score
MéxicoNoticias

“No les importa o prefieren la parranda”: Padres menosprecian las clases virtuales

Las y los docentes afirman que los papás ignoran los mensajes y llamadas que les realizan para hablar sobre la situación de sus hijos

La pandemia de COVID-19 no solo ha generado estragos en el sector salud y económico, pues la educación de México también ha visto un retroceso significativo en todos los niveles. Al respecto, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó -recientemente- que al menos 5 millones de estudiantes desertaron durante todo el año que lleva la emergencia sanitaria.

De acuerdo con la Encuesta para la Medición del Impacto de COVID-19 en la Educación -efectuada en 2020 por el INEGI- alrededor de 5.2 millones de personas, de entre 3 y 29 años, dejaron la escuela por motivos relacionados con la pandemia de coronavirus COVID-19 o por pobreza.

En el documento oficial también se señala que 740 mil jóvenes no concluyeron el ciclo escolar pasado; por otra parte, 1.8 millones que estaban inscritos en el ciclo 2019-2020 ya no se inscribieron al 2020-2021.

Sin embargo, no siempre los factores externos al núcleo familiar son la causante de la deserción escolar, ya que – con base en información obtenida a través de diversas entrevistas realizadas por el equipo de Radio Fórmula– al menos el 10 por ciento de padres de familia no se interesan por la educación básica de sus hijos.

Claro ejemplo nos lo da la profesora de primaria, Alejandra Ruiz Martínez, quien asegura tener a un grupo de alumnos que “no se conectan ni mandan nada”, lo cual le genera preocupación y conflictos a la hora de calificar, pues- en esos casos- las autoridades piden que estén “detrás de los papás que no apoyan a sus hijos.”

“Los papás te ignoran en los mensajes, mandas actividades y no las hacen porque no tienen tiempo y no quieren. Tengo casos de padres de familia que dicen que su hijo no va a entrar o ignoran los mensajes que les envío, no les importa; como dice el Presidente que les pongamos 6 por empatía, pues los papás están seguro que pasaremos a sus hijos y por eso no hacen nada”, destacó la docente.

Ante esto, la maestra ha tenido que asistir a la escuela para poner recados en la puerta y así los padres de familia no tengan pretexto para poner a su hijo o hija a estudiar; sin embargo, “hay mamás que se la pasan poniendo uñas, de parranda en parranda o andan perdiendo tiempo en otras cosa”.

Por otro lado Claudia, maestra de primero de primaria, tiene una alumna que prácticamente nunca se ha conectado a las clases en línea ni ha entregado tareas, no por falta de interés, sino porque su madre es alcohólica y no le interesa la educación de la menor. Pese a que la profesora ha tratado de apoyar a la mujer para que la pequeña no pierda más lecciones, esta pone miles de excusas y no ayuda a su hija.

En este caso, más que preocuparle la educación de la niña, a la docente le inquieta su bienestar, porque desde la distancia no puede hacer nada por ella.

“Esta niña, su mamá es alcohólica. (La madre) nos dice pretextos y pretextos. Yo pienso en ella, no en el sentido de que no está aprendiendo nada, sino si está bien, si está comiendo bien, si tiene algo agradable en su día”, contó a Grupo Fórmula.

Mientras que la maestra Lis, quien también imparte primero de primaria, platicó que tiene una estudiante muy inteligente, sin embargo, en ocasiones su mamá no la conecta a las clases porque se desespera con ella. Incluso, la niña le ha confesado a la profesora pierde clases, porque su madre le dice que” es una tonta y es una pérdida de tiempo que tome las lecciones”.

“La niña es muy lista, ya sabe leer y sabe los números hasta el 100. A veces la señora se desespera y no la conecta. Y hay veces que la niña me dice, ‘maestra mi mamá no me quiere conectar, porque dice que yo soy una tonta”, platicó Lis.

Con información de Nadia Juárez y Blanca Cortés

Te puede interesar: Frustrados, estresados y fastidiados: Así se sienten los estudiantes tras un año de clases a distancia

Aprende en Casa: ¿Avance o retroceso? Así viven las clases virtuales alumnos de preescolar y primaria

Recibos caros y más trabajo: el costo de las clases virtuales para maestros



Artículos Relacionados

Back to top button