score
Finanzas

Aeroméxico y APB celebran contrato para equipos Boeing de nueva generación

Aviation Partners Boeing (APB) anunció hoy que Aeroméxico (BMV: AEROMEX), le ha encargado Winglets Split Scimitar para sus equipos Boeing 737-800 de nueva generación, lo que permitirá redefinir la aerodinámica del Winglet Blended.

Este programa de APB es la culminación de cinco años de esfuerzo de diseño que utiliza la última tecnología computacional de dinámica de fluidos para redefinir la aerodinámica del Winglet Blended, en un totalmente nuevo Winglet Split Scimitar.

La característica singular de este nuevo winglet, informa Aeroméxico a través de un comunicado, tiene que ver con la utilización de la estructura ya existente de Winglet Blended, agregándole nuevos largueros fortalecidos, puntas aerodinámicas en forma de espada y una gran winglet ventral. APB recibió la certificación de la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) para los Winglets Split Scimitar el pasado 6 de febrero de 2014.

“Aeroméxico ha sido un cliente muy importante para APB, ya que está equipando toda su flota de aviones Boeing 737 de nueva generación y dos de sus aeronaves 767-300ER con tecnología Winglet Blended”, dijo el director de Ventas y Mercadotecnia de Aviation Partners Boeing, Christopher Stafford.

Cabe señalar que “con este pedido, Aeroméxico mejorará aún más el rendimiento de sus Boeing 737-800, obteniendo un considerable ahorro de combustible en toda su red y una carga útil adicional en las rutas de largo alcance”, agregó.

APB desarrollará y certificará el sistema de Winglets Split Scimitar para diversas variantes de la serie Boeing 737 de nueva generación, incluyendo los 737-700, 737-800, 737-BBJ (tanto los que cuentan con estructura compatible como aquellos que no cuenten con dicha tecnología), el 737-900 de estructura compatible y el 737-900ER.

Esta modificación estructural representará una mejora en el consumo de combustible en nuestras operaciones de rápido crecimiento, pues los nuevos Winglets generarán ahorros de alrededor de 170 mil litros de combustible, señaló Corneel Koster, director de Operaciones de Aeroméxico.

APB espera que los sistemas de Winglets Scimitar instalados en un 737-800 le ahorren a Aeroméxico más de 55,000 galones de turbosina por aeronave al año, lo que dará como resultado la correspondiente reducción en las emisiones de dióxido de carbono de 530 toneladas por equipo al año. Además, Aeroméxico puede obtener un incremento en su carga útil en varias de sus vuelos de largo alcance que opera con el 737-800 como las rutas de la Ciudad de México a Lima, Perú y Caracas, Venezuela.

jgam



Artículos Relacionados

Back to top button