FinanzasNoticias

Aprende en casa: Actividades y respuestas segundo de secundaria 28 de septiembre

Los alumnos de segundo de secundaria deben realizar actividades de Lenguaje, Artes, Física, Historia y Matemáticas

Como una manera de apoyar a los estudiantes que se encuentran en casa ante la pandemia por coronavirus, la Secretaría de Educación Pública impulsa el programa ‘Aprende en Casa II’.

Para los alumnos y padres que ya trabajaron con el material diario, les compartimos las preguntas del día 25 de septiembre para segundo de secundaria. 

Este lunes, de acuerdo con la planeación de la SEP, a los alumnos de segundo de secundaria corresponden las clases de Lenguaje, Artes, Física, Historia y Matemáticas

En apoyo a los padres de familia y estudiantes, les brindamos las preguntas correspondientes a las actividades del 28 de septiembre. 

Lenguaje

Conoce a quienes escriben en nuestro lado del mundo

Aprendizaje esperado: Leer novelas y cuentos latinoamericanos contemporáneos y escribir un comentario sobre su lectura para compartirla.

Énfasis: Describir las perspectivas de los personajes sobre los acontecimientos.

¿Qué vamos a aprender?

Conocerás a algunas autoras y autores latinoamericanos a través de sus obras literarias.

La literatura latinoamericana contemporánea la conforman los cuentos, novelas, relatos y obras de teatro escritas en nuestra lengua materna, que reflejan la vida de los países latinoamericanos en nuestros tiempos.

A través de la lectura puedes imaginar el lugar donde viven los personajes, cómo es su familia y qué es lo que les gusta o no. Y más allá de descubrir a los personajes, también puedes relacionarte con la autora o autor que los escribió.

En esta sesión, profundizarás en excelentes obras de autoras y autores latinoamericanos como:

  • El cuento “Tía Inés”, de la escritora mexicana Ángeles Mastretta.
  • El cuento “La migala”, del escritor mexicano Juan José Arreola.

¿Qué hacemos?

Para iniciar, lee un pequeño fragmento del cuento “Tía Inés”, de la autora latinoamericana Ángeles Mastretta.

Había una luna a medias la noche que desquició para siempre los ordenados sentimientos de la tía Inés Aguirre. Una luna intrigosa y ardiente que se reía de ella. Y era tan negro el cielo que la rodeaba que adivinar por qué no pensó Inés en escaparse de aquel embrujo.

Quizás aunque la luna no hubiera estado ahí, aunque el cielo hubiera fingido transparencia, todo habría sido igual. Pero la tía Inés culpaba a la luna para no sentirse la única causante de su desgracia. Sólo bajo esa luna pudo empezarle a ella la pena que le tenia tomando el cuerpo. Una desdicha que, como casi siempre pasa, se le metió fingiendo ser el origen mismo de la dicha.

Tía Inés

(Fragmento)

Ángeles Mastretta

 

Ahora, reflexiona y responde lo siguiente:

¿Qué impresión te ha dejado esta primera parte?

¿Cómo crees que se siente el personaje de la Tía Inés?

¿Te llama la atención el título y le recomendarías a alguien que lo leyera?, ¿por qué?

¿Recuerdas algún cuento que te haya gustado mucho?, ¿qué sensación te generó?

A continuación, leerás y analizarás por fragmentos el siguiente cuento que se titula “La migala”, de Juan José Arreola.

¿Sabes qué es una migala? Una migala es una araña venenosa que puede medir 10 centímetros de cuerpo y alcanzar hasta los 25 centímetros con sus patas abiertas.

La Migala.

Juan José Arreola

El día en que Beatriz y yo entramos en aquella barraca inmunda de la feria callejera, me di cuenta de que la repulsiva alimaña era lo más atroz que podía depararme el destino. Peor que el desprecio y la conmiseración brillando de pronto en una clara mirada.

Unos días más tarde volví para comprar la migala, y el sorprendido saltimbanqui me dio algunos informes acerca de sus costumbres y su alimentación extraña. Entonces comprendí que tenía en las manos, de una vez por todas, la amenaza total, la máxima dosis de terror que mi espíritu podía soportar. Recuerdo mi paso tembloroso, vacilante, cuando de regreso a la casa sentía el peso leve y denso de la araña, ese peso del cual podía descontar, con seguridad, el de la caja de madera en que la llevaba, como si fueran dos pesos totalmente diferentes: el de la madera inocente y el del impuro y ponzoñoso animal que tiraba de mí como un lastre definitivo. Dentro de aquella caja iba el infierno personal que instalaría en mi casa para destruir, para anular al otro, el descomunal infierno de los hombres.

Antes de continuar con la lectura, analiza, reflexiona y responde las preguntas:

¿Qué sucede en este párrafo?

¿Por qué crees que el personaje compró la migala si le despertaba tanto horror?

Continua con la lectura…

La noche memorable en que solté a la migala en mi departamento y la vi correr como un cangrejo y ocultarse bajo un mueble, ha sido el principio de una vida indescriptible. Desde entonces, cada uno de los instantes de que dispongo ha sido recorrido por los pasos de la araña, que llena la casa con su presencia invisible.

¿Cómo te imaginas los pasos de la migala?

¿Te gustaría tener una de mascota?

Continua con la lectura…

Todas las noches tiemblo en espera de la picadura mortal. Muchas veces despierto con el cuerpo helado, tenso, inmóvil, porque el sueño ha creado para mí, con precisión, el paso cosquilleante de la araña sobre mi piel, su peso indefinible, su consistencia de entraña. Sin embargo, siempre amanece. Estoy vivo y mi alma inútilmente se apresta y se perfecciona.

¿Qué es lo que espera el personaje que suceda y no sucede?

