MéxicoNoticias

La polémica del avión presidencial ‘José María Morelos y Pavón’

El avión presidencial llegó a México en 2016, para sustituir al Boeing 757-200 "Presidente Juárez"

A poco más de un año de que el avión presidencial fue trasladado a California para ponerlo a la venta, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el 14 de enero que la aeronave regresará a México, para que sea exhibida, mientras se vende o se renta.

El TP01 Boeing Dreamliner 787-8 ‘José María Morelos y Pavón’ fue comprado en 2012, al final del sexenio de Felipe Calderón, a un costo de 218 millones de dólares, equivalentes a 2.900 millones de pesos de la época (unos 154 millones de dólares a precios actuales), y ahora será vendido en 130 millones de dólares.

Durante la madrugada del 3 de febrero de 2016, llegó la aeronave al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, procedente de Dallas, Texas, reemplazando a la aeronave Boeing 757-200 “Presidente Juárez”, que estuvo a servicio del Estado por 28 años.

Lo que hay detrás del avión presidencial

El avión no sólo causó polémica por su oneroso costo, sino también porque se tuvo que construir un nuevo hangar presidencial en el AICM, por el que se pagaron mil millones de pesos a una de las empresas de Juan Armando Hinojosa Cantú, dueño de Grupo Higa, constructor y financiero de la “Casa Blanca”, así como de propiedades de Luis Videgaray, ex secretario de Hacienda.

A las 11:00 horas del 3 de diciembre de 2018, el avión presidencial partió del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) rumbo al Aeropuerto de Logística del Sur de California, en Estados Unidos para facilitar su venta.

Lo anterior, luego de que López Obrador se comprometió a venderlo durante su campaña presidencial, pues comentó varias veces que “ese avión, no lo tiene ni Obama”.

Venta fallida

La venta del avión falló, debido a que “es muy grande y costoso”, por lo que “no es fácil fácil conseguir clientes”, informó el mandatario el pasado 24 de diciembre.

El director general del Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras), Jorge Mendoza, informó que se gastaron 13 millones de pesos para su preservación y 15 millones de pesos en mantenimiento.

De acuerdo con el periodista Omar Aguilar, el Gobierno de México habría gastado casi lo mismo si lo hubiera usado.  Además, en este monto se suma los recursos devengados por la actual Presidencia de la República en gastos de viaje como boletos de avión comercial y otros traslados.

A la fecha existe un remanente de 144 millones de dólares de la operación inicial que aún debe pagarse, es decir, no es propiamente una venta sino un traspaso de la operación debido a que la deuda está vigente con la empresa. Quien quiera comprar el avión deberá hacerse acreedor también de la deuda que aún se tiene.

Con información de Proceso, Animal Político y La Jornada

Te puede interesar: 

AMLO aseguró que el Avión Presidencial no era óptimo para volar en México por el tiempo de vuelo

Tras venta fallida, regresa a México el avión presidencial, baja su precio

¿Qué pasa con el avión presidencial que no vuela?

 

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close