score
Finanzas

Addendum al comunicado de Grupo Salinas sobre Preponderancia

Grupo Salinas, dio a conocer este miércoles a través de un comunicado, que de manera formal y respetuosa, sometió el día de hoy propuestas puntuales al Instituto Federal de Telecomunicaciones, para regular al grupo de interés económico al que pertenecen Telmex y Telcel y adiciona el siguiente Addendum sobre la preponderancia.

Información de contexto adicional al comunicado presentado el día de hoy en la Oficialía de Partes del Instituto Federal de Telecomunicaciones:

Tarifas: La Preponderancia implica poder para fijar precios y para desplazar competidores. Esto no es nuevo, ya la OCDE, hace poco más de un año, estimó que la pérdida de bienestar que pagamos año con año de nuestros bolsillos los mexicanos por la existencia del monopolio integrado por Telmex y Telcel (agente económico preponderante), es cercano a los 26 mil millones de dólares, cifra casi equivalente al valor total del mercado de las telecomunicaciones, del cual Telmex y Telcel concentran 70% de la telefonía móvil, 80% de la fija y ¾ partes de la banda ancha, fija y móvil.

El Preponderante no puede ser dejado en libertad para fijar tarifas e integrar sus paquetes de servicios. Para fomentar una competencia efectiva, como lo ordena la Constitución, es imperativo que la autoridad someta todas las tarifas de Telmex y Telcel, así como del resto de integrantes de su grupo de interés económico como Dish, al requisito de su previa autorización, en un procedimiento transparente en donde quede evidencia de los criterios utilizados para fijar el nivel de las mismas.

Comercialización: El Preponderante debe transparentar, asimismo, sus paquetes y ofertas de servicios. A cada servicio que integre en un paquete o promoción se le debe asignar un precio unitario claro. Estos servicios individualizados deben estar disponibles para cualquier tercero, especialmente sus competidores, de manera abierta y no discriminatoria.

De esta forma, el poder de mercado del Preponderante y la combinación de servicios de las empresas que integran su grupo de interés económico, no podrá seguir siendo utilizado para desplazar indebidamente a sus competidores. Con esta medida, se brindará equidad y se posibilitará a todos los actores del mercado de las telecomunicaciones para competir en igualdad de circunstancias. La eliminación de la exclusividad incrementará la competitividad del mercado, aumentando la calidad de los servicios a los usuarios al tiempo de reducir drásticamente las tarifas que hoy pagamos todos los mexicanos.

Discriminación: Discriminar es tratar igual a los desiguales. La regulación debe tratar diferente al desigual, en este caso el Preponderante. Este agente o grupo de interés económico, debe estar sujeto a los controles necesarios para evitar que utilice su fuerza e información privilegiada en el desplazamiento de sus competidores. A diferencia del resto de los operadores, sus activos, dado su tamaño y poder, son “recursos esenciales”.

De manera clara, debe romperse el “efecto comunidad” que han logrado, con la connivencia de las extintas autoridades existentes antes de la Reforma Constitucional impulsada por el Presidente Peña Nieto, al cobrar mucho menos por las llamadas que inician y terminan dentro de la red de Telcel, que aquellas destinadas a usuarios de otras redes. Así, han logrado convertir en realidad el slogan con el que se publicitan “Todo México es Territorio Telcel”, ya que los usuarios no tienen incentivos para voltear a ver la oferta de servicios de los competidores que no pueden competir con la estructura monopólica de precios que ofrece Telcel. No por nada México, como lo señaló la OCDE, tiene una concentración (preponderancia) de mercado escandalosa comparado con la del resto de sus países miembros.

jem



Artículos Relacionados

Back to top button