Continua con la lectura…

Hay días en que pienso que la migala ha desaparecido, que se ha extraviado o que ha muerto. Pero no hago nada para comprobarlo. Dejo siempre que el azar me vuelva a poner frente a ella, al salir del baño, o mientras me desvisto para echarme en la cama. A veces el silencio de la noche me trae el eco de sus pasos, que he aprendido a oír, aunque sé que son imperceptibles.

¿En qué momento suele encontrarse el personaje con la migala?

Continua con la lectura…

Muchos días encuentro intacto el alimento que he dejado en la víspera. Cuando desaparece, no sé si lo ha devorado la migala o algún otro inocente huésped de la casa. He llegado a pensar también que acaso estoy siendo víctima de una superchería y que me hallo a merced de una falsa migala. Tal vez el saltimbanqui me ha engañado, haciéndome pagar un alto precio por un inofensivo y repugnante escarabajo.

¿Qué te imaginas que come la migala?

Continua con la lectura…

Pero en realidad esto no tiene importancia, porque yo he consagrado a la migala con la certeza de mi muerte aplazada. En las horas más agudas del insomnio, cuando me pierdo en conjeturas y nada me tranquiliza, suele visitarme la migala. Se pasea embrolladamente por el cuarto y trata de subir con torpeza las paredes. Se detiene, levanta su cabeza y mueve los palpos. Parece husmear, agitada, un invisible compañero.

¿Qué crees que está esperando el personaje de la migala?

Continua con la lectura…

Entonces, estremecido en mi soledad, acorralado por el pequeño monstruo, recuerdo que en otro tiempo yo soñaba en Beatriz y en su compañía imposible.

Cierra la lectura reflexionando en lo siguiente:

¿Acaso está soñando o imaginando que compró la migala?

¿Cuál es tu opinión al respecto?

Cada cuento narra mundos distintos. Existen muchas formas de escribir un cuento.

A continuación, retomarás el cuento de “Tía Inés” de Ángeles Mastretta. Pero antes, conoce un poco de la vida de la autora.

Ángeles Mastretta nació en Puebla en 1949, es una escritora y periodista mexicana, conocida por crear grandes personajes femeninos y relatos que reflejan las realidades sociales y políticas de México.

Ahora, realiza la siguiente actividad que se titula “¿Qué pasó primero…?”.

Actividad: ¿Qué pasó primero…?

Para esta actividad, leerás tres pequeños fragmentos del cuento “Tía Inés”, pero estos fragmentos están en desorden.

Trata de reordenarlos para saber qué pasó primero, qué pasó después y qué pasó al final.

El fragmento (A) dice así:

Al día siguiente, la tía Inés no recordó un ruego, menos una orden, pero tenía una luz entre ojo y ojo ensombreciendo toda su existencia.

Ahora, pon mucha atención al fragmento (B):

Cada luna es distinta. Cada luna tiene su propia historia. Dichosos quienes pueden olvidar su mejor luna.

Por último, el fragmento (C) dice:

Había una luna a medias, la noche que desquició para siempre los ordenados sentimientos de la tía Inés Aguirre.

Ahora, intenta escribir el orden correcto. No te preocupes si no puedes recordar exactamente lo que decía el cuento de “Tía Inés”, usa tu imaginación y tu creatividad para acomodar los fragmentos en el orden que te parezca más adecuado. Recuerda que este no es todo el cuento, son tan solo fragmentos del principio, desarrollo y desenlace.

Par finalizar con la actividad, lee el cuento completo de “Tía Inés”.

Tía Inés

Había una luna a medias la noche que desquició para siempre los ordenados sentimientos de la tía Inés Aguirre. Una luna intrigosa y ardiente que se reía de ella. Y era tan negro el cielo que la rodeaba, que adivinar por qué no pensó Inés en escaparse de aquel embrujo.

Quizás aunque la luna no hubiera estado ahí, aunque el cielo hubiera fingido transparencia, todo habría sido igual. Pero la tía Inés culpaba a la luna para no sentirse la única causante de su desgracia. Solo bajo esa luna pudo empezarle a ella la pena que le tenía tomado el cuerpo. Una desdicha que, como casi siempre pasa, se le metió fingiendo ser el origen mismo de la dicha.

 

Porque la noche aquella, bajo la luna, el hombre le dio un beso en la nuca como quien bebe un trago de agua, y fue una noche tan lejos de la pena que nadie hubiera podido imaginarla como el inicio de la más mínima desgracia. Apenas había llegado la luz eléctrica y las casas bajo el cerro parecían estrellas.

 

En alguien tuvo que vengar esa luna el dolor que le dieron las casas encendidas, las calles bajo el cobijo de aquella luz comprada y mentirosa, la ingratitud de toda una ciudad anocheciendo tranquila, sin buscar el auxilio de su fulgor. De algo tenía que servir ella, alguien tendría que recordar su luz despidiendo la tarde, y ese alguien fue Inés Aguirre: la luna la empujó hasta el fondo de unos brazos que la cercarían para siempre, aunque fueran a irse temprano.

 

Al día siguiente, la tía Inés no recordó un ruego, menos una orden, pero tenía una luz entre ojo y ojo ensombreciendo toda su existencia. No podía ya olvidar el aliento que le entibió los hombros, ni desprender de su corazón la pena que lo ató a la voluntad sagrada de la luna.

Se volvió distraída y olvidadiza. Pedía auxilio para encontrar el lápiz que tenía en la mano, los anteojos que llevaba puestos, las flores que acababa de cortar. Del modo en que andaba podía derivarse que no iba a ninguna parte, porque después del primer paso casi siempre olvidaba su destino.

