score
MéxicoNoticias

La 4T busca dar un giro radical a la Conquista Española al rebautizarla como “Resistencia Indígena”

Este cambio de visión lo pretenden dar 500 años después de la conquista de Hernán Cortés

El Gobierno Federal encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) rebautiza la conquista española como “resistencia indígena” en un giro radical a la efeméride para reforzar el antiguo concepto de nación y bajo el riesgo de reabrir heridas.

México conmemora en este 2021 los 700 años de la fundación de México-Tenochtitlan, los 500 años de la conquista de Hernán Cortés y los 200 años de la independencia de México.

“Vamos a recordar con dolor y pesar” este viernes la conquista por la “tremenda violencia que significó”, dijo esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en su conferencia de Palacio Nacional.

Uno de los momentos clave se dará este 13 de agosto, a 500 años de que los españoles junto a sus aliados indígenas se apoderaron de Tenochtitlan, acabando con el imperio azteca o mexica.

“Queremos cuestionar la palabra conquista, queremos cuestionarla porque, en realidad, hay 500 años de resistencia y no necesariamente 500 años de conquista”, afirmó recientemente la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, que pidió “desmitificar” el suceso y habló del “racismo” y “el clasismo” existente y fruto de la “herencia colonial”.

“Resistencia indígena” retumba con fuerza

El coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México en la Presidencia de la República, Eduardo Villegas, explicó que se debe revisitar el acontecimiento sin festejarlo.

Y recuerda que en el actual territorio mexicano ya había entonces grupos opresores, como el imperio mexica, y oprimidos, como los tlaxcaltecas: “El grupo que encabeza Cortés logra canalizar todo ese descontento” para vencer el “principal enemigo común”, que eran los mexicas, remarca.

En este contexto se centra la reflexión: “No se trata de revivir una polémica de prohispanismo o antihispanismo, aunque podría haberse entendido de esta manera”.

En cambio, se busca reivindicar el afán de “liberación” de los pueblos originarios y su voluntad para “preservar contra viento y marea” sus tradiciones.

¿Una idea novedosa?

Para Villegas, se trata de “resignificar” esta efeméride, sin caer además en una “lógica perversa y maniquea” de los “bondadosos indígenas” contra “el demonio encarnado” de los españoles.

Pero para el historiador Alfredo Ávila, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en realidad no hay “resignificación ninguna”, porque el actual Gobierno mantiene la “idea centralista de que la caída de México-Tenochtitlan significa la conquista de todo México”.

Un tanto crítico, Ávila afirma que el Ejecutivo busca recuperar una “vieja historiografía nacionalista”, tal y como pasó en otras naciones como España, en el siglo XIX se recurrió a una “visión instrumentalista del pasado”, a construir una historia propia y común para fortalecer la idea de nación.

Según Ávila, esta es la visión que dieron durante décadas los libros de texto, con los que se educó López Obrador, cuando se habla de “nuestros ancestros los mexicas”, generalizando.

Ni bueno, ni malo, ni tan simple

Tanto Villegas como Ávila coinciden en que no se puede simplificar la conquista española hablando de buenos o malos.

Ávila ve similitudes entre las sociedades prehispánicas y la ibérica de la época. Ambas eran “complejas”, con una fuerte “carga religiosa” y buscaban la “expansión territorial”.

Según explica Villegas, la conquista no se debe leer de forma “maniquea” atribuyendo a los españoles el arribo de la “civilización” o, por el contrario, solamente pandemias y explotación, sino se trata de consecuencias, añade Ávila, como las masacres perpetradas, también por grupos indígenas enfrentados, y de un “despojo cultural tremendo”.

Pero ante todo hubo una “interconexión” con la llegada de animales y cultivos, y se creó, por primera vez, una “economía global”, agrega.

“Entre estas dos versiones contrarias de la historia, podemos entrever hoy día que somos el resultado de esta confrontación”, subraya Villegas.

Con información de EFE

Te puede interesar:

Disneyland mexicano: AMLO no descarta convertir aeropuerto de Texcoco en “la Gran Tenochtitlan”

Si comes tacos de carnitas, festejas la caída de Tenochtitlán: Jesusa Rodríguez

 

 



Artículos Relacionados

Back to top button