MéxicoNoticias

El calvario de una madre: María Luisa lleva 8 años buscando a su hijo David

David se preparaba para iniciar con su rutina diaria, salió a la tienda y no regresó a su casa

David Torres Matadamas salió de su casa la mañana el 4 de octubre de 2012, fue a comprar cosas para su bebé antes de ir a trabajar, pero ya no regresó. Su madre, María Luisa lo busca sin apoyo de las autoridades y decepcionada por el actuar de la Procuraduría de Justicia.

Aquella mañana, David se preparaba para iniciar con su rutina diaria, su pareja y madre de su hija, Ivette González Hernández, le comentó que necesitaba algunas cosas para la niña. Salió a buscarlas a la tienda alrededor de las nueve de la mañana en la colonia La Providencia, en Mineral de la Reforma, en Hidalgo, pero ya no volvió.
La pareja de David avisó a la familia sobre la ausencia del padre de su hija a las nueve de la noche, desde entonces María Luisa Matadamas lo busca incansable seis años después, esa misma noche acudió al Ministerio Público a presentar la denuncia.
Sin embargo, no fue atendida con el argumento de que deben pasar 72 horas para poder iniciar una investigación, pues es el tiempo legal en que una persona no localizada obtiene la calidad de desaparecida.
La madre desesperada, ha preguntado por su hijo en todos lados y pensando en lo peor, pero nada.
Ha visitado el Servicio Médico Forense, diferentes Centros de Reinserción Social estatales en Actopan, Pachuca, Tulancingo y Tenango de Doria con el apoyo del colectivo “Buscando nos encontramos”, al que se adhirió hace un año.
María Luisa dijo confiar en ese grupo de búsqueda porque, a diferencia de las autoridades, ellos sí obtenido resultados, incluso una de sus compañeras logró encontrar su hijo con vida, lo que para ella representó una esperanza.

Cabe mencionar que recientemente, la Secretaría de Gobernación (Segob) presentó la cifra de personas desaparecidas en el país; de acuerdo con la cifra ofrecida por el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, son 73 mil 201 personas sin localizar desde 1964, aunque la gran mayoría es posterior a 2006. Pero antes de este año se tenía registro de mil 523 desaparecidos.

Estafas y sospechas

Durante su doloroso peregrinar, la familia de David ha enfrentado burocracia, estafas y acciones de supuestos servidores públicos de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJEH) adscritos a la Fiscalía Especializada para la Investigación y Persecución de Delitos de Desaparición Forzada de Personas y Desaparición Cometida por Particulares.
La expareja de su hijo, Ivette, podría saber algo, revela María Luisa, quien vive un verdadero calvario desde hace 8 años.
Una vez le pidió que ya no lo buscaran “porque lo iban a seguir golpeando”, en otra señaló un domicilio en el que supuestamente el joven estaba privado de su libertad y aseguró que “ya lo habían quemado”, además en su celular, había mensajes comprometedores y aunque se lo entregaron a un agente de nombre David Chávez, el móvil se perdió e perdió y tampoco se supo nada del supuesto policía.
Hasta ahora, nadie la ha interrogado, pero los policías dicen a la madre de David que han hablado con ella y se muestra arrepentida, pero no no saben de qué y aunque dicen que la interrogarán eso no ha ocurrido.
La han estafado, ha recibido llamadas, y supuestos policías intentaron entregarle un cuerpo dentro de un ataúd sellado, asegurándole que su hijo estaba muerto, lo cual resultó falso.

Hasta el quinto infierno

María Luisa está desesperada, pero asegura que continuará con la búsqueda de su hijo y dice tajante: “si a mí me dicen que mi hijo está hasta el quinto infierno yo voy, yo voy y lo busco. Con mi mismo dinero voy y lo busco, pero pues no han hecho nada”.

Tiene esperanzas porque le han dicho que su hijo podría estar preso, pero no ha podido corroborarlo por la falta de apoyo de las autoridades.

Con información de Milenio

TE PUEDE INTERESAR:

 

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button