Confundía la mano derecha con la izquierda y nunca recordaba un apellido. Terminó llamando a sus tíos con el nombre de sus hermanos y a sus hermanas con el nombre de sus amigas. Cada mañana tenía que adivinar en cuál cajón guardaba su ropa interior y cómo se llamaban las frutas redondas que ponía en el jugo del desayuno.

Nunca sabía qué horas eran y varias veces estuvo a punto de ser atropellada.

Una tarde hacía el más delicioso pastel de chocolate y a la semana siguiente no encontraba la receta ni sabía de qué pastel le hablaban. Iba al mercado para volver sin cebollas, y hasta el Padre Nuestro se le olvidó de buenas a primeras. A veces se quedaba mirando un florero, una silla, un tenedor, un peine, una sortija y preguntaba con la ingenuidad de su alma: —¿Para qué sirve esto?

Otras, escribía en cualquier cuaderno toda clase de historias que después no podía leer porque con el punto final olvidaba las letras.

En uno de estos cuadernos escribió la última vez que supo hacerlo: “Cada luna es distinta. Cada luna tiene su propia historia. Dichosos quienes pueden olvidar su mejor luna”.

En los cuentos se puede encontrar una introducción, un desarrollo y un final.

En la introducción, regularmente se presenta a los personajes que van a participar en la narración, sobre todo el principal. También se describe en esta parte, el lugar donde se desarrolla la historia, los escenarios y el tiempo en el que ocurre.

La parte de desarrollo de la historia generalmente es donde se escribe lo que está pasando en la narración (o historia). Dentro de esta parte, se presenta el nudo, que es donde se da a conocer el problema o la situación más crítica de la historia, esto es, donde se cuenta el conflicto que hay con el personaje principal.

Y en el final o desenlace, casi siempre se narra cómo se resuelve el problema presentado en el nudo: de manera cómica, trágica, dramática en torno a la acción o la hazaña realizada por el personaje principal.

A continuación, pon atención en las siguientes estrategias para tener las herramientas necesarias y poder disfrutar más de tus lecturas:

  • Recupera los conocimientos previos que se tienen sobre el subgénero con el que se relaciona la narración para enriquecer la comprensión de esta.
  • Relee la narración para identificar cómo se presentaron los sucesos y profundiza en la interpretación de la lectura.
  • Realiza anotaciones o resúmenes de las partes leídas para reunir los datos más importantes del texto: personajes, conflictos, narradores, trama, etcétera.
  • Infiere el significado de las palabras o expresiones que desconozcas a partir del contexto en el que se usan.
  • Realiza predicciones acerca de cómo continuará o terminará la historia.
  • Conversa con otros sobre el sentido de la obra o los fragmentos que les parezcan especialmente interesantes, bien logrados o que sean más complejos.

Recuerda que leer es importante, ya que despierta tu imaginación y podrás conocer nuevos mundos. Quizá un día tú también puedas escribir tus propios cuentos.

El Reto de Hoy:

Reto 1.

Contesta las siguientes preguntas:

¿Cómo son los cuentos que te gustan?

¿Qué características deben tener para que los vuelvas a leer o se los recomiendes a tus amigos?

Reto 2.

Relee alguno de tus cuentos favoritos de autoras o autores de Latinoamérica y encuentra la estructura inicio-desarrollo-final.

Reto 3.

Busca en tu libro de texto otros cuentos. Selecciona el que más te guste. Toma notas y describe a los personajes que aparecen en el cuento que seleccionaste: ¿cómo eran?, ¿cuáles eran sus características?

Si quieres saber más del tema, en tu libro de Lengua Materna de segundo grado de secundaria podrás encontrar más información y ejemplos de la narrativa latinoamericana.

Descarga tu clase dando clic aquí

 

Artes

¿Qué me hace sentir una expresión artística?

Aprendizaje esperado: Distingue las cualidades estéticas de una diversidad de manifestaciones artísticas de distintas partes del mundo, para brindar argumentos personales en la explicación de los sentimientos o ideas que le provocan.

Énfasis: Reconocer cualidades estéticas al apreciar diferentes obras o manifestaciones artísticas de diferentes lenguajes artísticos para relacionar las ideas y emociones que le provocan.

¿Qué vamos a aprender?

Conocerás qué son las cualidades estéticas en el arte e identificarás en dónde encontrarlas. También, reconocerás las ideas, sentimientos y emociones que te provocan.

Las cualidades estéticas son aquellas características propias de un objeto para que pueda ser descrito y defina aquello que te hace sentir. Es decir, son aquellos elementos que lo hacen valioso, apreciable, relevante o trascendente.

¿Te has dado cuenta de que en el lugar donde vives existen diferentes obras de arte? Éstas pueden ser arquitectónicas, plásticas, piezas sonoras o interpretaciones de otros artistas. Por ejemplo, en algún edificio o monumento del lugar en el que vives puedes identificar diferentes cualidades estéticas.

Se pueden encontrar cualidades estéticas en todas las disciplinas artísticas (teatro, danza, música, artes visuales).

¿Qué hacemos?

Observa los siguientes videos para que conozcas qué son las cualidades estéticas y cómo encontrarlas en las diferentes disciplinas artísticas.

Cualidades estéticas.

En donde encontramos las cualidades estéticas.

Para identificar las cualidades estéticas en una obra de arte lo primero que necesitas es ser un observador. No obstante, también se requiere tener una opinión de los elementos estéticos que componen dicha obra de arte; es decir: desarrollar un punto de vista crítico.

Para ello, es importante conocer los elementos básicos que componen una obra artística. En el siguiente video, no solo verás un ejemplo de trabajo interdisciplinario en las artes, sino también podrás identificar las cualidades estéticas en cada una de ellas. Observa el siguiente video dónde pondrás a prueba tu capacidad observadora y crítica.

