómo cuándo y en qué se gastó el dinero. Esta medida incluye también a estados y municipios.

Al ser cuestionado sobre la existencia de esquemas que favorezcan que la reforma fiscal no sólo sea considerada como recaudatoria sino promotora, que estimule el desarrollo, Aristóteles Núñez, dijo que los empleados que además de ofrecer sistemas más simples, el SAT cuenta con la posibilidad de que quienes recibieron ingresos hagan sus declaraciones anuales.

Con lo anterior el pagar intereses reales en un crédito hipotecario, alguna prima de gastos médicos o colegiaturas pagadas y aportaciones adicionales al sistema de ahorro para el retiro se podrán hacer deducibles. Con lo que el contribuyente puede contar con un saldo a favor.

En lo referente al déficit fiscal, punto cinco del acuerdo fiscal, que depende del gasto público, el funcionario del SAT explicó que México está apostando en un déficit decreciente, lo que representa “no gastar más de lo que ingresa”, para que en el 2017 el país sólo gaste lo que ingrese, cuidando el comportamiento de la economía internacional, sobre todo la de Estados Unidos.

En torno al sector interno, apuntó que se espera que con las reformas estructurales este factor se fortalezca.

En torno a Pemex y la CFE, Aristóteles declaró que se prepara un régimen fiscal para que ambas compitan como si fueran empresas, para que puedan ser competitivas y contribuyan al crecimiento nacional.

Al tocar el tema de la facturación, el licenciado Núñez explicó que más de 3 millones de contribuyentes, que venden al público en general, pueden emitir una factura al bimestre pues no requieren comprobante digital por cada vente.

Asimismo, expuso que los contribuyentes que tienen ingresos acumulables de hasta 2 millones al año tienen derecho a extensiones de pago, siempre y cuando presenten cierta información.

Por último, explicó que quienes reciben ingresos por honorarios, en la sección de “Mi Cuenta” de la página del SAT www.sat.gob.mx, pueden elaborar sus facturas; también se cuenta con una aplicación para teléfonos móviles.

jgam



Artículos Relacionados

Back to top button