score
MéxicoNoticias

Recomienda ONU sistemas de protección social inclusivos para revertir la desigualdad

La falta de seguridad social y la elevada informalidad que prevalecen en México son algunos de los factores que provocaron un incremento de la desigualdad en las últimas dos décadas.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) recomendó a México y América Latina implementar sistemas de protección social universales más inclusivos y redistributivos para revertir la desigualdad existente en la región.

De acuerdo con el Informe Regional de Desarrollo “Atrapados: Alta desigualdad y bajo crecimiento en América Latina y el Caribe”, elaborado por el PNUD, México fue junto con Brasil y Chile los tres países con la concentración de ingresos más alta, lo que significa que tuvieron la mayor desigualdad de la región entre 2000 y 2019, previo al inicio de la pandemia de Covid-19.

Así, en México el 10 por ciento de la población obtuvo el 57 por ciento de los ingresos económicos nacionales, mientras que el 1 por ciento más alto captó el 28 por ciento, por lo cual la desigualdad en el país fue multidimensional, donde también el crecimiento económico fue bajo durante las últimas dos décadas.

El informe del PNUD señala que tanto México como América Latina se encuentran inmersos en un problema de poco crecimiento y elevada desigualdad, derivado de una ausencia de programas de protección social inclusivos, redistributivos, fiscalmente sostenibles y favorables al crecimiento.

El Programa de Desarrollo de la ONU recomienda ampliar los programas de seguridad social para los trabajadores, debido a que en México existe una elevada informalidad laboral que segmenta la fuerza laboral acompañados de un bajo crecimiento de la productividad, además de que otros trabajadores perciben ingresos económicos tan bajos que se encuentran en el nivel de pobreza.

También considera que se deben generar programas de salud y de pensiones contributivos y no contributivos para revertir la pobreza, por lo que el gobierno federal debe implementar políticas de seguridad social permanentes para que los trabajadores se alleguen a este beneficio.

El esquema de informalidad que predomina en México—en el cual el 65 por ciento del total de la población económicamente activa se encuentra en esta condición—provocó una profunda desigualdad económica en el país, debido a la falta de políticas sociales redistributivas y a las evasiones que incurren las empresas para no incluir a sus trabajadores en la seguridad social.

Asimismo, exhorta a implementar políticas de protección social redistributivas de los ingresos, principalmente entre los grupos de menores ingresos económicos para impulsar la productividad e impulsar el crecimiento a largo plazo, lo que ayudará a mitigar las desigualdades y fomentará la inclusión social.

América Latina es la segunda región del mundo con mayor desigualdad, sólo superada por África Subsahariana, pues también prevalece una segregación entre las personas altos y bajos ingresos económicos, además de una baja capacidad distributiva en el sistema tributario, por lo que el PNUD también propone desarrollar una política fiscal progresiva que fomente la tributación correcta entre los sectores con los niveles socioeconómicos más elevados.

Esta visión del PNUD también fue compartida por la Comisión Económica para América Latina (Cepal) que en su informe sobre la desigualdad económica de 2021, advirtió que la crisis sanitaria por Covid-19 amplió la brecha de desigualdad, en donde el un por ciento de la población de América Latina concentró el 28 por ciento de los ingresos económicos totales.

El estudio elaborado por el PNUD no contempló los efectos de la pandemia de Covid-19, por lo que distintos organismos internacionales como la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) han alertado sobre el incremento de la desigualdad en países como México, donde aumentó la informalidad.

 



Artículos Relacionados

Back to top button