Ballet Folklórico de Amalia Hernández.

En esta representación dancística se pudo apreciar de manera general al grupo de bailarines del Ballet folklórico de Amalia Hernández, portando trajes típicos de diferentes partes de nuestro país y moviéndose al ritmo del Huapango de Moncayo.

En la escenografía, las fachadas de algunos edificios transportan al periodo colonial, una iglesia en tonos café, arena y gris, al fondo el cielo azulado.

Las luces también juegan un papel muy importante, por ejemplo, en un momento determinado de la representación, la luz sigue a una sola bailarina para dar realce a su participación solista.

Los movimientos de los bailarines corresponden a un ritmo, que siempre va coordinado con la música que se utiliza. Esto requiere siempre de mucha preparación y ensayo por parte de los artistas, sobre todo cuando la música que los acompaña es en vivo.

A continuación, realiza la siguiente actividad.

Actividad 1.

De la representación dancística que acabas de ver, responde las siguientes preguntas:

¿Qué emociones y sentimientos te provocan este tipo de espectáculos dancísticos?

¿Alcanzaste a ver el traje típico de tu Estado?

¿Te agradaron los colores de los trajes y de la escenografía?

¿Qué opinas de los movimientos, los gestos y de la música?

Al contestar estas preguntas en casa, ya estarás hablando de cualidades estéticas en una manifestación artística.

Al señalar si una expresión artística te agrada, las emociones que te provoca, así como percibir las formas, colores, sonidos, movimientos y gestos, estás reconociendo dichas cualidades. De esta forma, estas desarrollando tu capacidad de observación y de crítica.

Para conocer más de cerca este trabajo, puedes investigar sobre el Ballet folklórico de Amalia Hernández.

El Reto de Hoy:

Investiga y elige alguna obra artística, puede ser una canción, una coreografía, una obra de teatro, una pintura, una escultura; incluso puede ser algún edificio o construcción que llame tu atención.

Una vez que  hayas elegido tu obra, analízala y escribe en tu libreta porqué te agradó, que cualidades observaste o escuchaste, y que emociones o sentimientos generaron en ti.

Finalmente, por medio de un dibujo, sencillo o muy detallado, intenta representar esa pieza que llamó tu atención.

Descarga tu clase dando clic aquí

Física

Del cielo al suelo

Aprendizaje esperado: Comprende los conceptos de velocidad y aceleración.

 

Énfasis: Identificar la caída libre de un objeto.

 

 

¿Qué vamos a aprender?

 

Profundizarás en cómo el movimiento se desplaza del cielo al suelo y los puntos más importantes que lo caracterizan, para ello, analizarás la caída libre de diferentes objetos.

 

 

¿Qué hacemos?

 

Desde hace mucho tiempo grandes pensadores y científicos como Aristóteles, Galileo Galilei e Isaac Newton han estudiado este movimiento.

 

El primero en estudiarlo fue Aristóteles. Él observó durante mucho tiempo la caída de diversos objetos y después de reflexionar sobre ello estableció que:

 

“Los cuerpos pesados caen más rápido que los livianos”

 

Esta es una aseveración errónea. Realiza el siguiente experimento para comprobarlo.

 

Experimento 1.

 

Usa una hoja de papel y una bolsa con algún material, puede ser una bolsa de arroz, de frijoles o lo que tengas a la mano. Después, tómalos en tus manos y analiza el peso de ambos. Ya que verifiques que uno es más pesado que el otro. Reflexiona en la siguiente pregunta:

 

¿Cuál de ellos caerá más rápido al suelo?

 

Inicia con el experimento y pon mucha atención.

 

Primera vez.

Sostén los dos objetos desde la misma altura, suéltalos y observa su caída. Verifica cual cae primero.

 

Segunda vez.

Ahora, realiza el experimento de nuevo. Pero esta vez, haz bolita la hoja de papel. Sigue siendo la misma hoja y el mismo peso. Sostén los dos objetos desde la misma altura y suéltalos. Observa nuevamente y verifica cual cayó primero esta segunda ocasión.

En la segunda ocasión que realizaste el experimento existió una variante. Esta es la base del método científico que inició Galileo Galilei, dos mil años después de que Aristóteles realizará esta aseveración.

En la revista de divulgación de la ciencia, se publicó un artículo sobre los cien años de la teoría general de la relatividad en la que se incluyó un breve texto sobre la importancia del trabajo de Galileo Galilei en el desarrollo de la ciencia que hoy se conoce como Física.

El fragmento dice:

En su libro Vida de Galileo, Vincenzo Viviani, último alumno y primer biógrafo del científico italiano, cuenta que su maestro desmintió a Aristóteles en lo tocante a la caída libre “con repetidos experimentos hechos desde lo alto del campanario de Pisa con participación de los otros maestros y filósofos”. Esta frase es la base de la leyenda de que Galileo dejaba caer bolas de plomo y de madera desde lo alto de la torre de Pisa ante la mirada atónita y furibunda de sus detractores aristotélicos. La leyenda seguramente es falsa, pero no hay duda de que Galileo sabía que dos cuerpos de pesos distintos caen exactamente al mismo tiempo si no hay resistencia del aire.

Este pequeño experimento te ayuda a comprobar que dos objetos de dimensiones, formas y materiales distintos llegarán al suelo al mismo tiempo, siempre y cuando caigan de la misma altura al mismo tiempo.

De acuerdo con el experimento que acabas de realizar. La primera vez la hoja de papel tardó más tiempo en caer que la bolsa con materiales. Esto se debe a que, cuando la hoja está extendida, ofrece mayor resistencia al aire, esta resistencia frena la caída, por eso da la percepción de que cae con más lentitud.

