score
CoronavirusMundoNoticias

“Morí y regresé a la vida”: Niña de 12 años narra cómo fue tener COVID-19

Los síntomas de COVID-19 en niños no son iguales a los que experimentan los adultos

Jennifer Daly, mamá de Juliet, estaba desesperada y muy triste, pues su hija, de 12 años contrajo COVID-19 y tuvo que ser trasladada vía aérea al hospital para salvarle la vida.

Como la salud de Juliet comenzó a empeorar, su familia tuvo que manejar desde su hogar, ubicado al norte de Lake Pontchartrain, hasta el hospital en New Orleans, en donde le confirmaron que la niña tenía coronavirus. 

“Ella es la niña más dulce que existe en todo el mundo y no merecía esto. Estuve orando a Dios, ‘por favor ayúdame señor, por favor’”.

Así contó Jennifer a los medios locales su amarga experiencia al saber que su hija tenía COVID-19.

Lo que la familia de Juliet nunca imaginó fue que la niña empeoraría tanto, hasta el punto de tener un ataque al corazón, por lo que los médicos tuvieron que realizar RCP durante dos minutos antes de que la menor volviera a la vida nuevamente.

“Morí y volví”: Juliet

Juliet no experimentó todos los síntomas relacionados con la COVID-19, como por ejemplo, dificultad para respirar, pero sí tuvo mucho dolor de estómago y vómito.

Por ello, su mamá que es radióloga pensó que podría tratarse de apendicitis o algún tipo de malestar estomacal, pero pronto, los labios de Juliet se tornaron azules y sus extremidades estaban frías. 

Así fue como Juliet llegó al hospital de su localidad en donde sufrió el ataque cardiaco, por lo que tuvo que ser trasladada vía aérea al Ochsner Medical Center, en donde permaneció 10 días hospitalizada.

El médico Jake Kleinmahon, quien fue uno de los que atendió a Juliet, explicó que este ha sido uno de los casos más graves de COVID-19 que ha visto en niños:

La cavidad superior de su corazón no funcionaba correctamente con la cavidad inferior y estaba desarrollando una “falla orgánica multisistémica”.

La niña de 12 años permaneció cuatro días con un ventilador, hasta que eventualmente pudo volver a respirar por ella misma. Fue dada de alta el 15 de abril y los médicos explicaron que Juliet podrá seguir teniendo una vida “completamente normal”. 

Los síntomas de COVID-19 en niños no son iguales a los que experimentan los adultos

Kleinmahon explicó que los niños que contraen la COVID-19 a menudo experimentan distintos síntomas que los adultos.

Por ejemplo, en los niños es común que se presenten dolores abdominales y hasta salpullido, en otros casos.

 

Con información de Associated Press

También te puede interesar: Países deben prepararse ante segunda y tercera ola de coronavirus: OMS



Artículos Relacionados

Back to top button