Científicos buscan desarrollar vacuna comestible contra COVID-19 para niños hecha con jitomates

Se espera que los ensayos de la vacuna concluyan a finales de año

En Uzbekistán, está en proceso una vacuna contra la COVID-19 comestible, elaborada con jitomates, por lo que podría aplicarse en niños, informó un representante de la Academia de las Ciencias de aquel país centroasiático.

“Los experimentos han mostrado que la proteína S del coronavirus, sintetizada en un tomate, al alcanzar el intestino despierta el sistema inmunológico y los anticuerpos producidos luchan contra el patógeno”, dijo.

En entrevista para la agencia RIA Nóvosti, el representante de la Academia de las Ciencias uzbeka explicó que los ensayos del biológico concluirán a finales de este año.

“Será muy económico producir vacunas en las plantas. Es un producto seguro e inocuo, además, la vacuna comestible es cómoda para administrarla a los niños”, señaló el especialista.

En otros países también hay ensayos

De acuerdo con el portal gazeta.uz de Uzbekistán, Rusia y Canadá son algunos de los países que también trabajan en el desarrollo de vacunas contra el virus SARS-CoV-2 comestibles.

Hasta mayo de 2021, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que se han registrado un total de 13 vacunas distintas contra la COVID-19, sin embargo, solo ocho han sido aprobadas por las autoridades sanitarias de México.

Las vacunas aprobadas en el país son Pfizer/BioNTech, Oxford-AstraZeneca, Janssen, Sputnik V, CanSino, Novavax, Sinovac y Moderna.

Con información de EFE

Te puede interesar:

CanSino realizará ensayos fase 3 de su vacuna contra COVID para menores en niños mexicanos

En Oaxaca, 12 menores más recibirán vacuna contra la COVID-19 gracias a un amparo

Niña Zulma recibe primera vacuna contra COVID-19: Madre de menor

Si tenemos una vacuna eficaz, se deben inocular a los menores: Carol Perelman

 

Salir de la versión móvil