CoronavirusMundoNoticias

Reportan que personas de 30 a 40 años sufren derrame cerebral; tenían COVID-19

El número de personas afectadas es poco, pero preocupante porque desafía la forma en que los médicos entienden el virus

Hace unos días, el Hospital Monte Sinai en Manhattan, comenzó a recibir a muchos pacientes jóvenes que contrajeron la COVID-19, pero resultaron asintomáticos.

No obstante algunos de estos jóvenes de entre 30 y 40 años tuvieron accidentes cerebrovasculares graves, según alertaron médicos de Estados Unidos.

Los pacientes comenzaron con problemas para hablar y para mover la parte derecha de su cuerpo. Lo más extraño es que la mediana de edad de quienes sufren accidentes cardiovasculares de este tipo es de 74 años.

¿Qué tiene preocupada a la comunidad médica?

Tras hacer los estudios correspondientes, se puede ver al cerebro con coágulos de sangre, como si se tratara de un efecto más del COVID-19, dijeron los médicos especialistas al Washington Post.

Además de Monte Sinaí, otros hospitales han reportado que tienen casos similares en pacientes de mediana edad y asintomáticos para coronavirus.

Al parecer, los pacientes no habían presentado síntomas del coronavirus por lo que se encontraban en sus casas manteniendo distanciamiento social como todos los demás, hasta que comenzaron a presentar problemas para hablar y mover una parte de su cuerpo. Fue así como llegaron al hospital.

De acuerdo con el Washington Post, el neurólogo Thomas Oxley detalló que estos pacientes resultaron positivos a COVID-19 tras los estudios correspondientes.

El mismo especialista agregó que durante la cirugía, detectaron que, aun extrayendo los coágulos del cerebro de uno de los pacientes, se formaban otros nuevos en ese mismo instante.

Es el tipo de accidente cerebrovascular más mortal

Conocidos como oclusiones de vasos grandes, o LVO, éstos pueden comprometer partes del cerebro responsables del movimiento, la toma de decisiones y el habla.

La comunidad médica cree que este tipo de accidentes podrían ser consecuencias directas de problemas de sangre que generan coágulos en todo el cuerpo.

El médico Robert Stevens, de cuidados intensivos de John Hopkins Hospital, se dijo “extremadamente sorprendido” de tener que atender a jóvenes de 30 años con accidentes cardiovasculares.

Hasta ahora, el número de personas afectadas es poco, pero preocupante porque desafía la forma en que los médicos entienden el virus. 

En Wuhan ya había ocurrido 

Aunque hay pocos datos al respecto existe un informe previo en Wuhan, China, que arrojó que algunos pacientes hospitalizados sufrieron accidentes cerebrovasculares, pero muchos de ellos estaban gravemente enfermos y eran personas de la tercera edad por lo que no le tomaron importancia.

De Washington Post asegura que, por ahora, tres grandes centros médicos en Estados Unidos se preparan para publicar por primera vez datos sobre este fenómeno, con la esperanza de proporcionar nuevas ideas a la comunidad médica sobre la COVID-19.

 

Con información de The Washington Post.

También te puede interesar: Dos comentaristas de TUDN anuncian su salida por ‘culpa’ del coronavirus

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button