Aparición de gran agujero en la capa de ozono del polo Norte, sorprende a científicos

La radiación ultravioleta puede ser dañina para los seres humanos, pues les puede ocasionar quemaduras solares y cáncer de piel

Científicos se encuentran preocupados, luego de que la semana pasada, una investigación detalló la presencia de un gran agujero en la capa de ozono en el Polo Norte; sobre la atmósfera del Ártico.

Este es el agujero más grande registrado en dicho polo; y es que es tres veces más grande que Groenlandia, no obstante, la investigadora Alexandra Witze afirmó a la revista Nature que no debemos preocuparnos, pues no es peligroso para la salud humana. 

¿Qué es la capa de ozono?

La superficie de la Tierra está cubierta por una delgada capa de ozono que absorbe una porción directa de la radiación ultravioleta que emana del sol.

La radiación ultravioleta puede ser dañina para los seres humanos, pues les puede ocasionar quemaduras solares y cáncer de piel.

Fue el servicio de aplicaciones de seguimiento de datos atmosféricos (AC SAF) de la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos, quien confirmó el 30 de marzo la detección de un nivel mínimo histórico en la capa de ozono en el Ártico.

¿Por qué la pérdida de grosor de la capa de ozono?

Una de las sorpresas de esta situación es que el fenómeno ya se había reproducido a menos escala en ocasiones anteriores, pero ahora parece tener mayores dimensiones y más duración de tiempo.

Entre las posibles causas de este extraño agujero en la capa de ozono en el Ártico están que “este año, poderosos vientos del oeste fluyeron alrededor del polo Norte y atraparon aire frío durante un ‘vórtice polar’”. 

Así, las bajas temperaturas podrían ser las causantes del agujero en el Polo Norte, pues “había más aire frío sobre el Ártico que en cualquier invierno registrado desde 1979”.

Por ello, los científicos explican que las bajas temperaturas formaron nubes de gran altitud, y así comenzaron las reacciones químicas que facilitan la destrucción del ozono.

NO estamos en peligro

El agujero no pone en peligro la vida humana, debido a que, como el invierno en aquella región suele ser muy intenso y obscuro, apenas hay luz solar potencialmente dañina que ocasione radiación en la zona.

Los investigadores también explicaron que a medida que las temperaturas vayan en aumento, el agujero desaparecerá, como afirmó Martyn Chipperfield, químico atmosférico de la Universidad de Leeds, a la publicación Newsweek.

 

Con información de Smithsonian Magazine y Clarín

También te puede interesar: ¡Buena noticia! Capa de ozono se va recuperando lentamente

Salir de la versión móvil