AudioCiro por La MañanaMéxicoNoticias

“Mi agresor se cree Dios, pero soy fuerte y tengo hambre de vivir”: María Elena Ríos, saxofonista

"Me acaban de echar ácido, fuiste tú, y lo primero que hizo fue reírse": Saxofonista mixteca

María Elena Ríos, la saxofonista atacada con ácido el pasado 9 de septiembre por órdenes de su expareja, el empresario petrolero, Juan Antonio Vera Carrizal, detalló cómo su exnovio utilizó su “poder” para amenazarla antes y después del ataque.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva para el noticiero Por la mañana, la joven de 26 años relató que el ex diputado priísta comenzó a violentarla psicológicamente, debido a que mostró un comportamiento posesivo y violento

“‘Cuidado y me dejas, no sabes quién soy, tengo mucho poder económico y político en Oaxaca, si me haces una chingadera lo vas a pagar con Dios’, pero ahora me doy cuenta que él se creía Dios”, dijo la joven.

A dos meses de haber terminado su relación con el empresario, María Elena asistió a un Congreso de directores de bandas sinfónicas en la capital de la entidad, y tras revisar las cámaras de seguridad, se dio cuenta de los sujetos que le rociaron el ácido, ya la seguían.

Una semana después, uno de los sujetos la fue a buscar a su agencia de viajes, supuestamente para que le ayudara a tramitar un pasaporte, y cuando la víctima le dio la espalda le aventó aproximadamente dos litros de ácido, que traía en una cubeta, luego se dio a la fuga.

“Perdí la piel de cara y brazos”, dijo la saxofonista mixteca y señaló que su madre también resultó lesionada de sus brazos y abdomen, ya que la abrazó cuando tenía el ácido en el cuerpo.

Cuando iba a bordo de la ambulancia, la joven llamó al agresor para informarle lo que había ocurrido: “Me acaban de echar ácido, fuiste tú, y lo primero que hizo fue reírse, y me dijo que iba a llegar a donde estaba”.

María Elena lo denunció, pero el sujeto comenzó a amenazarla de muerte, y a casi seis meses de la agresión, sigue prófugo, por lo que la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) ofrece una recompensa de un millón de pesos a quien proporcione información que permita la captura de Vera Carrizal.

“El criminal no deja de revictimizarme de manera anónima, dando entrevistas en redes sociales de medios amarillistas, subiendo fotos íntimas”, señaló.

Añadió que hay avances en la carpeta de investigación, “en el momento no contábamos con un abogado, y desde el primer momento sentimos que esta persona  estaba protegida”.

Denunció que la Fiscalía tiene varios datos del agresor, incluso afirmaron que se encuentra en el país, pero no saben dónde está, por lo que pide que dejen de encubrirlo.

 

 

 

 

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button