Se desploma 22.6% el valor de producción de las empresas constructoras en 2020

Aunque desde 2018 mantuvo una tendencia decreciente el valor de producción de las empresas de la construcción, fue en abril de 2020 cuando cayó más abruptamente y su evolución ha sido en forma de L.

El valor de la producción de las empresas constructoras en el país se desplomó en 2020 por la crisis sanitaria por Covid-19. Y es que diciembre cerró con una contracción de 22.6 por ciento con respecto al último mes de 2019.

Los datos de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras (ENEC) publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indican que el valor de la producción de las empresas constructoras pasó de 29 mil 518 millones 721 pesos en diciembre de 2019—el más alto para un diciembre en 14 años– a 22 mil 887 millones 554 pesos en el duodécimo mes de 2020.

Con base en cifras ajustadas a la estacionalidad, el personal ocupado tuvo una caída del 22 por ciento en la variación anual—diciembre de 2020 versus diciembre de 2019–, mientras que en el indicador de las horas trabajadas el desplome fue 18.9 por ciento y sólo las remuneraciones medias reales registró un ligero de avance anual de 1.2 por ciento.

En cuanto a la variación mensual, por tercer mes consecutivo, el valor de la producción de las empresas constructoras continuó con caídas al retroceder 0.5 por ciento en diciembre con respecto a noviembre.

En el indicador de personal ocupado tuvo un avance del 0.3 por ciento en diciembre del año pasado con respecto al mes anterior. El componente más golpeado fue en diciembre fue el de los empleados que cayó 0.7 por ciento y sólo avanzó ligeramente el de los obreros en un 0.1 por ciento.

La ENEC muestra que en las horas trabajadas en diciembre cayó 0.1 por ciento con respecto a noviembre; mientras que en las remuneraciones medias reales no tuvo ninguna modificación en el cierre de 2020 con relación al mes anterior.

Al respecto el presidente del Inegi, Julio Santaella, escribió en su cuenta de Twitter que “el valor de la producción de las empresas constructoras inició una nueva tendencia decreciente en 2018, se desplomó en abril 2020 con la emergencia sanitaria por Covid-19 y con una evolución en forma de L, no se ha recuperado; cerró diciembre -22.6 por ciento anual abajo de diciembre de 2019”.

Si bien 2019 inició con 528 mil puestos de trabajo, cerró 2020 con menos de 400 mil puestos, por lo que su evolución también ha sido en forma de L desde que comenzó la pandemia en marzo pasado en el país.

Santaella abunda, con cifras originales, que los obreros contratados por las empresas constructoras han sido particularmente afectados y su ocupación disminuyó 20.9 por ciento en diciembre de 2020 con respecto al mismo mes de 2019, mientras que los empleados cayeron 8.1 por ciento en términos anuales y sus salarios pagados cayeron 1.1 por ciento en el mismo lapso.

Desde 2008 el valor de la producción de las empresas constructoras tuvo caídas, y sólo 2011 y 2012 tuvieron avances, sin embargo, en 2020 reportó su mayor desplome por la contingencia sanitaria por Covid-19.

La ENEC destaca las variaciones porcentuales de las series desestacionalizadas tanto respecto al mes anterior como respecto al mismo mes del anterior, ya que se ven afectadas por factores estacionales. Este ejercicio estadístico genera información confiable y oportuna sobre indicadores económicos que permiten conocer la evolución y comportamiento de la actividad económica que realizan las empresas constructoras en el país.

Salir de la versión móvil