Xóchitl trabajaba en el bar Caballo Blanco para mantener a sus dos hijos; ayer murió calcinada

La joven Xóchitl Nayhelli Irineo Gómez trabajaba como bailarina en el bar Caballo Blanco para mantener a sus dos hijos, pero ayer murió calcinada.

Xóchitl Nayhelli Irineo Gómez, una joven de 24 años, fue una de las 28 víctimas que falleció calcinada en el bar Caballo Blanco de Coatzacoalcos tras el ataque que presuntamente fue efectuado por Ricardo “N” alias “La Loca”.

La joven Xóchitl fue reconocida por sus familiares por dos tatuajes que portaba en el brazo y en la espalda, con los nombres de su esposo y su hijo.

Xóchitl trabajaba como bailarina en el bar Caballo Blanco; las ganancias que obtenía eran destinadas a la manutención de sus dos hijos de 5 y 7 años.

“Te voy a extrañar, mi princesa hermosa. Dios te reciba en sus brazos. No sabes qué dolor tan grande tiene mi alma y mi corazón. Yo cuidaré de tus hijitos. Te amo, mi hermosa Nayhelli Irineo Gómez. Descansa en paz”, publicó la madre de la joven Xóchitl en su cuenta personal de Facebook a modo de despedida.

En su mensaje, la madre de la víctima también reveló que los restos de su hija serán velados este 28 de agosto en la calle Fosfórica #102 de la colonia Fertimex, en Coatzacoalcos, Veracruz.

En el mensaje también se compartió el número de cuenta 55791001716980 51 del banco Santander, para quien quiera apoyar con los gastos del funeral de Xóchitl.

Con información de La Silla Rota

También te puede interesar:

“Blindan” Coatzacoalcos por masacre en bar; buscan identificar a los responsables

Salir de la versión móvil