MéxicoNoticias

Cuándo se deben prender las velas en la ofrenda del “Día de Muertos”

Las velas, veladoras y cirios tienen un significado especial que se debe tomar en cuenta al momento de montar un altar de muertos.

Si bien hay personas que celebran el Halloween, la mayoría de los mexicanos no dejan pasar la tradición de Día de Muertos, y con ello, llega el montaje de la ofrenda. Si aún tienes dudas al respecto del ritual que implica poner el incienso, los cirios, o las velas, te damos una breve introducción de cuándo se prenden las velas.

Uno de los aspectos que suele pasar desapercibido, pero que es muy importante, son las velas que simbolizan la esperanza y al mismo tiempo le indican a las ánimas cómo llegar al altar de muertos. También lleva consigo el significado del reencuentro entre el mundo terrenal y el plano espiritual.

Los cirios y todos aquellos elementos que emiten luz ayudan a que las almas regresen al que alguna vez fue su hogar, así que por medio de estas velas encontrarán la que fue su última morada en vida. Dependiendo del lugar donde se monte este altar, las veladoras o velas se colocan de forma diferente.

En algunos sitios se colocan cuatro veladoras que simbolizan los cuatro puntos cardinales y así las ánimas se orientarán al llegar a las ofrendas; mientras que en otros hogares mexicanos, cada vela representa a un familiar fallecido.

¿Desde cuándo se deben prender las velas de la ofrenda?

En los hogares mexicanos se tiene toda clase de consideraciones al respecto de la llegada de los espíritus a través de la ofrenda; en algunos casos el altar se coloca desde el 28 de octubre y se retira el 3 de noviembre. Cuando se trata de velas o veladoras, en mejor comenzar desde el 28.

Las creencias tradicionales con respecto al altar de muertos indican que el 28 de octubre llegan las ánimas solas, mientras que el 29 llegan las almas desamparada u olvidadas; además de la vela, se debe colocar un vaso de agua.

El 30 se enciende una vela o cirio nuevo que ayude a las almas que murieron en un accidente, también se debe considerar agregar un vaso de agua y un pan. Mientras que el 31 se comienza a colocar la fruta y más pan. El 1 y 2 de noviembre se colocan los objetos para los niños y adultos.

Lo más importante de estas fechas es procurar guardar en la memoria a todas aquellas personas que ya no están, pero que por medio de las tradiciones se les puede revivir y honrar en la memoria de las familias mexicanas.


También podría interesarte:

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button