score
AudioCiro por La MañanaMéxicoNoticias

Investigación en caso Ayotzinapa no debe basarse en “habladas”: Iñaky Blanco, exfiscal de Guerrero

El testigo colaborador del caso es "El Gil", exjefe de los sicarios de Guerreros Unidos, quien fue liberado en 2019

El periodista Carlos Marín publicó este día una columna en la cual señala, que el testigo colaborador de la Comisión de la verdad y la Fiscalía especial del caso Ayotzinapa “se exhibe como un mentiroso”.

De acuerdo con Marín, las declaraciones de “Juan”, segundo apodo Gildardo López Astudillo -“El Gil”-, son de oídas, por lo que sus testimonios carecen de sustento jurídico.

Lo dicho por el periodista es respaldado por Iñaky Blanco, exfiscal de Guerrero, a quien “Juan” acusó de recibir dinero de la persona que mandó a asesinar a los normalistas de Ayotzinapa.

“A mí me parece que no basta con mencionar nombres para sostener una imputación. El Ministerio Público debe sustentar su investigación en cúmulos probatorios y no en conjeturas y sospechas y mucho menos en el dicho de un delincuente”, dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva para el noticiero “Por la mañana”.

Resaltó que en su declaraciones, “El Gil” no precisa circunstancias de modo, tiempo y lugar; además, no establece el cómo, cuándo, dónde y el por qué.

“Es un testimonio propio de un sujeto perspicaz, fantasioso, vil y cobarde, que se esconde bajo un nombre y figura de supuesto testigo colaborador; quien sabemos participó activamente, no solamente en la desaparición de los normalistas, sino también en múltiples homicidios y secuestros”, agregó.

En este sentido, cabe mencionar que “Juan” era el jefe de los sicarios de Guerreros Unidos.

Por otra parte, reveló que han encontrado entre 15 y 20 inconsistencias en los dichos del testigo colaborador, una de ellas el supuesto asesinato de indigentes para hacerlos pasar como los normalistas.

En este caso, explicó que el hallazgo de las fosas de Pueblo Viejo se dio a partir de la detención de cuatro integrantes de los Guerreros Unidos, llevada a cabo por la Fiscalía de Guerrero.

“Eran cuerpos completos, expuestos al fuego, pero con presencia de tejidos blandos. Estas personas perdieron la vida entre 15 y 30 días antes de su hallazgo”, explicó

“Me parece iluso, absurdo y hasta demencial que me hubiera coludido con delincuentes para cambiar unos cuerpos por otros o generar un cambio de identidad, cuando a la fecha existen sofisticadas técnicas en materia de identidad de personas”, agregó.

TAMBIÉN TE INTERESA:

Israel niega estar frenando extradición de Tomás Zerón, acusado de tortura en caso Ayotzinapa

“Vamos a abrir una era de consultas”, asegura sobreviviente de Ayotzinapa y promotor de juicio a expresidentes

Padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa exigen a AMLO investigar a EPN



Artículos Relacionados

Back to top button