score
MéxicoNoticias

Recomienda Cepal eliminar evasión fiscal y aumentar la recaudación tributaria para agilizar recuperación

El organismo internacional consideró que para lograr la recuperación económica de México se requieren pactos fiscales, políticos y sociales para cerrar las brechas de desigualdad.

La Comisión Económica para América Latina (Cepal) recomienda a México y América Latina fortalecer los ingresos públicos a través de la eliminación de la evasión fiscal y aumentar la recaudación tributaria, así como consolidar el impuesto sobre la renta para agilizar la recuperación económica en la región durante este año.

En la presentación del Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2021, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, dijo que se requieren reducir los gastos tributarios, tener acceso al financiamiento internacional, eliminar la evasión fiscal, consolidar el impuesto a la renta, el alcance de los impuestos a la propiedad del patrimonio y ambientales, así como mejorar la distribución del ingreso.

La bióloga mexicana consideró que se debe repensar el gasto público como instrumento de desarrollo vinculando la emergencia con una reactivación transformadora, además de que se debe impulsar la demanda interna, apoyar la oferta a las pequeñas y medias empresas (Pymes) y priorizar las inversiones sostenibles e intensivas en empleo para mujeres y jóvenes hacia sectores más productivos.

Así, Bárcena explicó que se requieren pactos fiscales, políticos y sociales para cerrar las brechas de desigualdad que se incrementaron por el inicio de la contingencia sanitaria por Covid-19.

Para superar la crisis económica, la Cepal recomienda orientar estratégicamente el gasto como base para una recuperación transformadora, por lo que se deben vincular las demandas de corto plazo con inversiones de largo plazo, además de promover un crecimiento a favor del empleo ante el cambio tecnológico acelerado y la urgencia de invertir en el cuidado del ambiente y la inclusión social.

Basada en el análisis de la Cepal, Alicia Bárcena propuso orientar el gasto público para mantener transferencias de emergencia durante este año, apoyos a las Pymes, inversión intensiva en empleo decente en sectores estratégicos con igualdad de género, incentivos al desarrollo productivo de cara a la revolución digital, la sostenibilidad y la acción climática con tecnologías limpias, además de la universalización de sistemas de protección social, la salud, el cuidado y la educación demandarán una trayectoria creciente del gasto público en el tiempo.

El organismo internacional plantea que se debe revertir la caída de la inversión, pues la relación inversión y el Producto Interno Bruto (PIB) en América Latina se ubicó en 17.6 por ciento en 2020, siendo la más baja a nivel global, mientras que las economías en desarrollo y mercados emergentes se situó en 32.9 por ciento.

También la representante de la Cepal sostuvo que han identificado ocho motores para un nuevo estilo de desarrollo que pueden potenciar competitividad, empleo, bajar la huella ambiental y reducción de las desigualdades socioeconómicas y de género con una transición hacia las energías renovables, la movilidad sostenible en ciudades, la revolución digital para universalizar el acceso, la industria manufactura de la salud, la bioeconomía y servicios ecosistémicos, la economía del cuidado, la economía circular y el turismo sostenible.

De esta manera, se logrará una interacción virtuosa entre la construcción de un Estado del bienestar con transformación productiva con cambio técnico, empleo formal y la construcción de capacidades endógenas para aumentar las exportaciones e importaciones en la región.

Asimismo, expresó que se debe asignar el gasto para políticas orientadas a reducir las desigualdades de género con efectos distributivos de género de las políticas fiscales de ingresos, gastos e inversión, e incorporar enfoque de género en el ciclo presupuestario, también destinar recursos suficientes para servicios claves para las mujeres y garantizar que reasignaciones y recortes presupuestarios no afecten el financiamiento para la igualdad de género.

Además, se deben implementar medidas fiscales para proteger ingresos y empleo de mujeres afectadas por la crisis y su participación en la reactivación, con la inversión en la economía del cuidado y medir efectos multiplicadores en la participación laboral de las mujeres, la redistribución de tiempos e ingresos, así como priorizar sectores afectados e intensivos en innovación y tecnología con alta participación de mujeres, compras públicas que prioricen las Pymes encabezadas por mujeres, así como su inclusión financiera para empresas y la inversión fiscal para la inclusión digital.

 



Artículos Relacionados

Back to top button