MundoNoticias

Fuimos engañados: NASA desmiente existencia de universo paralelo

Y es que el organismo acaba de confirmar que no existen pruebas concluyentes para demostrar la existencia de un Universo Paralelo.

Hace unos días te informamos de un estudio que probaba la posible existencia de un universo paralelo, en donde el tiempo va hacia atrás, pero los resultados no son concluyentes.

Y es que la NASA acaba de confirmar que no existen pruebas concluyentes para demostrar la existencia de un universo paralelo. 

En los últimos días, varias publicaciones sugieren que los científicos “encontraron evidencia” de un universo paralelo donde el tiempo corre hacia atrás. 

Lo anterior, de acuerdo con un experimento que se realizó en la Antártida, en donde fueron detectadas partículas que no cumplen las leyes de la física tradicionales.  

¿Por qué inició la polémica?

El experimento fue publicado en la revista científica New Scientist el 8 de abril y que se tituló  “Es posible que hayamos visto un universo paralelo retrocediendo en el tiempo“.

Peter Gorham, el investigador principal de la Antena Transitoria Impulsiva Antártica (ANITA), se mostró estupefacto por las amarillistas notas que se hicieron de su estudio, y es que el científico asegura que aún no pueden explicarse algunos “cabos sueltos” del estudio. 

Para Gorham, muchos de los informes posteriores sobre el universo paralelo se citan en los párrafos iniciales y no explican todos los detalles específicos del hallazgo.

“Aquí hay una historia científica interesante, pero no es la que te están vendiendo. El experimento ANITA es alucinante por derecho propio. Busca partículas “fantasmales” que existen en la mayoría de la materia. Definitivamente se ha detectado algo inusual e inesperado”. 

Todo comenzó con la publicació recogida por el Daily Star, que, en opinión de Gorham, realizó “un periodismo sensacionalista y se ha inventado cosas sobre mí y mi experimento”; incluso considera a la publicación del medio como un descarado clickbait.

No existen pruebas concluyentes aún

Para Pat Scott, un fenomenólogo de astropartículas de la Universidad de Queensland, la idea de un universo paralelo es “plausible”, aunque existen muchas otras teorías que pueden explicar las detecciones anómalas de ANITA, por lo que “no hay nada que necesariamente lo haga una detección de un universo paralelo”. 

Y es que actualmente hay tanto que desconocemos sobre los neutrinos que ni los mismos investigadores logran entender al cien por ciento esta “nueva física”, como señaló Clancy James, astrónomo de la Universidad de Curtin en Australia.

Por su parte, para el astrofísico de la Universidad de Sydney, Geraint Lewis, hablar de universos paralelos es un poco exagerado, y de hecho, hay teorías que explican lo que ANITA detectó:

“Hay una serie de posibles partículas candidatas que podrían explicar los resultados de ANITA“.

Lewis, enfatizó, no obstante, que esto no significa que la idea de un posible universo paralelo esté equivocada, pero el peso de la evidencia está actualmente en contra.

¿En qué consistió el experimento conducido por Peter Gorham?

Un grupo de científicos de la NASA que trabajaba con la Antena Transitoria Impulsiva Antártica  (ANITA) encontró evidencias de un posible universo paralelo al nuestro, tras el hallazgo de rayos provenientes de ese espacio.

De acuerdo  con la Universidad de Hawai -donde labora Gorham– el grupo de expertos utilizó un globo gigante para transportar el dispositivo por encima de la Antártida, donde hay aire frío y seco.

Con dicha forma se detectó un constante “viento” de partículas de alta energía provenientes del espacio, mucho más poderosas que las que se generan en la nuestro planeta.

Las partículas de baja energía (neutrinos) pasan por la Tierra sin apenas interactuar con la sustancia de nuestro planeta, y las que tienen mayor energía son detenidas por la masa sólida del planeta generando ondas de radio y rebotando en el hielo “hacia arriba o hacia abajo”, que son las que detectan ANITA para rastrear su origen en el universo.

Lo anterior captó la atención de los científicos, pues se trata de la detección de partículas más pesadas, neutonios tau, que “salen” de la Tierra, desde el hielo y a la velocidad de la luz, lo cual “ se asemeja a una lluvia de rayos cósmicos al revés”.

 

Con información de Cnet.com

También te puede interesar: ¿Ciencia ficción? NASA confirma la existencia de un universo paralelo

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button