score
CoronavirusNoticias

El ‘catarro’ común puede protegerte contra el COVID… ¿por qué?

Las personas que han mostrado una fuerte respuesta inmune a otros coronavirus humanos, también tienen cierta protección contra la infección por SARS-CoV-2.

Un equipo de investigadores, dirigido por la University of Zurich (UZH), ha descubierto otro factor que contribuye a la inmunidad del SARS-CoV-2, virus que ocasiona la COVID-19: las respuestas previas de anticuerpos a otros coronavirus inofensivos.

Alexandra Trkola, directora del Institute of Medical Virology de la UZH, afirma que las personas que han mostrado una fuerte respuesta inmune a otros coronavirus humanos, también tienen cierta protección contra la infección por SARS-CoV-2.

Cuatro de los siete tipos de coronavirus que actualmente infectan a los humanos, HCoV-229E, HCoV-OC43, HCoV-NL63 y HCoV-HKU1, son muy usuales y algunos están presentes en el resfriado común junto a otros agentes patógenos como los rinovirus.

Por ser coronavirus comunes, se estima que una proporción muy alta de la población mundial ya ha desarrollado defensas frente a ellos, estando mayoritariamente inmunizados.

En su estudio, los investigadores utilizaron un ensayo especialmente desarrollado para analizar los niveles de anticuerpos contra otros cuatro coronavirus humanos (probablemente los mencionados anteriormente) en 825 muestras de suero tomadas antes de la aparición del SARS-CoV-2.

También examinaron 389 muestras de donantes infectados por el SARS-CoV-2. Combinando los dos análisis con un modelo informático, el equipo pudo predecir con exactitud la eficacia con la que el anticuerpo se uniría y neutralizaría el virus invasor.

La reactividad cruzada reduce la gravedad de la infección

Los investigadores han podido demostrar que las personas que contraen el SARS-CoV-2 tienen niveles más bajos de anticuerpos contra el coronavirus causante del resfriado común en comparación con los que no están infectados.

Además, las personas con altos niveles de anticuerpos contra el coronavirus inofensivo tenían menos probabilidades de ser hospitalizadas tras contraer el SARS-CoV-2.

“Nuestro estudio muestra que una fuerte respuesta de anticuerpos contra el coronavirus humano aumenta el nivel de anticuerpos contra el SARS-CoV-2. Por lo tanto, los que han adquirido inmunidad contra el coronavirus inofensivo están también mejor protegidos contra las infecciones graves por SARS-CoV-2”, dice Trkola.

Este tipo de respuesta inmune, llamada reactividad cruzada, también se produce en la respuesta de las células T, que es una línea adicional del sistema inmune en defensa contra la infección.

Las personas están totalmente protegidas contra el SARS-CoV-2 sólo inmediatamente después de la recuperación de la infección o después de recibir la vacunación eficaz. Es entonces cuando el nivel de anticuerpos contra el virus es todavía muy alto.

A medida que estos niveles disminuyen con el tiempo, ya no se previenen las infecciones, pero la memoria inmunológica reactiva rápidamente las defensas del organismo, la producción de anticuerpos y las defensas de las células T.

“Por supuesto, las respuestas inmunitarias dirigidas al SARS-CoV-2 que son montadas por las células de memoria son mucho más eficaces que las respuestas de reacción cruzada. Pero, aunque la protección no sea absoluta, las respuestas inmunitarias cruzadas acortan la infección y reducen su gravedad. Y esto es exactamente lo que también se consigue con la vacunación, sólo que de forma mucho más eficaz”, afirma Trkola.

También te puede interesar:

Relajar las medidas contra el COVID-19 podría triplicar las muertes por la enfermedad en México

¡Regresa el confinamiento! Países de Europa implementan nuevas restricciones ante COVID-19

Así es como México y Canadá devolverán a EU las vacunas “prestadas” contra COVID-19

Se presentan indicios de una cuarta ola de COVID-19 en México, alerta Jorge Alcocer



Artículos Relacionados

Back to top button