score
MéxicoNoticias

En año de pandemia, estados sólo destinan 14% de recursos para el sector salud

El IMCO recomienda establecer controles en las modificaciones presupuestales de los estados para que exista mayor empatía para destinar recursos para el sector salud ante la crisis sanitaria.

En 2020 las 32 entidades federativas destinaron en promedio sólo el 14 por ciento del presupuesto total para el sector salud ante la contingencia sanitaria por el Covid-19.

Los datos del Informe Estatal del Ejercicio del Gasto (IEEG) elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) muestran que durante el año pasado en promedio los estados del país ejercieron un total de 2 billones 242 mil millones de pesos para el sector salud, lo que representó apenas el 14 por ciento del presupuesto total de las entidades federativas.

Aunque el sector salud fue el segundo rubro con el mayor presupuesto ejercido por parte de los estados del país, sólo por debajo del componente educativo, el cual concentró el 36 por ciento del total del gasto de los gobiernos estatales durante el año pasado, éste fue insuficiente para atender la contingencia sanitaria por el Covid-19, según detalla el informe del IMCO.

El estado de Morelos fue la entidad que mayor sobre ejercicio del presupuesto aprobado por el Congreso local tuvo al gastar un excedente del 115 por ciento con respecto a 2019, no obstante, fue un gasto menor al ejercido para Comunicación Social para mantener una imagen positiva del gobernador Cuauhtémoc Blanco.

En tanto, Sonora y Tabasco fueron los estados que ejercieron el mayor gasto público en el sector salud de forma distributiva al erogar el 20 por ciento de sus respectivos presupuestos estatales para ese rubro, mientras que Baja California y Chiapas fueron las entidades que menos recursos de forma porcentuales otorgaron para la salud con el 2 y 4 por ciento, respectivamente.

Sin embargo, en cuanto al gasto público en cantidades—pero no de forma distributiva–el Estado de México y la Ciudad de México fueron las entidades que derogaron más recursos para la salud, al destinar 268 mil 37 millones y 230 mil 640 millones de pesos, respectivamente, mientras que los que menos recursos orientaron para este rubro fueron Baja California y Colima con 17 mil 317 millones y 18 mil 960 millones de pesos, respectivamente.

Según el IMCO, las entidades no gastan de manera responsable, ya que presupuestan un monto y gastan de forma distinta, por lo que las prioridades de los ciudadanos no son las prioridades del gasto público, lo que demuestra un mal uso del dinero público.

Por ello, el IMCO recomienda establecer controles a las modificaciones presupuestales de los poderes ejecutivos estatales que limiten el aumento desproporcionado de su gasto administrativo, pues si un gobierno estatal requiere modificar su gasto para alguna partida en más del 15 por ciento, debe tener la aprobación del Congreso estatal.

También propone la mayor participación de los congresos locales en la aprobación y supervisión del ejercicio del gasto, para cumplir una función de contrapeso.

Al respecto, la directora del IMCO, Valeria Moy, reconoció en entrevista para Reuters en enero pasado que los estados no fueron empáticos con el ejercicio del gasto público, pese a que los servicios de hospitalización fueron rebasados, pero los gobernadores no reorientaron los recursos para la atención de las necesidades de la población ante la contingencia sanitaria.

Por su parte, Adrián Barbosa Cabrera, investigador en Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), dijo en entrevista que los estados no priorizan el sector salud y por ello se evidenció esta condición por la crisis del sector hospitalario del país en el que los centros de salud y hospitales no cuentan con infraestructura, medicamentos y suficiente personal para atender la demanda de pacientes por la pandemia.

 

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button