MéxicoNoticias

¿Quién es el sanguinario líder de los Zetas que murió por COVID-19?

"El Gordo May" fue detenido en 2008 por la decapitación de 12 personas, entre otros delitos

El pasado 8 de mayo, murió a los 45 años Moisés Escamilla May, líder de “Los Zetas” en Cancún , en el Penal Federal de Puente Grande, en Jalisco, a causa de COVID-19.

Desde el pasado 6 de mayo, “El Gordo May” convalecía en el hospital del penal, tras presentar problemas respiratorios.

Escamilla May, quien lideraba la célula del grupo delictivo de Los Zetas, denominada ‘Zetas Vieja Escuela’, fue detenido el 28 de agosto de 2008 en el fraccionamiento El Azul, ubicado en Cancún, Quintana Roo.

En el Penal de Puente Grande Jalisco, donde era considerado como un interno de “alta peligrosidad”, enfrentaba una condena de 37 años por delincuencia organizada, portación de armas de fuego de uso exclusivo del ejército, y por su responsabilidad en la decapitación de 12 personas en Yucatán.

Además de ser culpado de traficar cocaína vía marítima de Centroamérica a Cancún, “El Gordo May” también fue acusado de comandar a sicarios que cobraban derecho de piso a traficantes de migrantes, comerciantes de productos “pirata” y vendedores de droga al menudeo.

Con información de Infobae y El Financiero 

Te puede interesar: 

Fuertes imágenes: Ejecutan a pareja de DJs durante transmisión en vivo

Increíble: Con rifle AR-15 bañado en oro, detienen a líder de banda “Las Bigotonas” (VIDEO)

Se expande el brote de COVID-19 en penal de Puente Grande, Jalisco, van 74 reos contagiados

 

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button