score
AudioFórmula Detrás de la NoticiaMéxicoNoticias

“Por temor no denuncié y acabó por destruirme la vida”: María Elena, saxofonista

"No sé como una persona que dice amarte es capaz de destruirte de esta manera": víctima

A seis meses de ser atacada con ácido, la saxofonista mixteca, María Elena Ríos, instó a las mujeres que sufren violencia a no tener miedo y denunciar a sus agresores, asimismo, pidió a las autoridades aprobar leyes que garanticen seguridad y respeto a los derechos humanos de las mujeres.

En entrevista con Ricardo Rocha para Fórmula detrás de la noticia, la joven de 26 años del estado de Oaxaca contó que de inmediato señaló como responsable de su ataque al ex diputado y empresario gasolinero, Antonio Vera Carrizal, debido a su comportamiento posesivo y violento.

“En un principio era lindo y amable, pero mi querer se convirtió en miedo, empezó a ser muy posesivo, violento, razón por la cual estuve en la relación por un tiempo muy prolongado”, dijo la víctima.

Asimismo detalló cómo el exdiputado cambio poco a poco su comportamiento, ya que primero comenzó a ser posesivo y luego vinieron las agresiones psicológicas y físicas.

“Él me empezó a decir ‘eres mía, no vas a ser de nadie más’, ‘ya no vas a tocar porque eres mía’, ‘eres de mi propiedad, yo soy tu dueño’, luego vinieron los insultos, los jaloneos y las manifestaciones machistas […] no sé como una persona que dice amarte es capaz de destruirte de esta manera”, contó María Elena.

La joven saxofonista llamó a las mujeres a no tener miedo ni pena para denunciar a su agresor, quien no sólo le cambió la vida a ella, sino también a sus familiares.

“No tengan miedo, yo lo tuve mucho tiempo y no me atreví a comentarlo por temor a mi agresor, sin embargo acabó por destruirme la vida, pero esto no se debe repetir ya estoy haciendo un llamado a las mujeres, esto es el principio de algo que se puede frenar”, dijo.

Añadió que a seis meses del ataque que sufrió, su expareja sigue prófugo, y ella sigue haciendo la fisioterapia que es muy dolorosa.

“En los 3 meses en Oaxaca y uno en la Ciudad de Mexico, que estuve hospitalizada, me hicieron injertos en los brazos y en la cara, en ese tiempo no me pude mover y los huesos se me calcificaron, quedé como un viejito”.

 

Te puede interesar:

Busca “tu nombre + hallada”: el nuevo experimento viral para visibilizar feminicidios

¿Quién es Giovanna Valdatti?, la modelo que fue asaltada por jugador del Atlas

Se activa Alerta Amber para buscar a Nahomi Sarahí Romero Hernández

 

 



Artículos Relacionados

Back to top button