MéxicoNoticias

Genera cada mexicano 2 kilógramos de basura por cubrebocas cada mes

México es uno de los países que más contaminación en la tierra y en el mar genera, situación que se acentúa con la pandemia por el incremento del consumo de cubrebocas desechables cuyo destino final son los tiraderos a cielo abierto y los océanos.

La crisis sanitaria por Covid-19 ha provocado un incremento en el consumo de cubrebocas y por ende un aumento en la contaminación terrestre y marítima. En promedio una persona genera 2 kilógramos de basura por cubrebocas desechables que utiliza cada mes.

El informe de desechos sólidos basado en datos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente que publicó la organización francesa Operación Mar Limpio revela que México es uno de los países en donde se genera más basura en promedio por cada persona y con el inicio de la pandemia se incrementó la producción de desechos sólidos, principalmente de los cubrebocas de un solo uso—que son los más demandados—por persona.

El estudio demuestra que cada cubrebocas tiene un peso aproximado entre 30 y 150 gramos, por lo que una persona que labora en actividades presenciales debe consumir por lo menos cinco mascarillas cada semana, por lo que cada dos semanas puede producir un kilógramo de basura.

A este total de basura se suma al total de los desechos sólidos que genera cada persona en promedio al día, que según el reporte de la misma organización, es de 1.2 kilógramos diarios, por lo que México es uno de los principales generadores de residuos en el mundo con la contingencia sanitaria.

En el país se generan alrededor de 103 mil toneladas diarias de basura, por lo que es una de las naciones que más contribuye a la contaminación terrestre y marítima en América Latina y el Caribe, región que en total produce cerca de 541 mil toneladas al día, de las cuales más del 90 por ciento no se reciclan.

Esta problemática se acentúa con la pandemia de Covid-19 con el aumento de la generación de desechos sólidos que continuará durante este año hasta que la crisis sanitaria sea superada, por lo cual recomienda a la ciudadanía emplear cubrebocas lavables para disminuir la producción de residuos inorgánicos, además de la separación de los mismos para evitar que su destino final sea en los tiraderos a cielo abierto.

Al respecto, la investigadora del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Raquel Briseño, advirtió en el estudio sobre Contaminación de los Océanos 2020 que durante la contingencia sanitaria incrementa la generación de desechos sólidos que terminan en los mares y por ello estima que en México se generarán desde marzo de 2020 hasta marzo de 2021 cerca de seis mil toneladas de residuos sólidos.

La académica insistió en la necesidad de emplear cubrebocas lavables que puedan ser utilizados varias ocasiones para evitar el consumo excesivo de los mismos, pues también pueden ocupar guantes como accesorios de prevención de contagios relacionados con la nueva cepa viral.

Esta misma visión es compartida por la organización de conservación marina OceanAsia de Hong Kong, la cual en su informe de Contaminación Plástica Marina y Cubrebocas de Covid-19 indicó que esta problemática se ha replicado en otras regiones del mundo y por ello estiman que cerca de mil 560 millones de cubrebocas finalizarán en los océanos del planeta.

El director de Investigación de OceanAsia, Teale Phelps Bondaroff, señaló en el mismo informe que este tipo de mascarillas representan un problema para los ecosistemas marinos, principalmente para la flora y fauna, por lo que sus efectos pueden ser irreversibles y puede tardar en desaparecer más de 200 años el entorno natural.

La contaminación producida por el uso permanente de cubrebocas en México es un problema que continuará en los siguientes meses, y que pueden desembocar tanto en los mares como en los tiraderos de cielo abierto, ya que la mayoría no son reciclados como la mayor parte de la basura del país.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button