score
MéxicoNoticias

Alfonso Romo Garza se defiende de acusaciones y niega conflicto ecológico por Enerall

El empresario aclaró algunos puntos de la investigación periodística que señala algunas irregularidades de la compañía de la que es fundador

Luego de que se diera a conocer que el gobierno de México iniciaría una investigación contra Alfonso Romo Garza, jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, acusado de originar un grave daño en un cenote de Yucatán por explotar el acuífero para uso agrícola mediante la empresa de la que es fundador, éste aseguró que no renunciará a su cargo pese a las averiguaciones contra su compañía Enerall.

“¿Que si voy a renunciar? ¡Claro que no! No tengo ningún conflicto de interés ni medio ambiental. Yo empecé este proyecto como la innovación tecnológica a nivel mundial, desde 2011, tiene 10 años. Hemos tenido revisiones de todos, nunca hemos tenido un problema, salvo una discusión con Profepa, tenemos ocho cenotes en custodia, le voy a pedir a la empresa que los inviten, vayan a verlos”, señaló durante una conferencia de prensa en el Salón de Usos Múltiples del Palacio Nacional.

El escándalo parte de la investigación periodística titulada “Un cacique del agua en el paraíso maya”; sin embargo, el empresario se dijo “orgulloso” por haber participado en dicho proyecto.

“No voy a renunciar, estoy sumamente orgulloso por lo que hice, ya no soy accionista, desde el 2017 y 2018. ¿Por qué? Porque entraron fondos, porque es un proyecto grande, porque me vine al gobierno. No soy accionista, no tengo conflicto de interés en nada”, añadió.

Alfonso Garza recalcó que Enerall contribuyó para que la plusvalía de las tierras en la Península de Yucatán aumentara, pues debido a la tecnología aplicada se logra que en dos años se haga lo que a la naturaleza le costaría dos siglos.

“Un ejidatario que tiene 20 hectáreas, que no vale nada su tierra, le ponemos esta tecnología nueva propiedad de mexicanos para convertir suelos improductivos a productivos. Lo que hace la naturaleza en 200 años, lo hacemos en dos. Con 10 mil pesos a 15 mil dólares. Si eso no es crear riqueza, si no es revolucionar la pobreza en México, ¿entonces qué es?”, insistió.

Incluso acusó de ignorancia a los reporteros que elaboraron la investigación pues asegura que lo que más afecta a dicha zona es que los pueblos no cuentan con drenaje por lo que todo se va a las aguas subterráneas y destacó que la empresa utiliza agroquímicos precisamente para no contaminar.

“Dijeron que me eché los mantos freáticos. ¡Qué ignorancia! Con todo respeto a los reporteros. En la Península de Yucatán hay ríos subterráneos, todo lo que se llueve en Tabasco viene subterráneamente, por eso hay cenotes y toda esa agua desemboca al Golfo y al Caribe. Si no cuidamos cómo utilizamos el agua, infectamos. Lo que más infecta a esa zona es que en los pueblos no hay drenaje y todo se va a las aguas subterráneas.

“Dijeron que tenemos acaparada la concesión de Yucatán. Son 12 mil hectáreas en esta prueba piloto. ¿Saben cuánto tenemos de permisos de agua? El 0.4 por ciento de toda la región. Son los únicos predios en México en los que utilizamos agricultura de alta precisión, que tenemos todo computarizado para poner la cantidad de fertilizante por pulgada cuadrada, somos de los más conservadores de todo lo que son agroquímicos para no contaminar”, finalizó.

Con información de Proceso

También te puede interesar:

La reactivación de plataformas marítimas en Tamaulipas, harán más competitivo a México

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button