La resistencia al aire que presentan algunos cuerpos es un elemento que no había considerado Aristóteles, de ahí su confusión, por eso cuando se hace bolita la hoja, se elimina la mayoría de resistencia al aire y cae al mismo tiempo que la bolsa de materiales. Por eso, cuando una hoja cae, puedes observar que la resistencia con el aire evita que caiga en línea recta.

Una de las características más importantes de los objetos en caída libre es que la gravedad es la única fuerza que actúa sobre ellos y que su caída es vertical descendente.

Para que te quede más claro el tema de caída libre, observa el siguiente video.

  1. ¿Cómo caen los cuerpos?

Características del movimiento de caída libre:

  1. La caída libre de un objeto se da únicamente bajo la influencia de la acción de la gravedad.
  1. En la caída libre la aceleración que experimenta un objeto es de 9.8 m/s^2 por cada segundo que cae, es decir se aceleran de forma constante.
  1. Los cuerpos que caen libremente lo hacen de forma vertical.
  1. La forma de los objetos es un factor que influye en la caída de los cuerpos.
  1. Los cuerpos extendidos no presentan una caída totalmente libre, debido a la resistencia del aire.
  1. Al caer libremente los cuerpos experimentan la misma aceleración sin importar su masa.

A continuación, realiza la siguiente actividad.

Actividad 1.

Responde las siguientes preguntas:

¿Alguna vez has sentido los efectos de la caída libre?

En los siguientes ejemplos, ¿consideras que es posible observar el movimiento de caída libre?

  • Lanzarse en un paracaídas.
  • Subirse a algunos juegos mecánicos, por ejemplo, la montaña rusa

La caída libre tiene muchas aplicaciones en la vida diaria, por ejemplo, en la aviación, en algunos casos se prueban aviones en caída libre o se les deja caer para simular efectos de ingravidez. Este movimiento también se llega a utilizar en la industria de alimentos para separar frutos, nueces y semillas; en la manufactura de recipientes de vidrio; en molinos de agua; y de manera más sofisticada, en la generación de energía eléctrica. También se puede aplicar en la recreación, ya que algunos juegos mecánicos y toboganes aplican este concepto.

Finalmente, para fortalecer el tema de “caída libre”, observa con atención el siguiente video.

  1. Clavado de Paola Espinosa.

Con esto concluiste la sesión del día de hoy y aprendiste sobre la importancia de la caída libre en tu vida diaria, así como algunas de sus características.

Si quieres saber más del tema, en tu libro de Ciencias. Física de segundo grado de secundaria podrás encontrar más información y ejemplos de este movimiento.

El Reto de Hoy:

Comenta con tu familia si han experimentado la caída libre o si han observado alguna aplicación diferente a las mencionadas. Escriban todos los ejemplos que se les ocurran donde consideren que existe este concepto.

Descarga tu clase dando clic aquí

Historia

Las fuentes históricas

Aprendizaje esperado: Reconoce la importancia de conocer, analizar e investigar nuestro pasado.

 

Énfasis: Conocer qué es una fuente histórica: fuentes primarias y secundarias.

 

 

¿Qué vamos a aprender?

 

Reflexionarás sobre la variedad de fuentes históricas que existen, cómo se clasifican y cómo se pueden diferenciar entre las primarias y secundarias.

 

Las fuentes históricas son archivos y documentos a partir de los cuales los historiadores pueden estudiar el pasado. Pero no sólo los documentos y archivos son fuentes históricas, también los objetos o la ropa, por ejemplo, pueden brindar mucha información útil para el estudio de otras épocas y sociedades.

 

 

¿Qué hacemos?

 

Para comenzar con la sesión, lee con atención el siguiente fragmento:

 

Apuntes para mis hijos.

Benito Juárez

La primera infancia

 

“En 21 de marzo de 1806 nací en el pueblo de San Pablo Guelatao de la jurisdicción de Santo Tomás Ixtlán en el Estado de Oaxaca. Tuve la desgracia de no haber conocido a mis padres Marcelino Juárez y Brígida García, indios de la raza primitiva del país, porque apenas tenía yo tres años cuando murieron, habiendo quedado con mis hermanas María Josefa y Rosa al cuidado de nuestros abuelos Pedro Juárez y Justa López, indios también de la nación zapoteca. Mi hermana María Longinos, niña recién nacida, pues mi madre murió al dar la luz, quedó a cargo de mi tía Cecilia García. A los pocos años murieron mis abuelos, mi hermana María Josefa casó con Tiburcio López del pueblo de Santa María; mi hermana Rosa casó con José Jiménez, del pueblo de Ixtlán y yo quedé bajo la tutela de mi tío Bernardino Juárez porque mis demás tíos: Bonifacio Juárez ya había muerto, Mariano Juárez vivía por separado con su familia y Pablo Juárez era un menor de edad.

 

