score
MéxicoNoticias

Producción automotriz no superará ni siquiera niveles del 2020: AMIA

Las consecuencias de la escasez mundial de semiconductores han llegado al punto de reducir los pronósticos de producción para este año a solo 3 millones de unidades.

Los daños de la crisis de los semiconductores a la industria automotriz mexicana ya no tienen marcha atrás, por lo menos durante este año.

Durante conferencia de prensa virtual, Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), señaló que el desabasto, que se espera continúe en todo lo que resta de 2021, limitará la producción de vehículos a solo 3 millones de unidades, nivel apena similar al de 2020 y muy lejos del 12% de crecimiento que esperaban alcanzar según las estimaciones de la asociación a principios de año.

Si bien en meses como marzo, abril, mayo y junio se superó el nivel productivo del 2020, para la mayoría de estos casos el incremento se basa en la distorsión estadística producto de comparar los meses de recuperación con los de la brutal caída de inicios de la pandemia, cuando la industria automotriz aún no era declarada como esencial.

Pero ninguno de los meses del primer semestre de 2021 ha superado la producción de los meses del segundo semestre del 2020 -con excepción de diciembre- pues si bien las condiciones sanitarias han sido mucho más favorables durante la primera mitad del año respecto a 2020, la crisis de los semiconductores ha frenado de golpe la recuperación.

Apenas en julio pasado la producción tuvo su peor desempeño desde febrero (221,843), cuando la crisis del gas forzó el cierre parcial y/o total de varias plantas en el norte del país. Agosto no fue diferente, coronándose como el peor entre todos desde la crisis de 2009.

Durante el octavo mes del año la producción mejoró poco con comparación al mes inmediato anterior, produciéndose un total 237,040 todavía por debajo del nivel de febrero. En el caso de la exportación, las ventas fueron de 212,687 vehículos ligeros -19.6% menos que los 264,478 exportados en agosto de 2020.

Las ventas internas fueron las que obtuvieron el peor resultado entre los tres indicadores automotrices, pues con un total de 78, 235 unidades vendidas las ventas mensuales alcanzaron su menor nivel desde hace 11 meses.

Escasez continuará en lo que resta del año

Lo que en un principio sería una dificultad grave pero que se superaría en algunos meses se ha convertido en la pesadilla de la cual la industria no ha podido despertar.

“Nosotros considerábamos que esto se resolviera en el tercer trimestre del año, que es agosto a septiembre, pero el problema se viene complicando por la nueva ola y que sigue incidiendo en una creciente demanda de semiconductores y de sectores adicionales a la industria automotriz y eso hace que la solución se retrase un poco” señaló en la conferencia de prensa virtual Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA)

En abril pasado, un rebrote de COVID 19 en Taiwán, principal productor mundial de semiconductores, comenzó a extender la crisis de los chips. Unos meses después la aparición de rebrotes en China, que se creía libre de coronavirus, ha puesto en jaque nuevamente a la industria al limitar los embarques a occidente.

La crisis no ha afectado de manera individual a México sino en su totalidad a la cadena de producción automotriz norteamericana, una de las que más empleos genera en la región.

A principios del actual mes, General Motors, la mayor productora en la región anunció nuevos paros generalizados de hasta dos semanas en sus plantas de Norteamérica incluyendo la de San Luis Potosí y la de Silao en Guanajuato.

La gravedad económica de la escasez es tan grave que el presidente Joe Biden puso en marcha un plan para inyectar 52.000 millones para impulsar la fabricación nacional de chips con el objetivo de reducir la dependencia de la Unión Americana del mercado asiático.

México no se quedará atrás. Según la secretaría de Economía Tatiana Clouthier, la intención del gobierno mexicano es que el país pueda sumarse a la nueva cadena de valor de semiconductores en dos momentos: la fabricación de algunas piezas clase y la programación de los chips, temas que serán discutidos con las autoridades estadounidense en los próximos Diálogos Económicos de Alto Nivel que se llevarán a cabo este 9 de septiembre.

Sin embargo, el director de la AMIA, señaló que aún con las inversiones de ambos países, los proyectos de investigación no son una solución a corto plazo para la escasez actual, pues sus resultados serán visibles hasta dentro de algunos años.



Artículos Relacionados

Back to top button