MundoNoticias

¡Insólito! Gracias al COVID-19 hermanas logran reencontrarse después de 50 años

Doris Crippen y Bev Moro son medias hermanas quienes habían estado separadas por más de cinco décadas

Aunque la pandemia del COVID-19 ha traído desgracia a nivel mundial también ha ocasionado hechos insólitos como es que unas hermanas se reencontraran después de haber estado separadas desde hace 50 años.

De acuerdo con el periódico estadounidense The Washington Post, una mujer identificada como Doris Crippen, de 73 años, fue diagnosticada con coronavirus y aunque pasó su enfermedad en casa, un día se cayó y rompió un brazo, por lo que después de 24 horas de haber permanecido en el suelo su hijo la encontró y la llevó directamente a un hospital.

La fémina fue internada en un nosocomio de Nebraska durante un mes, tras su recuperación fue transferida a un centro de rehabilitación y residencia para adultos mayores llamado Dunkalu Gardens, lugar que cambió su vida por completo.

Y es que el resguardarse en dicha residencia le permitió que se lograra reencontrar con su hermana, a quien no veía desde que ésta tenía solo seis meses de edad.

Cabe mencionar que Doris y Bev Moro son medias hermanas, pues su padre se casó con tres diferentes mujeres, con quienes tuvo un total de cinco hijos. Crippen era la mayor en tanto que Moro es la menor.

La última vez que se vieron, Doris tenía 20 años y Bev seis meses. En ese entonces el estado de Nebraska decidió que los niños entraran al sistema de acogida para que fueran dados en adopción pues sus padres no tenían las condiciones para cuidarlos.

Ambas mujeres pasaron varios años buscándose pues conocían sus nombres, pero nunca habían tenido suerte hasta este 2020, cuando Moro encontró el nombre de su hermana en la lista de pacientes.

Su reencuentro fue complicado ya que Crippen padece de un problema de audición por lo que para comunicarse con ella, Bev llevó un pizarrón y escribió el nombre de su padre para después mostrárselo, su hermana rápidamente supo de quién se trataba.

Pese a las dificultades de salud, Doris afirmó que el COVID-19 lo considera una bendición, pues gracias a ello pudo reunirse con su hermana, por lo que de ahora en adelante planean reunirse y conocer a sus respectivas familias.

También te puede interesar:

¡Tiene hasta su gafete! Agencia de autos adopta a perro callejero y le da trabajo

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button