Como mis padres no me dejaron ningún patrimonio y mi tío vivía de su trabajo personal, luego que tuve uso de razón me dediqué, hasta donde mi tierna edad me lo permitía a las labores del campo. En algunos ratos desocupados mi tío me enseñaba a leer, me manifestaba lo útil y conveniente que era saber el idioma castellano y como entonces era sumamente difícil para la gente pobre, y muy especialmente para la clase indígena, adoptar otra carrera científica que no fuese la eclesiástica, me indicaba sus deseos de que yo estudiase para ordenarme. Estas indicaciones y los ejemplos que se me presentaban de algunos de mis paisanos que sabían leer, escribir y hablar la lengua castellana y de otros que ejercían el ministerio sacerdotal, despertaron en mí un deseo vehemente de aprender, en términos de que cuando mi tío me llamaba para tomarme mi lección, yo mismo le llevaba la disciplina para que me castigase si no la sabia; pero las ocupaciones de mi tío y mi dedicación al trabajo diario del campo contrariaban mis deseos y muy poco o nada adelantaba mis lecciones. Además, en un pueblo corto, como el mío, que apenas contaba con veinte familias, y en una época en que tan poco o nada se cuidaba de la educación de la juventud, no había escuela; ni siquiera se hablaba la lengua española, por lo que los padres de familia que podían costear la educación de sus hijos los llevaban a la ciudad de Oaxaca con este objeto, y los que nos tenían la posibilidad de pagar la pensión correspondiente los llevaban a servir en casas particulares a condición de que los enseñasen a leer y a escribir. Este era el único medio de educación que se adoptaba generalmente, no sólo en mi pueblo sino en todo el distrito de Ixtlán, de manera que era una cosa notable en aquella época que la mayor parte de los sirvientes de las casas de la ciudad era de jóvenes de ambos sexos de aquel distrito. Entonces más bien por estos hechos que yo palpaba que por una reflexión madura de que aún no era capaz, me formé la creencia de que sólo yendo a la ciudad podría aprender, y al efecto insté muchas veces a mi tío para que me llevara a la capital; pero sea por el cariño que me tenía, o por cualquier otro motivo, no se resolvía y sólo me daba esperanzas de que alguna vez me llevaría.”

 

A casi un siglo y medio, este texto es perfectamente comprensible y emocionante para un lector de nuestros días.

 

Ahora, antes de profundizar más en el tema, piensa y reflexiona en lo siguiente:

 

Tu cartilla de vacunación, certificado de primaria y el recibo de tu beca. ¿Serán fuentes históricas que permitan reconstruir la historia del México contemporáneo?

 

Para conocer el pasado se emplean fuentes históricas, es decir, testimonios que se obtienen de esos tiempos. Es importante reconocer el gran valor que tienen los archivos históricos. Observa el siguiente video para saber más al respecto.

El Gran Valor del Archivo Histórico.

El video lo puedes ver aquí

Las fuentes históricas son la materia prima con la que trabajan los historiadores para construir su versión del periodo que están estudiando. Para ello deben ser analizadas, validadas e interpretadas.

Cualquier elemento proveniente del pasado es susceptible de convertirse en una fuente histórica. Por ejemplo, cualquier cosa que hoy en día escribamos o utilicemos, será el día de mañana una fuente histórica.

El historiador se convierte en una especie de detective que busca pruebas para explicar cómo sucedieron los hechos, quiénes participaron en ellos, cómo participaron y en dónde ocurrieron.

El historiador busca fuentes que proporcionen información y le permitan interpretar y reconstruir los hechos del pasado, por ello: las fuentes históricas son todos aquellos objetos creados, utilizados y/o desechados por los seres humanos (testimonios), que aportan información sobre la cultura a la que pertenecieron, que se pueden ubicar en un tiempo y un lugar.

Las fuentes, se clasifican en primarias y secundarias:

Fuentes históricas primarias.

Las fuentes primarias son escritos que hablan del pasado y provienen de la época que investiga el historiador y se dividen en fuentes escritas y fuentes no escritas.

Las fuentes escritas pueden estar en papiro, pergamino, tablilla, papel e incluso los modernos soportes informáticos. Es decir, son cualquier documento que, a los ojos de los historiadores, proporcionan información por escrito. Estas pueden ser escritas a mano, impresas, digitalizadas y microfilmadas.

Las fuentes no escritas son todos aquellos objetos que proporcionan información del pasado, tales como los que se usaron en la vida cotidiana: utensilios de cocina, herramientas de trabajo, vestigios de vestuario, adornos personales. Otros ejemplos son, tumbas con restos humanos, las obras monumentales y las edificaciones que se conservan en el presente. Las esculturas, pinturas y otras manifestaciones artísticas también son fuente de información. La historia se apoya en la arqueología para que, juntas, interpreten la información que aportan este tipo de fuentes.

Las fuentes orales son los testimonios de las personas que fueron protagonistas de acontecimientos históricos o fueron testigos de ellos. Estos testimonios los recogen directamente los historiadores en entrevistas, seleccionando cuidadosamente a los informantes, y confirmando la veracidad de sus relatos.

Otras fuentes de información son el cine, los videos, grabaciones, y todo aquello que el historiador observe que le puede aportar conocimiento del acontecimiento que estudia.

Fuentes históricas secundarias.

Las fuentes históricas secundarias son todas aquellas que fueron escritas, fundamentalmente, en fechas posteriores a la época que se investiga y generalmente se encuentran en libros, artículos de revistas y estudios de los historiadores.

El historiador selecciona las fuentes que necesita y decide de qué tipo serán a partir del acontecimiento que investigará. Por ejemplo, si quiere investigar las pandemias que ocurrieron en épocas pasadas, buscara en fuentes de reportes de salud, informes de gobiernos locales, en los diarios y la prensa de la época. Si se tratara de catástrofes en las que aún no había suficiente documentación especializada en la salud, puede indagar en la correspondencia de las personas que vivían en ese tiempo.

También el historiador debe apoyarse en otras ciencias que le ayuden a interpretar la información que le proporcionan las fuentes que estudia. Ya se señaló que una de estas ciencias es la arqueología. Pero la historia estudia todas las experiencias de la humanidad en distintos contextos. Siguiendo el ejemplo de las pandemias, el historiador podría apoyarse en la medicina, para comprender los datos de los informes técnicos de los médicos de la época que estudia.

Una vez que el historiador, convertido en detective, define el tema o periodo a investigar, necesita seguir una serie de pasos, una metodología de investigación.

