score
FinanzasNoticias

Pide industria automotriz al gobierno garantizar servicio eléctrico, ante paros de producción

Las principales marcas automotrices en el país han suspendido sus operaciones ante la escasez de energía eléctrica, lo que pone en riesgo el empleo de 2 millones de personas.

Los apagones constantes de esta semana han golpeado al sector automotriz. Y es que ante la falta de suministro de energía eléctrica la industria automotriz ha parado labores y ha solicitado al gobierno federal garantizar el servicio.

Por medio de una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones, Tractocamiones (ANPACT), la Industria Nacional de Autopartes (INA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) pidieron al jefe del Ejecutivo federal garantizar certeza sobre el servicio de energía eléctrica que ha interrumpido las operaciones del sector.

El anuncio del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) sobre el estado de alerta en el Sistema Interconectado Nacional que inhabilitó las principales centrales eléctricas del norte y noroeste del país por la falta de gas natural ha causado conmoción en la industria automotriz que paró sus funciones desde el miércoles.

Marcas como General Motors y Mazda en Guanajuato anunciaron por medio de un comunicado un paro técnico de operaciones por la falta de la molécula para realizar sus actividades ante los apagones que se registraron desde el martes en la zona del Bajío del país, mientras que Volkswagen, Nissan, Audi y Ford también detuvieron sus labores, lo que reducirá el número de vehículos de exportación.

Por ello, los representantes de la industria automotriz manifestaron su preocupación por la escasez de servicio eléctrico y de gas natural para uso industrial, acompañados de los efectos de la pandemia de Covid-19 que ha generado mayor incertidumbre sobre el sector energético del país.

Según los cuatro organismos firmantes, la actual situación pone en riesgo a por lo menos 2 millones de empleos directos que dependen de la industria automotriz en el país, ya que resaltaron que México es el quinto país a nivel mundial en la fabricación de autopartes, el sexto productor de vehículos ligeros y pesados y primer exportador de tractocamiones en el planeta.

El sector automotriz nacional genera el 18.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero, así como una balanza comercial positiva superior a los 77 mil millones de dólares, mayor que el sector petrolero, la balanza turística y las remesas recibidas en 2020—que superaron los 40 mil millones de dólares–, según refirieron los organismos empresariales.

En México la industria automotriz ha realizado una inversión extranjera directa de 55 mil millones de dólares, por lo cual ha aportado el 15 por ciento de la inversión extranjera directa del país, y por ello insistieron la necesidad de contar con certeza para reanudar operaciones en su totalidad.

Apenas ayer el presidente López Obrador pidió a la ciudadanía en general reducir el consumo de energía eléctrica en el interior del país por las noches ante la escasez de este energético procedente de Texas, por lo que estas restricciones también se han aplicado a la industria.

Para la directora de Análisis Económico y Financiero de Banco BASE, Gabriela Siller, el efecto de los cierres de las plantas en el país por los cortes de energía eléctrica tendrán un impacto de 0.13 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB), por lo que también podrían retrasar el proceso de la recuperación económica nacional.

Desde el lunes se suspendió de forma intermitente el servicio de energía eléctrica en el norte del país por la falta de suministro de gas natural—principal generador de energía eléctrica en México—por el congelamiento de los ductos de Texas que envían el energético por las bajas temperaturas de los últimos días.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button