score
AudioFinanzas

Con “Acuerdo”, GF apuesta al crecimiento económico: Videgaray. Con José Cárdenas

El secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso, precisó que el Acuerdo de Certidumbre Tributaria anunciado la mañana de este jueves 27 de febrero, contempla que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no habrá de proponer al Congreso de la Unión desde hoy y hasta el último día del sexenio, es decir, el 30 de noviembre del 2018, nuevos impuestos, incrementos en las tasas de los impuestos existentes, así como la reducción o supresión de beneficios fiscales o exenciones existentes.

Entrevistado en el noticiero de José Cárdenas, refirió que el decir que no habrá ni incrementos en los impuestos, ni nuevos impuestos, implica entre otras cosas que tampoco se propondrá la implementación del Impuesto al Valor Agregado en alimentos y medicinas, medida que aseguró, es una buena noticia particularmente para las grandes mayorías y clases populares, que dedican un porcentaje muy alto de sus ingresos mensuales a la alimentación.

Al ser cuestionado sobre si esto les resta la posibilidad de corregir errores fiscales, Videgaray Caso dictó, “lo que estamos diciendo es que el mensaje que claramente se transmite con esta decisión, es que habiendo concluido ya la reforma hacendaria, que fue una reforma profunda, amplia al marco tributario, ahora estamos en una etapa distinta, es una etapa de dar certidumbre, que las reglas del juego no estén cambiando.”

En este sentido, recordó que el hecho de que las empresas y las familias no sepan cuáles serán las reglas del juego, es un elemento que brinda un nivel de incertidumbre importante al entorno económico nacional, lo que automáticamente inhibe la inversión en maquinaria, equipo, construcción, así como en la contratación de personal.

“Ahora es tiempo de darle certidumbre a la economía, a todos los participantes de la economía en una decisión que es inédita, nunca un presidente de la república, nunca un gobierno federal, había hecho un anuncio de esta naturaleza y creo que es algo que le viene muy bien a México, el que todos conozcamos cuáles serán las reglas del juego en materia de impuestos”, abundó.

Respecto a si esta medida conlleva que tampoco se registren variaciones en el gasto público, el funcionario federal hizo hincapié en que el compromiso con respecto a este rubro, radica en que inicialmente se ejerza de manera transparente y oportuna, mientras que en segundo término, pero no menos importante, que la trayectoria del déficit público continúe reduciéndose, conforme fue discutido y aprobado por el Congreso de la Unión.

De esta forma, continuó, el déficit temporal programado para este 2014 deberá reducirse y el gasto del gobierno deberá crecer conforme crezca la economía, ya que al incrementar el nivel de la economía, lo hará en igual medida la recaudación, lo que permitirá que exista una mayor capacidad del gobierno para desarrollar infraestructura, educación pública, salud y otras obligaciones federales.

“La apuesta para que el gobierno tenga mayor capacidad para hacer cosas, es la apuesta del crecimiento económico, de ahí la importancia de la agenda de reformas estructurales, que lo que hacen es elevar el potencial del crecimiento de la economía mexicana, no solamente para el próximo trimestre o el próximo año, sino en las próximas décadas”, enfatizó.

En este tenor, reveló que el Ejecutivo Federal estima que al cierre de 2014 México registrará un crecimiento del 3.9 por ciento del Producto Interno Bruto, que aunque resulta mucho mejor que lo registrado en 2013, se sitúa por debajo del potencial de crecimiento económico.

Añadió que sus análisis indican que conforme las reformas estructurales aprobadas el año pasado, se implementen y tengan un efecto en la economía mexicana, la tasa de crecimiento potencial de la economía debe estar en niveles superiores al cinco por ciento, nivel que de ser alcanzado en los próximos años representará un cambio totalmente radical en la economía mexicana y, sobre todo, un combate real y eficaz a la pobreza.

“En los últimos 30 años México creció apenas en promedio al 2.4 por ciento, de ahí la necesidad de hacer cambios, cambios de fondo, estructurales que impulsen el crecimiento económico de manera sostenida”.

Finalmente, resaltó que la reforma hacendaria aprobada por el Congreso de la Unión en 2013, la dependencia a su cargo cuenta con nuevos instrumentos de política pública, para generar incentivos reales para que quienes hoy están en la informalidad, decidan migrar a la formalidad, como son el Régimen de Incorporación Fiscal y el Régimen de Incorporación a la Seguridad Social.

“Creo que ha sido una decisión que ha tenido una muy positiva bienvenida de distintas voces de la sociedad y no es para menos, a México le urge certidumbre en lo económico y particularmente en materia impositiva”, concluyó.

cegs



Artículos Relacionados

Back to top button