El paso más importante para el historiador es hacer crítica de las fuentes que estudia y lo hace mediante una serie de preguntas, por ejemplo:

El historiador debe desentrañar las fuentes que utiliza para obtener la información, escritas o no escritas. Debe verificar su autenticidad, la autoría y época a la que pertenece la fuente, cuál fue el objetivo original de su creación. Preguntarse: ¿Es relevante? ¿Es útil?

Otra tarea importante del historiador es clasificar las fuentes que obtiene. Cuando se trata de documentos, éstos se ubicarán según su tipo. Por ejemplo: documentos legales, reportes, documentos oficiales, registros, actas, correspondencia, diarios personales, relatos de viajes, entre otros.

Para analizar una fuente primaria se debe tener una mente inquisitiva, crítica y seguir un método riguroso para interpretarla de manera adecuada.

A continuación, observa el siguiente video sobre la variedad de las fuentes históricas.

  1. Historia – La variedad de las fuentes históricas.

https://www.youtube.com/watch?v=f-MvKecMtZs

En conclusión, tu cartilla, certificado y el recibo de la beca, si son fuentes históricas, ya que conforme a la definición fueron creadas y utilizadas por personas. Son fuentes primarias escritas que permiten o permitirán reconstruir el México actual, en temas correspondientes a la educación, salud, población, programas sociales y todos aquellos temas que los historiadores consideren viables después de evaluarlos y validarlos.

La Historia se apoya y usa como fuentes de información los conocimientos que producen otras ciencias y disciplinas como la Arqueología, la Biología, Ecología, Geografía, Química, etc.

El tema de hoy lo encuentras en tu libro de texto, en el primer trimestre, en el apartado de construcción del conocimiento histórico, puedes ubicarlo fácilmente en el índice.

El Reto de Hoy:

Elabora una tabla, escribe 3 ejemplos de fuentes primarias y 3 secundarias que encuentres en casa. Estas fuentes te permitirán reconstruir la historia de tu familia o tu comunidad.

Si te interesa saber más de lo que escribió el Benemérito de las Américas, Benito Juárez, se te invita a que leas el resto de “Apuntes para mis hijos”.

Descarga tu clase dando clic aquí

 

 

 

Matemáticas

La multiplicación y su relación con la suma iterada

Aprendizaje esperado: Resuelve problemas de multiplicación y división con números enteros, fracciones y decimales positivos y negativos.

 

Énfasis: Justificar la regla de los signos de la multiplicación de números enteros con base en la suma iterada.

 

 

¿Qué vamos a aprender?

 

Profundizarás en las reglas para resolver problemas de multiplicación y división con números enteros y aprenderás a plantear problemas matemáticos. Además, resolverás problemas tanto con números enteros, como con fracciones y números decimales positivos y negativos.

 

En esta sesión reflexionarás sobre cómo la suma repetida de un mismo sumando, positivo o negativo, se representa también como una multiplicación de números positivos o negativos.

 

 

¿Qué hacemos?

 

Vas a empezar con una lectura de un extracto del libro “A jugar con las matemáticas”, de Lawrence.

 

¿Cuántos dedos hay?

 

“… no todo el mundo ha empleado el mismo sistema para contar. Aunque la mayor parte de las civilizaciones que saben hacerlo han tenido como base el diez, hay muchos ejemplos de sociedades que han utilizado bases distintas. Algunas de ellas pueden parecernos sorprendentes. La forma de utilizar nuestro número nos parece tan natural que nos resulta difícil creer que no se haya extendido por el mundo entero. Sin embargo, el sistema decimal es sólo una de las infinitas formas que podíamos haber elegido para sistematizar los números. Si tuviéramos ocho dedos en lugar de diez, por poner un ejemplo, utilizaríamos un sistema de base ocho y nos sentiríamos tan felices como siempre, aunque no podríamos tocar tan bien el piano.

 

Esto no es una situación hipotética. Aparte del sistema decimal, el sistema numérico más utilizado es el vigesimal o de base veinte. Tanto los mayas como los esquimales tomaron como base el veinte, posiblemente porque contaban utilizando los dedos de las manos y de los pies.”

 

En la lectura anterior se mencionan algunos ejemplos de cómo en el pasado los seres humanos implementaron procedimientos para resolver problemas de conteo y dieron solución a esta situación haciendo uso de las herramientas disponibles en su contexto.

 

¿Imaginas cómo en la antigüedad resolvieron el reto de representar el cero? o, ¿cómo se representaban las pérdidas o ganancias?

 

A continuación, analizarás algunas situaciones de la vida diaria que implican operar matemáticamente con números positivos y negativos.

 

Empieza por revisar: qué son los números positivos y negativos.

 

 

 

Observa el siguiente ejemplo:

Juan les ganó a sus amigos $15.00 jugando a las canicas.

 

¿Cómo se representa la cantidad que ganó Juan de manera matemática?

 

Como Juan obtuvo una ganancia, la cantidad se representa con un número positivo: “quince positivo” y se escribe así: +15 o 15

 

Ahora, observa el siguiente ejemplo respecto a un caso con números negativos:

 

Eduardo le debe $20.00 al señor de la tienda.

 

¿Cómo se puede representar la situación financiera de Eduardo de manera matemática?

 

Como Eduardo adquirió una deuda, se considera con un número negativo: “veinte negativo” y se escribe así: –20

 

Después de haber analizado estas situaciones que se pueden representar con números positivos y negativos, reflexiona respecto a lo que se conoce como: suma iterada. Para ello, analiza la siguiente situación.

 

Retoma el ejemplo anterior de Juan. Ahora, imagina que Juan ganó $15.00 en cada uno de seis juegos consecutivos.

 

¿Cómo representarías esta situación?

¿Cómo puedes saber cuánto dinero ganó Juan?

