CoronavirusMundoNoticias

Por no creer en el COVID, hombre hace fiesta y 14 familiares se infectaron, uno perdió la vida

Tony Green narró su historia con la intención de que más gente sí acate las medidas de seguridad y sanitarias

Pese a las miles de víctimas mortales y millones de casos de contagio por COVID-19 que existen en el mundo, muchas personas siguen sin creer en la existencia del virus del SARS-CoV-2 por lo que a meses de declarar emergencia sanitaria continúan con su vida completamente normal.

Sin embargo, al no acatar las medidas de seguridad y sanitarias ha ocasionado que algunas incrédulas personas vivan en carne propia lo que es enfrentarse al coronavirus. Es el caso de un estadounidense quien decidió organizar una fiesta en plena pandemia, hecho que le costó que 14 de los miembros de su familia resultaran contagiados.

El nombre del sujeto es Tony Green, de 43 años, originario de Dallas, Texas en Estados Unidos, quien fue el anfitrión de un festejo realizado el pasado mes de junio ya que creía que el COVID-19 solo era un engaño de los gobiernos.

Por medio de una columna publicada en ‘Dallas Voice’ y titulada “Una dura lección sobre la realidad del COVID-19”, el hombre relató que tras varios meses de distanciamiento social, él y su pareja decidieron organizar una fiesta para sus padres el 13 de junio, evento al que acudieron sin ninguna protección, pues en su opinión sintieron que “lo peor estaba detrás del país porque todo era fácil, las cosas se estaban reabriendo y ninguno de nosotros experimentaba ningún síntoma”.

Un día después de la celebración, Green comenzó a sentirse enfermo y para el 15 de junio, su pareja y sus padres ya comenzaban a presentar síntomas; sin embargo, días después su familia empezaría a vivir una pesadilla.

Y es que los contagios se comenzarían a esparcir luego de una visita de sus suegros a Austin por el nacimiento de su primer nieto, ahí la madre del papá de su esposa, Rafael Ceja y una hermana de su compañero también terminaron infectándose.

A los pocos días sus suegros, su cuñada y los padres del recién nacido también dieron positivo a COVID-19; sin embargo, fue Ceja y Green los que se vieron más afectados por lo que tuvieron que ser internados ambos el 24 de junio.

En el caso de su suegro, el virus atacó directamente su sistema nervioso central y casi tuvo un derrame cerebral, a los pocos días la madre de este también tuvo que ser internada, perdiendo la vida poco tiempo después.

Pero la historia no pararía ahí pues dos hermanas de Rafael Ceja, uno de sus sobrinos y un cuñado también resultaron infectados, llegando así a 14 familiares contagiados.

Afortunadamente hasta el momento 12 miembros de su familia ya se encuentran recuperándose; sin embargo, este acontecimiento le dejó una gran lección a Tony Green.

“No puedo evitar sentirme responsable de convencer a nuestras familias de que era seguro tener una reunión. Hay muchas cosas que hubiera hecho de manera diferente”, confesó Green en su columna.

Con información de NBC

También te puede interesar:

Con pistola, hombre exige a madre y su hijo guarden distancia social

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button