 

Antes de resolver el problema, recuerda que el nombre correcto de la operación matemática que permite agrupar cantidades es “adición” y al resultado se llama “suma”.

 

Ya que conoces los términos, analiza la situación de Juan:

 

Si se realiza la adición del número 15, seis veces repetidas.

 

¿Cuál será el resultado de la suma?

El resultado de la operación es 90, y la operación que representa la situación es:

 

15 + 15 + 15 + 15 + 15 + 15 = 90

 

Es decir, al ganar Juan seis veces de manera consecutiva, en total ganó $90.00.

 

Ahora, analiza cómo la operación matemática de adición que acabas de realizar también puede ser representada de otra manera. Cuando en una adición el mismo número se repite varías veces, esta operación se puede representar y resolver por medio de una multiplicación.

 

Retoma la suma anterior:

 

15 + 15 + 15 + 15 + 15 + 15 =

 

El sumando que se repite en la operación es: 15

Y aparece, 6 veces.

 

Lo anterior lo puedes representar con una multiplicación de la siguiente manera:

 

6 veces 15 es igual a:

(6)(15) = 90

Esto representa lo mismo que 6×15

 

En algunas circunstancias es más apropiado el uso de un par de paréntesis para indicar los factores en una multiplicación, en lugar de utilizar el signo “por”.

 

Analiza una nueva situación:

 

Imagina que ahora Juan, en lugar de ganar, pierde $5.00 en cada uno de cuatro juegos consecutivos.

 

¿Cuánto dinero pierde en total?

¿Con qué operación de adición se puede representar la situación?

¿Qué tipo de números serían los sumandos?

 

Esta situación implica que los sumandos sean un mismo número negativo, porque se está hablando de una pérdida o deuda.

 

(–5) + (–5) + (–5) + (–5) = –20

Cuatro veces, cinco negativo

El número que se repite como sumando es: -5

Y este sumando se repite 4 veces.

 

Lo anterior se puede representar con una multiplicación de la siguiente manera:

 

4 veces –5 es igual a:

(4) (–5) = –20 que representa lo mismo que 4 x (–5)

 

 

El resultado de los ejemplos de adición que acabas de realizar se llama: suma iterada.

 

La suma iterada es el resultado de la adición de un mismo número o sumando varias veces y se puede representar como una multiplicación.

 

La multiplicación que representa una suma iterada se forma de la siguiente manera:

 

  • El primer factor corresponde al número de veces que aparece el sumando.
  • El segundo factor corresponde al número o sumando que se repite.

 

Entonces se puede decir que, una multiplicación de números enteros se expresa de distintas maneras.

 

  1. Con el símbolo de multiplicación:

4 x (-3)

 

  1. Sólo con paréntesis:

(4) (-3)

 

A continuación, realiza la siguiente actividad.

 

Actividad 1.

Observa los ejemplos de la siguiente tabla, completa el ejercicio de la última fila (donde el resultado es -20) y responde las preguntas.

 

Expresión verbal

Adición y suma

Multiplicación y producto

Cuatro veces -7 (-7)+(-7)+(-7)+(-7) = -28 (4)(-7) =  -28
Tres veces -9 (-9)+(-9)+(-9) = -27 (3)(-9) =  -27
Seis veces -6 (-6)+(-6)+(-6)+(-6)+(-6)+(-6) = -36 (6)(-6) =  -36
        =  -20

 

¿Cuál es la multiplicación y producto de -20?

¿Cuál es su adición y suma?

¿Cuál es su expresión verbal?

 

Ahora, analizarás una situación más.

 

Esto le pasó a Valeria:

 

Valeria relaciona la suma iterada con una situación que está en el contexto de dinero: recibir $50 pesos cada domingo durante un mes.

 

La suma iterada también se puede representar en una recta numérica, que es una herramienta gráfica que permite ubicar números en puntos específicos.

 

En la recta numérica los números positivos se encuentran a la derecha del cero, y los números negativos están a la izquierda del cero.

 

Observa los números negativos en el caso del tío de Valeria, se usará una recta numérica.

 

 

 

 

Ahora, analiza la siguiente situación que implica la suma iterada y su representación también como multiplicación.

 

 

 

Producto de dos factores.

 

Si el primer factor es un número positivo y el segundo factor también es positivo, el producto es un número positivo:

 

positivo por positivo es igual a positivo

(+) (+) = (+)

 

Si el primer factor es un número positivo y segundo factor uno negativo, el producto es un número negativo:

 

positivo por negativo es igual a negativo

(+) (–)  = (–)

 

Observa los siguientes ejemplos sobre el producto de dos factores:

 

Tabla del 5

Tabla del 4

5 x 2 = 10 4 x 2 = 8
5 x 1 = 5 4 x 1 = 4
5 x 0 = 0 4 x 0 = 0
5 x (-1) = -5 4 x (-1) = -4
5 x (-2) = -10 4 x (-2) = -8

 

 

En esta sesión aprendiste la suma iterada, que te permitió determinar que la adición de un mismo número repetidas veces, puede representarse como una multiplicación.

 

También reflexionaste sobre la representación de los números positivos y negativos. Así como el producto de dos factores.

 

 

El Reto de Hoy:

 

Reto 1.

Responde las siguientes preguntas:

¿Cuál es el producto de multiplicar (5) × (–5)?

¿Qué sucede con el signo del producto al multiplicar el primer factor con signo positivo por otro con signo negativo?

¿Cuál es el producto de multiplicar (-3) (20)?

 

Reto 2.

 

Piensa en una situación de tu vida cotidiana en la que hayas podido ejemplificar la suma iterada. Escríbelo en tu cuaderno y comparte tus descubrimientos.

 

Descarga tu clase dando clic aquí

 

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button